Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
ESCALADA EN PUNTO VERDE O EN CHAPA NEGRA

Nueva tendencia en la deportiva: escalar sin usar las chapas

Un nuevo estilo de escalada ha irrumpido en las escuelas de deportiva. Algunos escaladores han empezado a ascender las vías sin hacer uso de las chapas, progresando con seguros flotantes. Analizamos dicha tendencia y hablamos con quienes la practican.

Isaac Fernández - Jueves, 2 de Febrero de 2012 - Actualizado a las 08:00h.

Carlos Logroño escala 'Sherlock Holmes' 7c+ con seguros flotantes Reproducir

Carlos Logroño 'Citro' escala 'Sherlock Holmes' 7c+ (Vadiello) usando seguros flotantes en lugar de las chapas

Galería Noticia

  • David Bautista metiendo un alien tras varios metros sin poder colocar nada David Bautista metiendo un alien tras varios metros sin poder colocar nada
  • Daniel Crespo y David Bautista, tras escalar una vía en chapa negra Daniel Crespo y David Bautista, tras escalar una vía en chapa negra
  • Álvaro escala en el granito de La Risca en estilo chapa negra Álvaro escala en el granito de La Risca en estilo chapa negra
  • Jorge Lantero, escalando una vía equipada con sus cacharros Jorge Lantero, escalando una vía equipada con sus cacharros
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Greenpoint, punto verde o chapa negra. La última tendencia en la escalada deportiva tiene nombre, pero ¿en qué consiste exactamente? ¿Quién la practica? Recientemente, han circulado vídeos a través de Internet en la que algunos escaladores ascendían vías de deportiva usando seguros flotantes en lugar de las consabidas chapas. El más notorio, el del escalador francés Arnaud Petit escalando Black bean 8b en Céüse; pero también se ha podido ver esta tendencia en Frankenjura, donde el alemán Heiko Queitsch se hizo con Chasin the trane 7c. En nuestro país, no hace demasiado, Carlos Logroño ‘Citro’ publicaba el vídeo de su escalada en Vadiello de Sherlock Holmes 7c+ siguiendo este estilo.

La experiencia de Carlos Logroño

“Lo hice por aburrimiento, ya que me apetecía escalar rutas con friends pero no quería dejar de hacer deportiva, y encontré la combinación perfecta: deportiva con seguros flotantes… y podía seguir probando mis proyectos”, explica Citro sobre la razón de esa escalada. Pero no era su primera vez: “Hace tiempo hice ya algunas de estas, pero la verdad es que eran mucho más fáciles”, recuerda, y añade que “esta línea siempre me llamó la atención y siempre pensé que se podría hacer, y este año, viendo que el frío no llegaba y que iba a tener que seguir escalando en roca, vi que sería el momento perfecto y decidí hacerla”. Para él, “esto es similar a cuando vas a hacer fisuras a Estados Unidos”.

De hecho, uno de los mayores especialistas en fisuras como el británico Tom Randall comentó tras la liberación de Century crack 8c su predilección por el greenpoint: “Me gusta bastante el punto verde. Es bonito tener un nuevo estilo de escalada, la conserva viva. Después de todo, todos escalamos para divertirnos y por algo que añada interés a nuestras vidas, así que estoy muy contento por esta variante (siempre que no dañe la roca o a otras personas)”.

Seguramente, la roca podría ser una de las beneficiarias de este tipo de escalada, al sufrir menores daños gracias a la ausencia del taladro, si bien es cierto que las personas –especialmente los escaladores que practiquen este estilo- podrían estar expuestas a mayores riesgos: “No es como un solo integral”, deja claro Citro. “Es la sensación de controlar tu cuerpo y mente, y saber que hay sitios en los que no debes caer, ya que si fallas sabes dónde empiezas pero no dónde terminas; en mi caso, algunos de los seguros eran para disipar y que los restantes no sufrieran un impacto tan fuerte”, añade.

La historia de la Chapa Negra

La publicación de su vídeo de Sherlock Holmes motivó que Carlos Logroño recibiera un email en el que alguien le hablaba del colectivo Chapa Negra Zona Centro, en el que le explicaban que hace años que llaman de ese modo (en chapa negra) a esa forma de escalar. David Bautista es uno de los iniciadores de ese movimiento y explica sus orígenes: “Cuando fui las primeras veces a escalar vías de tapia a Montrebei o Roca Regina, me di cuenta de que nos costaba ver las protecciones en secciones duras y con protecciones dudosas, en agujeros u otros emplazamientos, a los que no estábamos acostumbrados quienes escalábamos sólo en granito. Por muy bien que moviéramos y colocáramos los pies, por nuestra experiencia en La Pedriza, no bastaba para subir por esos muros verticales de caliza. Ese hecho, junto con nuestra fascinación por escalar vías limpias con seguros flotantes, fue suficiente para fijarnos con otros ojos en los muros de caliza cercanos a la zona centro”, cuenta él mismo.

Ese caldo de cultivo ocasionó que “nos pusiéramos a ello”, sigue David Bautista, y que “en torno al año 2006, ya nos dedicásemos a subir todas aquellas vías de escuela que por su morfología, fisuras, diedros, etc. te dejaban subir con una protección lógica”. Respecto al nombre de ‘chapa negra’, se generó en 2009, a raíz de un viaje que Bautista realizó con Dani Crespo a Taghia con “Álex Corpas y Rubén de Francisco, escaladores del sur que reivindicaban una escalada limpia y un respeto por las vías clásicas que se estaba equipando, y para ello pintaban de negro las chapas que sobraban, puesto que demostraban que se podían pasar con un seguro flotante. Ellos lo hacían siempre en vías de tapia, no como nosotros que nos dedicamos también a subir vías de escuela de abajo a arriba sin usar una chapa y en libre, claro. Me pareció buena idea usar el mismo nombre que ellos”.

El colectivo Chapa Negra Zona Centro, iniciado por David Bautista y Dani Crespo, a los que posteriormente se unieron Alvaro, Borja, Esteban y Carlos, y posteriormente Curro González, tiene registradas escaladas en este estilo en numerosas escuelas: Cuenca, Valeria, La Pedriza, Peña Pintada, Peña Vieja, Alto del Telégrafo, Vellón, Peñalara, Entrepeñas, La Risca y especialmente Patones han vivido ascensiones en chapa negra. Según Bautista, Patones es un gran lugar para la chapa negra, ya que allí “se puede escalar un gran porcentaje de sus vías en este estilo”. Él calcula que en dicha escuela “hay unas 100 vías ‘chapa negra’, más de la mitad las escalamos Daniel crespo y yo, unas 20 vías las escaló Curro González en la temporada de 2010 y el resto Carlos, Ángel, Álvaro y algún escalador más de forma esporádica”.

De todos modos, la experiencia de David Bautista tiene un capítulo que sirve de advertencia a quienes quieran practicar este estilo de escalada: “Poco a poco, la idea se fue radicalizando hasta el punto de asumir grandes compromisos y subir por placas donde con un solo seguro o dos de dudosa calidad pasabas, jugándote un gran talegazo”, explica, reconociendo que era “una auténtica locura, que rozaba el solo integral”. “Sin darnos mucha cuenta nos fuimos calentando y asumiendo cada vez más riesgo, siendo auténticas víctimas de la adicción por el riesgo. En el verano de 2010 sufrí un grave accidente asumiendo un compromiso en una vía de este estilo, lo que me llevó a parar casi un año en silla de ruedas y muletas. Me di cuenta de que no merecía la pena asumir tanto riesgo por el puro egoísmo del éxtasis y disfrute personal”, comenta y concluye que “a día de hoy, entiendo esta escalada como una necesidad, para que las nuevas generaciones, de una manera más asequible, puedan tamibén entender y practicar esa escalada tradicional que se está perdiendo”.

¿Tiene futuro el greenpoint o chapa negra?

Carlos Logroño piensa que esta tendencia “con el tiempo, irá a más, pero no creo que tenga muchos adeptos, ya que es comprometida, necesitas tanto material como si fueses a una pared y amgios con mucha paciencia y ganas de pasarlo mal viendo lo que haces”. De todos modos, para él “no es otra forma de escalar, sino otra forma de asegurarse, ya que la escalada siempre es escalada”.

David Bautista admite que “no tengo ni idea, nosotros lo iniciamos como un juego y ahora parece que está teniendo algo de trascendencia, pero sobre todo de la rumorología, más que de practicantes”.

Otros escaladores de deportiva, por su parte, no le ven demasiado recorrido a la idea. Dani Andrada, por ejemplo, considera que “si tiene puntos, yo no le veo la gracia; lo consideraría un juego y quizás lo probaré", pero en todo caso, no cree que pueda ser considerado como una evolución para la escalada: “Abriendo directamente en este estilo igual sí, pero no con chapas”.

Información relacionada

Volver a portadilla

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Libro

  • Portada del libro "Speed. Las tres grandes paredes norte de los Alpes en tiempo récord" por Ueli Steck Las siete horas que cambiaron la vida de Ueli Steck

    El logro más espectacular de Ueli Steck ha sido su trilogía de ascensiones rápidas en la cara norte del Eiger, las Grandes Jorasses y el Cervino, que en total sumaron 7 horas y 4 minutos. El libro 'Speed' habla de este proyecto y de las sensaciones que lo acompañaron.

  • Portada del libro" Besa o mata. Confesiones de un escalador en serie", por Mark Twight Mark Twight: el alpinista punk sin pelos en la lengua

    Las montañas dejan cicatrices en el cuerpo y en el ego. Mark Twight forzó su límite en vías extremas y plasmó sus sentimientos en artículos que son como heridas abiertas. El libro Besa o mata los recoge.

  • Portada del libro: Entre cero y ocho mil metros, por Kurt Diemberger Más que deporte: los asuntos “imprevistos” de una expedición

    Tras una escalada de éxito hay mucho más que deporte. La relación con los patrocinadores, con los medios de comunicación o incluso con los ofendidos por temas inesperados son escollos que también hay que salvar. No es nuevo: ya le pasó a Kurt Diemberger en 1958 cuando escaló la norte del Eiger.

  • Portada del manual Correr por montaña de Marc Bañuls Cómo combatir los pensamientos negativos durante una carrera

    Ediciones Desnivel publica Correr por montaña. Manual práctico, un libro que ayuda a que nuestras salidas, aunque cansadas, sean enormemente placenteras. Marc Bañuls propone estrategias para entrenar, alimentarse o gestionar los pensamientos negativos que a veces nos frenan.

  • Kurt Diemberger se contempla a sí mismo en el IX Ciclo de Conferencias de Montaña de Tarragona 2016 Celebramos los 85 años de Kurt Diemberger con la reedición de 'Entre cero y ocho mil metros'

    Kurt Diemberger es el único alpinista vivo con dos primeras ascensiones a un ochomil en su currículum. Hoy cumple 85 años y Ediciones Desnivel lo celebra con el anuncio de la próxima reedición del libro Entre cero y ocho mil metros, un clásico de la literatura de montaña.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com