Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
NARANJO DE BULNES

Zunbeltz liberada desde abajo

Encadenada por Iker íntegramente, el proyecto free de los hermanos Pou cierra su segundo capítulo en tres días: 8b+ en la Oeste del Picu. Portafolio

Viernes, 17 de Octubre de 2003 - Actualizado a las 12:13h.

Iker en libre sobre Zunbeltz, Oeste del Naranjo. <br> Foto: Javier BaraiazarraIker en libre sobre Zunbeltz, Oeste del Naranjo.
Foto: Javier Baraiazarra

Zunbeltz, A4 de la cara oeste del Naranjo ya cuenta con su primera ascensión en libre. Los pasados 9, 10 y 11 de octubre, con Iker como primero de cuerda, los hermanos Pou culminaban la segunda de las siete tapias en libre que conforman su proyecto 7 Paredes 7 continentes. El segundo intento desde abajo, después de probar y liberar la ruta largo a largo previamente, fue el bueno.

Jueves 9 de octubre, primera hora de la mañana en Vega Urriello. El termómetro no pasa de los 0 grados al pie de la cara oeste. Toca esperar. A eso de la una de la tarde, con cinco o seis grados nada más, Iker ataca el primer largo de Zunbeltz en libre. 8a/a+, que sale a la primera y sin problemas, pero "iba congelado" asegura el vitoriano. Segunda tirada, la más dura, 8b+. "Subí primero de chapa a chapa colocando las expreses, y al segundo me caí pasando el tramo duro del largo". Consiguiente mosqueo porque "hay que repetir y además íbamos tarde. Al siguiente intento ya lo encadené, y eso nos dio un buen subidón de moral".

Tercer largo, 8a. "Lo hice también a la primera, pero pasando muchísimo miedo, porque en el último tramo del largo vas sólo protegido por aliens y encima la fisura final estaba completamente empapada. No me caí de milagro. En 28 metros sólo hay dos parabolts, y en el resto del largo teníamos un par aliens y un par fisureros triangulados, a ver si aguantaban. Pero en realidad los problemas empezaron a partir de ahí. Hasta entonces no íbamos tan mal (a pesar del retraso), y todavía queríamos hacer otros dos largos de 7b+, dormir en la hamaca, y salir al día siguiente".

Buriles fuera

Iker liberando la fría Oeste del Naranjo. Además de frío, también hubo mucho miedo durante toda la vía. <br> Foto: Javier BaraiazarraIker liberando la fría Oeste del Naranjo. Además de frío, también hubo mucho miedo durante toda la vía.
Foto: Javier Baraiazarra

Cuarta tirada, 7b+. "En este me caí. Es un largo bastante expuesto, iba con las manos congeladas, y encima la línea en libre va un poco más a la derecha de la línea de buriles. Tenía que volver a chaparlos, porque además no había puesto las expreses previamente. En uno de ellos vi que no podía chapar, ya llevaba bastante distancia respecto al buril de abajo, y empecé a rezar de todo porque veía que no controlaba y me iba a caer sobre un buril súper viejo".

Efectivamente, hubo sartenazo, "unos 10 o 12 metros", pero además volteo y aterrizaje forzoso. "Al caer arranqué el buril anterior y caí de cabeza hasta el siguiente. Me llevé un buen susto porque me volteé al petar el buril, y menos mal que llevaba casco, porque fui de cabeza contra el muro".

Dudas sobre si seguir o no, Iker comprueba que está entero, y después de recuperarse de la caída, "me llevó un buen rato porque estaba medio mareado, y del golpe me había hecho daño en una muñeca", el pelirrojo se lanzó de nuevo a por el largo, ahora, claro está, con un seguro menos. Ah, precisamente, el buril que estaba en mejor estado. Esta vez sí consiguió encadenar, pero el día se les había echado encima, y decidieron subir a la hamaca (fijada en la reunión del sexto largo) y continuar al día siguiente.

La casa patas arriba

Eneko en la hamaca, que descubrieron completamente destrozada la primera noche del intento definitivo. <br>Foto: Colecc. PouEneko en la hamaca, que descubrieron completamente destrozada la primera noche del intento definitivo.
Foto: Colecc. Pou

Malas noticias. A las ocho y pico de la noche descubren que "la hamaca estaba desmontada por el viento. Dos barras estaban totalmente torcidas, y además parte del material había volado, el viento había arrancado varios mosquetones con la maza y varios clavos". Maniobras de reparación colgados del vacío, y por fin, a eso de las 00:30, recolocan la hamaca y... siguen las sorpresas. "Fuimos a preparar la cena y al sacar la comida descubrimos que además los sacos estaban empapados, porque había entrado agua en el petate. Total, que al final dormimos un par de horas".

Segundo día. "Nos levantamos más doblaos que otra cosa, y para calentar decidimos hacer primero el sexto y séptimo largo, y después rapelar de nuevo hasta la hamaca y encadenar el quinto largo". Afortunadamente los tres (7b, 7b+ y 7b+, respectivamente) salieron a la primera, después, eso sí, de que el propio Iker, siempre en libre, preparara muy bien cada tirada previamente, colocando todos los seguros.

"No quería arriesgarme a otra caída igual, y en el largo de A4 (L5, 7b+ en libre) el paso duro queda lejísimos del buril, a 10 metros o más, y encima está medio salido. Si te caes tampoco aguanta y puedes llegar a la reunión". Hablamos de un largo "bastante curioso, de 45 metros y bastante psicológico. Tiene 4 o 5 buriles seguidos en la entrada, y luego se separan mucho. Dejas un buril muy lejos y entras en un tramo largo de plomos, pero para el libre no sirve ninguno, y como no aguantan caídas, no paraba a chaparlos. Desde ahí hasta la entrada de reunión hay 15 o 20 metros sin seguros, y entre medias tienes que intentar meter algún alien o fisurero, pero el material no entra muy bien. Luego, Eneko recuperando el largo los sacaba al colgarse de ellos".

Mejor sin caerse

Iker (izq.) y Eneko Pou celebrando el encadenamiento de Zunbeltz, 8b+, desde abajo, por parte del primero. <br>Foto: Javier BaraiazarraIker (izq.) y Eneko Pou celebrando el encadenamiento de Zunbeltz, 8b+, desde abajo, por parte del primero.
Foto: Javier Baraiazarra

Quedaba un largo de Zunbeltz, el octavo, 25 metros en torno a "6c/6c+, no creo más, pero también muy expuesto, porque el material entra muy mal, y sólo tiene un buril en medio del largo. No te voy a mentir, la verdad es que hemos ido toda la ascensión acojonados. Son tiradas en las que no te puedes caer, porque puedes volar el largo entero".

Segunda noche. Vuelta al hotel colgante. La cosa fue algo mejor. "Los sacos se habían secado porque los dejamos aireándose al viento, pero lo que es dormir, no pegamos ojo. La hamaca no estaba bien colocada tampoco, salimos por la mañana muy pronto... y salimos muy cansados". Por encima, terreno ya conocido, largos del Pilar del Cantábrico y la Rabadá-Navarro, pero en qué condiciones..."Pasamos mucha tensión, y salimos destrozados. El tercer día casi no teníamos agua ni comida, y la parte de arriba, que yo la tengo hecha desde varias vías, tardamos en hacerla cinco o seis horas, cuando he pasado ese tramo en hora y tres cuartos. Íbamos muy espesos, que decimos nosotros, muy pausados y asegurándolo todo".

>>Entrevista: Iker, Zunbeltz, y el Proyecto Pou

Volver a portadilla

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Escaladores

Ver todo Escaladores

+ Libro

  • Portada del libro "Speed. Las tres grandes paredes norte de los Alpes en tiempo récord" por Ueli Steck Las siete horas que cambiaron la vida de Ueli Steck

    El logro más espectacular de Ueli Steck ha sido su trilogía de ascensiones rápidas en la cara norte del Eiger, las Grandes Jorasses y el Cervino, que en total sumaron 7 horas y 4 minutos. El libro 'Speed' habla de este proyecto y de las sensaciones que lo acompañaron.

  • Portada del libro" Besa o mata. Confesiones de un escalador en serie", por Mark Twight Mark Twight: el alpinista punk sin pelos en la lengua

    Las montañas dejan cicatrices en el cuerpo y en el ego. Mark Twight forzó su límite en vías extremas y plasmó sus sentimientos en artículos que son como heridas abiertas. El libro Besa o mata los recoge.

  • Portada del libro: Entre cero y ocho mil metros, por Kurt Diemberger Más que deporte: los asuntos “imprevistos” de una expedición

    Tras una escalada de éxito hay mucho más que deporte. La relación con los patrocinadores, con los medios de comunicación o incluso con los ofendidos por temas inesperados son escollos que también hay que salvar. No es nuevo: ya le pasó a Kurt Diemberger en 1958 cuando escaló la norte del Eiger.

  • Portada del manual Correr por montaña de Marc Bañuls Cómo combatir los pensamientos negativos durante una carrera

    Ediciones Desnivel publica Correr por montaña. Manual práctico, un libro que ayuda a que nuestras salidas, aunque cansadas, sean enormemente placenteras. Marc Bañuls propone estrategias para entrenar, alimentarse o gestionar los pensamientos negativos que a veces nos frenan.

  • Kurt Diemberger se contempla a sí mismo en el IX Ciclo de Conferencias de Montaña de Tarragona 2016 Celebramos los 85 años de Kurt Diemberger con la reedición de 'Entre cero y ocho mil metros'

    Kurt Diemberger es el único alpinista vivo con dos primeras ascensiones a un ochomil en su currículum. Hoy cumple 85 años y Ediciones Desnivel lo celebra con el anuncio de la próxima reedición del libro Entre cero y ocho mil metros, un clásico de la literatura de montaña.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com