Buscador
Te encuentras en:
ENTREVISTA - IMS

Thomas Huber: “Ha llegado el momento de volver al alpinismo”

El hermano de Alex Huber es mucho más que eso. Sus logros en las grandes montañas le llevaron a ganar el Piolet d’Or en 2000. Hablando con él se descubre una personalidad divertida y generosa, que continúa apasionada por la escalada y el alpinismo, al que planea volver.

Isaac Fernández - Jueves, 1 de Diciembre de 2011 - Actualizado a las 19:01h.

Comenta, vota y comparte esta noticia comentarios | votos
Facebook Twitter Mail Imprimir noticia
Thomas Huber
Thomas Huber (Isaac Fernández)

Galería Noticia

  • Thomas Huber Thomas Huber (Isaac Fernández)
  • Thomas Huber Thomas Huber (Isaac Fernández)
  • Thomas Huber en 'Stoamanndl' (Loferer Alm, Austria) Thomas Huber en 'Stoamanndl' (Loferer Alm, Austria) (Adidas)
  • Aérea imagen de Thomas Huber sobre el largo  Flying Buttres (5.13a, 7c+) de Zodiac, 8b+ en El Ca... Aérea imagen de Thomas Huber sobre el largo Flying Buttres (5.13a, 7c+) de Zodiac, 8b+ en El Capitán.
    Foto: Col. Hermanos Huber
    (desnivel)
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Thomas Huber se despide después de la entrevista que viene a continuación con un consejo que dice mucho de él: “Sé siempre feliz, si no eres feliz con lo que haces estás en el deporte equivocado, estás en el camino equivocado”. Efectivamente, es una persona feliz y que se adivina contenta con aquello que hace.

El alpinista y escalador (por este orden) alemán, hermanísimo de Alex en la cordada conocida como los Hermanos Huber, se revela como un torrente de energía. Parece del tipo de personas que no hace ninguna cosa por el simple hecho de hacerla, sino que exprime como un limón cada una de sus experiencias y cada una de sus vivencias. Tampoco habla por hablar ni dice las cosas por decirlas. Pueden aparecer dudas sobre si se encarna en filósofo o es un iluminado; en cualquier caso, habla con pasión y se mueve con los ojos bien abiertos.

Su apariencia es marcadamente salvaje. Pero su interior, que va emergiendo detrás de un telón de introspección durante la conversación, descubre una personalidad tremendamente humana, divertida y con una profunda generosidad. Una generosidad que lo llevó en su día a renunciar a su prometedora carrera como alpinista de altísimo nivel en pos de la felicidad que ha obtenido recorriendo las paredes del mundo con su hermano. Entre sus logros alpinísticos, destacan la apertura de la ruta Tsering mosong (VII+, A3+) al Latok II (7.108 m) en 1997; la segunda ascensión de la cara suroeste del Latok IV (6.445 m) en 1999; la primera ascensión del pilar norte del Shivling (6.543 m) con Iwan Wolf, que le valió el Piolet d’Or de aquel año; o la primera ascensión al Ogro III (6.800 m) y la segunda al Ogro (7.285 m) en 2001.

"Desde que me metí en el mundo de la escalada profesional, sé que el tiempo es lo más importante que hay en la vida"

Después de un largo paréntesis de diez años, en los que ha acompañado a su hermano en grandes escaladas por paredes de medio mundo, parece que ha llegado de nuevo el momento del alpinismo.

El título de tu presentación en la IMS era En un vacío en el tiempo, ¿por qué es tan importante el tiempo para ti?
Desde que me metí en el mundo de la escalada profesional, sé que el tiempo es lo más importante que hay en la vida, porque siendo un escalador o montañero profesional no tengo la oportunidad de entrenar o escalar cada día, porque tienes un montón de cosas que hacer: responsabilidades de trabajo, asistir a presentaciones, hacer entrevistas… De repente, me di cuenta de que el horario es muy apretado. Y cuanto más famoso eres, más apretado es el horario. Por eso el tiempo es lo más importante, porque el tiempo te da la oportunidad de hacer lo que más te gusta. Y a mí hay dos cosas que son las que más me gustan: estar con mi familia y pasar buenos momentos con ella, y estar en las montañas.

O sea, que los sponsors o esa parte profesional de la escalada te resta tiempo de las partes más importantes de la vida para ti…
Sí. Es una pérdida de tiempo, pero también me brindan la oportunidad de llevar este tipo de vida, o sea que simplemente se trata de encontrar el equilibrio. A veces, en esta época en que el tiempo tiende a avanzar más y más deprisa, es difícil encontrar ese equilibrio. Y a veces, cuando hablas con las empresas tienes que saber decir no. Decir no en este negocio es también importante, porque el tiempo es también lo que vives, es tu vida. Y si vas demasiado lejos en el alpinismo y te olvidas de decir que no en determinado punto de tu camino hacia la cumbre puedes morir y entonces tu tiempo se termina.

"En las montañas, hay que saber decir que no"

¿Cuándo fue la última vez que dijiste tú que no?
Hace poco dije que no: Mi hermano y yo tenemos una vía llamada Karma, de siete largos con un par de ellos de 8c y otros dos de 8a, en Loferer, pero no teníamos tiempo material para terminarla porque hacía demasiado calor y decidimos que no iba a ser este año. Dijimos que íbamos a frenar este proyecto, que íbamos a entrenar más, y ojalá el año que viene consigamos terminarlo. Pero es algo mental, simplemente para estar centrados, como para decirnos: la escalada es tan maravillosa, no debería forzarse tanto como para quedar harto de ella, no queremos eso. Debes decir no.

En las montañas, algunas veces he tenido que decir no. En Patagonia, por ejemplo, o también en la Antártida dijimos no. Quizás un par de días después pudimos continuar, pero en ese momento dijimos que no porque quizás era demasiado peligroso. Siempre tienes que saber que el montañismo es un deporte peligroso. Y tu vida, especialmente en esa naturaleza, se encuentra algunas veces en un borde muy afilado. Tienes que ser consciente de ello en cada minuto y de cada segundo, y cuando lo sabes, entonces te sientes realmente bien en ese camino.

La otra parte del título de tu presentación era el “vacío” en el tiempo. ¿Cómo lo explicas?
El vacío del tiempo, es bastante simple. Tú tienes el tiempo de tu vida: naces, vives y mueres. Pero hay algunos momentos en la vida, que son poco comunes y que es bueno que sean poco comunes, pero que a la vez son tan ricos… Creo que todo el mundo conoce estos momentos en los que piensas que el tiempo no corre… En los que no hay nada que importe más allá del momento. Es increíble. Es quizás cuando escalas una vía muy dura pero te parece fácil. Te habías caído muchísimas veces en esa vía pero de repente todo funciona muy fácil. Ese es uno de los momentos que cualquiera podría definir como “un momento perfecto de la vida”, y ese es el vacío. La fortuna, la ‘suerte’ [Nota del redactor: dice esta palabra con mucha fuerza y en castellano; la repetirá así en adelante].

Eso es algo espiritual…
Es algo espiritual. Alguna gente no espera esos momentos de ‘suerte’ y esta gente sólo va de un objetivo a otro. Quizás es muy buena en aquello que esté haciendo, ya sea la escalada o el alpinismo o quizás tu trabajo, pero no sienten el momento. Sólo hace falta mirar a los ojos de esa gente para ver que están tristes, porque sólo tienen la codicia de tener más, más, más… y no pueden detenerse y respirar.

¿Entiendo entonces que tú eres feliz con tu vida y tu manera de ver las cosas?
Soy super feliz. También tengo la filosofía de que cada uno tenemos las habilidades de sentir ese momento de ‘suerte’ en una parte muy pequeña de tu vida: con la familia, en un momento perfecto en que abres una botella de cerveza fría… Hay que aprender a vivir esos pequeños momentos perfectos, aceptarlos y estar a punto para los grandes. Si no, cuando llegan los grandes momentos perfectos, no hay base para sentirlos.

Dices que la familia es muy importante para ti y todos nosotros te conocemos como una parte del paquete Hermanos Huber, ¿cómo es tu relación con tu hermano en las montañas? ¿Forma parte de esa importancia que le das a la familia o es otra cosa?
No, no, es la relación de la familia, la relación de la misma sangre. Es mi hermano y es una historia totalmente diferente que escalar con cualquier otro compañero. He aprendido de mi experiencia cómo tiene que ser la cordada perfecta. Si eres un gran montañero, la manera fácil es encontrar a alguien que sea tu mejor contrapartida, y entonces puedes crecer. Pero Alex y yo somos los dos machos alfa, muy fuertes de mente, y creo que si no fuéramos hermanos sería muy difícil escalar juntos. Pero de alguna manera, nos sentimos tan próximos desde nuestra niñez que estos dos fuertes caracteres se convierten en una sola cosa que es asombrosamente poderosa.

"Wolfgang Güllich podría significar para mí… más o menos todo"

¿Piensas que quizás esa sea la clave que explica que varias parejas de hermanos sean tan buenos como cordada?
Sí, por supuesto. Estoy convencido de que esa es la razón por la que los hermanos Pou y muchos otros son realmente exitosos en este caso, porque la mayor parte del tiempo el hecho de ser hermanos te lleva a un terreno totalmente nuevo de exploración. Es maravilloso, cuando nos peleamos con mi hermano durante el camino y a la hora siguiente somos los mejores amigos. Nos podemos amar o nos podemos mandar a tomar por culo… nos conocemos el uno al otro, y es también muy importante el hecho de poder pelear o discutir. Porque, por ejemplo, en una expedición, nadie puede decir que todo el mundo sea muy feliz después de cinco semanas esperando sentados allí. Si no eres hermano, de repente te puede salir un “que te den por culo”, y entonces es algo personal y todo se cae a pedazos. Pero como hermanos, yo conozco a mi hermano y sé exactamente cómo reacciona, por lo que puedo pellizcarlo o él puede pellizcarme a mí, y sabemos que sólo es por ese momento y que en seguida desaparece.

Cambiando de tema, dedicaste tu presentación a dos personas muy importantes para ti, Wolfgang Güllich y Kurt Albert, ¿qué significan para ti?
Wolfgang Güllich podría significar para mí… más o menos todo. Todo escalador tiene un ídolo y quizás las jóvenes generaciones nos tengan como ídolos a Alex o a mí o a quien sea. Sé que Wolfgang no era mucho mayor que yo, quizás diez años, pero fue la década en la que vi las fotografías de Yosemite en las que Güllich escalaba por ejemplo la vía Alien, con su cuerpo increíblemente entrenado sosteniéndose con una sola mano. Yo leía las revistas y buscaba en ellas a Wolfgang y Kurt, porque ellos iban a unos sitios adonde yo también quería ir. Indudablemente, ellos me inspiraron, encontrando nuevas líneas y nuevas formas. Ayer estuve hablando del tiempo y dediqué la presentación a Wolfgang y Kurt para dejar constancia de que ellos vivieron la vida del modo en que comenté al principio, cuando explicaba el título: vives, naces y mueres y tienes que ser consciente de la vida. Se lo dediqué por dos razones: primero porque ellos me mostraron mi camino y segundo para mostrar a la gente que no vivieron mucho tiempo pero vivieron cada segundo de su vida, y eso es genial. Ellos sabían lo que es vivir en una especie de vacío en el tiempo, porque ellos aceptaban la ‘suerte’; aceptaban la vida.

¿Cómo describirías a Thomas Huber? ¿Quién eres tú?
¿Quién soy yo? Soy un hombre de familia, conectado a tierra, divertido y un escalador apasionado. La escalada y las montañas son mi vida, absolutamente. Y aunque tenga 44 años, mi corazón es bastante más joven.

"No siempre es necesario que sigas el camino en el que eres el mejor"

Dices que siempre estás buscando nuevas cosas, nuevas líneas, has estado en Yosemite, los Alpes, el Karakórum, Patagonia e incluso la Antártida… ¿siguen existiendo nuevas cosas y nuevas líneas?
Sí, y realmente deseo que mi cuerpo me ayude a jugar el mismo juego que mi mente, porque mi mente está loca. Estoy loco, y realmente quiero seguir la línea de la exploración, de encontrar nuevas cosas, porque todavía hay mucho que hacer. Quiero ver qué hay más allá de la siguiente esquina, como un niño pequeño.

"En realidad, el éxito o los objetivos son sólo la herramienta para sentir el momento"

¿En qué actividades estás más interesado actualmente?
Todavía escalar, escalar y escalar, y también en el futuro alpinismo. Hubo un tiempo, en 2001, en que hice el Ogro, el Shivling, el Latok y todo iba muy bien y me sentía muy fuerte en altura, pero entonces Alex dijo “las expediciones están bien, pero lo que yo realmente quiero hacer es escalar”… Ese fue un momento fuerte para nosotros como hermanos. Mi camino quizás hubiera sido algo parecido al de Steve House, en el alpinismo, porque sé que soy muy fuerte en ese entorno, y Alex quería volver más a la escalada, y entonces dije “ok, tienes razón”. Los argumentos estaban de su parte, ya que él decía que cuando fuésemos mayores todavía podríamos ir a las grandes montañas y mientras tanto podíamos tomar el camino de la escalada. Y volví a la escalada e hicimos la Zodiac e hicimos el récord de velocidad a The nose e hicimos muchas otras cosas… Creo que fue una buena decisión, no sólo por nuestro deporte sino que mentalmente también fue una buena decisión porque regresamos como un gran equipo y Alex ha sido uno de los escaladores punteros. Yo quizás he estado siempre un paso por detrás, especialmente en la escalada… Quizás soy mejor en alpinismo, pero realmente quería volver a la escalada a pesar de que Alex fuera ligeramente mejor. Ahora somos un poco más iguales; la edad nos ha hecho iguales. Y fui muy feliz. No siempre es necesario que sigas el camino en el que eres el mejor; para mí, la cuestión social es lo más importante. Y en nuestro caso, lo más importante fue que volvimos a estar encordados otra vez. Para mí, por supuesto fue un paso atrás, pero para nosotros fue un enorme paso adelante y estoy contento por ello.

Es una manera muy poco habitual de ver las cosas. No hablas de resultados, de éxito…
No, para ser honesto, cuando abras el libro de tu vida al final, no siempre trata de resultados, sino de los momentos sociales, de lo honesta que haya sido tu vida, de lo grande que haya sido tu vida. También tiene que haber algunos éxitos, por supuesto, algunos momentos… En realidad, el éxito o los objetivos son sólo la herramienta para sentir el momento, nada más. Yo creo que no soy un cazador, que cuelga sus trofeos en la pared; no voy por ahí diciendo: soy el Hombre-Ogro, soy el Hombre-Shivling, soy el Hombre-Zodiac… No, eso no es importante.

"No estamos interesados en las vías normales a las grandes montañas"

¿Cuáles son tus próximos objetivos, además de Karma?
Esa es siempre la pregunta que menos me gusta. Incluso cuando regresas a casa con una historia bonita de una gran expedición, con un cuento bonito que contar en la mochila, siempre te dicen: “Hola, buenos días, Thomas, tengo una pregunta, ¿qué será lo próximo?”. La gente siempre quiere saber qué será lo próximo. Algo que te puedo decir es que queremos explorar, queremos encontrar nuevas líneas y llevarlas a cabo. Vamos a seguir viajando alrededor del mundo, encontrando grandes cosas no sólo para los medios… por supuesto, somos profesionales y también tenemos que trabajar con ello, pero es más para nosotros. Y por supuesto también vamos a ir a las grandes montañas. Estamos alcanzando la edad para ello.

O sea, ¿que os veremos no sólo escalando sino también como alpinistas?
También como alpinistas. Lo que sí quiero decir es que no estamos interesados en las vías normales a las grandes montañas. Ese no es, por supuesto, mi camino.

"La nueva generación tiene que encontrar su propia forma de hacer las cosas"

Eso es algo que tiene que ver con la siguiente pregunta: ¿qué es lo más importante para ti, el estilo o la pared, el estilo o la montaña?
Creo que es una progresión. Anteriormente, había una gran cantidad de paredes y montañas vírgenes, y lo más importante era el muro, la línea. Ahora, con toda esa cantidad de gente escalando los muros más preciosos sin dejar material tras ellos, como en el Cerro Torre donde la mayoría de líneas se escalan así… Hay que encontrar nuevas formas de hacer, y eso corresponde a la generación de los jóvenes. Quizás no se trate de ser el más rápido o de escalar lo más difícil, sino de encontrar nuevas formas, y quizás nuestras mentes están demasiado cerradas para verlo y la nueva generación pueda verlo. Estuve hablando de este tema con Marko Prezelj y estoy seguro de que en el futuro el estilo será mucho más importante. Ese será el reto. Y veremos algún día una cordada escalando una cara norte en el buen estilo, de la manera correcta, o quizás escalarán una cara norte alpina limpiando toda la basura de los rusos. Quizás este es el estilo de montañismo ecológico, renaturalizando la montaña hacia lo que había sido antes. Eso quizás puede formar parte del montañismo. Algo de retorno a lo esencial: ser un fuerte alpinista en estilo alpino y a la vez ser el perfecto ‘limpiador’.

Curiosa y futurista manera de ver las cosas…
Sí, la nueva generación tiene que encontrar su propia forma de hacer las cosas, porque nosotros –nuestra generación- cometimos un error: pensamos que nuestra generación, y por eso estoy en contra de equipar totalmente con parabolts vías alpinas, tenía que escalar una vía cada tres metros y tenemos que dejar que la próxima generación pueda desarrollarse. Creo que Adam Ondra se encuentra en un buen camino, pero incluso él necesita encontrar no nuevas líneas sino nuevas maneras, pero estoy seguro de que él lo está haciendo, porque sino al final no será suficiente para ser el escalador más fuerte.

En otro orden de cosas, recientemente has estado colaborando con organizaciones sociales, que dan apoyo a varios proyectos, ¿podemos hablar de ello?
Sí, claro. Es algo normal. Te haces más famoso y recibes más emails: “por favor, ayuda a este hospital en África; podrías colaborar con esto de aquí; formar parte de aquello de allá”… Es masivo. Y es muy difícil filtrar lo que deberías decir o lo que deberías hacer, porque todo es bueno pero no puedes bailar en todos los escenarios. No es posible. Por ello, sólo me ocupo de un gran proyecto y estoy al 100% con él; es el de Himalaya-Karakorum-Hilfe, porque ya existía cuando empezamos, antes de que fuéramos famosos, y por eso es tan importante para mí, porque es real y es honesto. Alex y yo hemos recogido al menos 100.000 euros, y cada año se han podido construir buenas cosas en Skardu, en Askole, en Kurphe… pero no solo poniendo ahí los edificios, sino modernizando canalizaciones, haciendo un pequeño hospital, sólo ayudándoles a que los standards de salud sean un poco mejores y que así no haya tanta mortalidad infantil.

¿Sientes que esta cooperación forma parte de tu actividad como escalador o es otra cosa?
Sí, es otra cosa, pero a la vez quieres devolver algo de vuelta. Algo simple: cada año, si no voy a Pakistán, mando una carta con algo de dinero a Ismail y Kassim. ¿Sabes por qué? Primero de todo, ellos no son los más pobres pero no lo necesitan, pero principalmente porque yo los utilizo siempre en mis presentaciones: cantan para mí, rezan para mí y yo los filmo, hago un show con ello, y esto es simplemente para darles las gracias y decirles que ellos me ayudan a mí y yo quiero ayudarles a ellos. Y eso es muy importante en la vida: si tú recibes algo de alguien, debes dar también algo a cambio. Si aceptas ese círculo, todo fluye maravillosamente. He pasado grandes momentos con ellos y espero pasar grandes momentos en el futuro en Pakistán y en el Karakórum. Con Himalaya-Karakorum-Hilfe puedo devolver al Karakórum algo de eso.

Información relacionada

Volver a portadilla

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información
Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Literatura de montaña

  • Transalpina en BTT Enrique Antequera Te ofrecemos toda la información para que no tengas excusa a la hora de afrontar...
  • Mujer mariposa mujer tortuga Pati Blasco Este libro es una recopilación de textos del blog de la autora y también de...
Publicidad
  • Chaqueta Vapour Light Hypertherm de Berghaus Premio Desnivel de Material 2014: vídeos de los productos ganadores Solo 11 productos, de entre más de 200 candidatos recibidos, se alzaron con el premio independiente que Desnivel ha otorgado –en su sexta edición– a las novedades más destacadas del año. En estos vídeo-resúmen con la entrega de los diplomas conocemos más de cerca los ganadores.
  • James Pearson y Caroline Ciavaldini exploran la escalada clásica en Rocklands Descubren un sorprendente potencial para escalar con cuerda y seguros flotantes en una de las mecas del búlder mundial. Destacan las líneas de dificultad media, de entre 6a y 7b+, y de entre 15-25 metros aunque también las hay de centenares de metros.
  • Feria Outdoor 2014. Jordi Salas con una nueva cinta adherente que comercializará Evolv, perfecta para vendaje de dedos en escalada (sin pegamento pero muy resistente y transpirable) Feria Outdoor 2014 (III): Novedades en material de escalada Seguimos haciendo un repaso de las principales novedades presentadas en la feria alemana de Outdoor (celebrada del 10 al 13 de julio en Friredrichshafen), esta vez centrándonos en el campo del material de escalada, donde, después del calzado, hemos visto más innovaciones de los fabricantes.
Publicidad
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |


© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com