Saltar el menú e ir al contenido

Publicidad
PARQUE NATURAL DE LAS PEÑAS DE AIA, NAVARRA

Bosque Artikutza: conservación positiva

A pesar de que la finca de artikutza está situada en tierras de Goizueta (Navarra), ésta es propiedad del Ayuntamiento de San Sebastián que la adquirió en 1919 para controlar la calidad del agua que consume la capital donostiarra. Las restricciones impuestas por el propietario han contribuido positivamente a su conservación.

Bego Masdefiol - Martes, 4 de Octubre de 2016 - Actualizado a las 15:44h.

Los bellos montes que rodean el embalse de Artikutza cubiertos por una temprana nevada.
Los bellos montes que rodean el embalse de Artikutza cubiertos por una temprana nevada. (Bego Masdefiol)

Galería Noticia

  • Los bellos montes que rodean el embalse de Artikutza cubiertos por una temprana nevada. Los bellos montes que rodean el embalse de Artikutza cubiertos por una temprana nevada.
  • La ermita de San Agustín, donde cada 28 de agosto se celebra una romería. La ermita de San Agustín, donde cada 28 de agosto se celebra una romería.
  • La niebla se posa en las laderas de los montes cercanos a Artikutza. La niebla se posa en las laderas de los montes cercanos a Artikutza.
  • Bosque Artikutza Bosque Artikutza
  • El pintoresco barrio que da nombre al embalse. El pintoresco barrio que da nombre al embalse.
  • Mapa del Bosque Artikutza. Mapa del Bosque Artikutza.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

EL bosque de Artikutza es uno de los enclaves más lluviosos de la península Ibérica y también uno de los más tupidos. Se estima que en sus 3.700 hectáreas viven cerca de un millón de árboles, con mayoritaria presencia de hayas y robles. Curiosamente, a pesar de encontrarse en territorio navarro, el bosque pertenece al Ayuntamiento de San Sebastián, que la compró en 1919 por 3.200.000 pesetas (unos 19.233€) para “controlar” el abastecimiento de agua de la ciudad tras una epidemia de tifus.

Tras adquirir la finca, el Ayuntamiento donostiarra construyó una amplia red de tuberías y canales y prohibió todas las actividades que pudieran contaminar el agua: explotaciones forestales, mineras, ganaderas… limitando el acceso de personas y trasladando a los habitantes de los caseríos dispersos por lafinca al barrio de Artikutza. Todavía hoy, la capital guipuzcoana, que se encuentra a tan sólo 35 kilómetros, se abastece del embalse de Artikutza. 

Itinerario

El itinerario que os proponemos nos permitirá adentrarnos en esta isla de naturaleza habitada por gatos monteses, martas y pájaros carpinteros de la capital guipuzcoana.  Comienza en la casa del guarda Eskas.

Una valla corta la carretera e impide el paso a los vehículos pero no a los caminantes, así que continuamos unos cuatrocientos metros por ella hasta llegar a un camino marcado con señales blancas y amarillas. Es el sendero PR-NA 124 que se dirige a Artikutza, se interna en un bosque completamente tapizado de musgo, cargado de misterio y encanto.  Los árboles que nos encontramos en el camino son básicamente hayas trasmochas, producto de la explotación del carbón vegetal de antaño. En lugar de crecer rectas, las hayas aparecen retorcidas y con numerosos brazos, “domadas” por las talas de los carboneros. ¡Sin duda, estos árboles son lo más fotografiado de la excursión!

Tras cruzar un par de puentes de madera el sendero se divide en dos. Tomamos el de la izquierda, pues el de la derecha nos llevaría al mirador de la cascada de Erroiari, donde no siempre baja agua.  Llegamos a una verja, la cruzamos y en el siguiente cruce tomamos el camino de la izquierda, que desciende hasta el embalse de Artikutza.

Regresamos hasta el cruce por donde veníamos y continuamos por el camino de la izquierda, sin cruzar lavalla, llegando al barrio de Artikutza.  Lo primero que nos sale al paso es la ermita de San Agustín, escenario de una romería que se celebra cada 28 de agosto. Ese día es el único que se abre al público sin restricciones el parque de Artikutza.

Cruzamos el río por el puente. Si nos ataca el hambre o sed, podemos parar en el caserío Ostatu Zahar a tomar un tentempié. Merece la pena darse un paseo por este barrio, formado por algunos caseríos, la ermita y restos de antiguas ferrerías.  Iniciamos el regreso hacia el punto de partida caminando por la carretera, pero sólo unos cien metros, pues hay que seguir por un sendero que sube a la derecha, en acusada pendiente hacia Eskas.
 
 El sendero supera unos doscientos metros de desnivel y luego se suaviza.En el siguiente cruce tomamos el sendero de la derecha para caminar por la plataforma del tren minero que unía el entorno minero de Elama con la estación de Rentería. Esta línea, que tuvo en su día casi treinta kilómetros, fue el ferrocarril minero más largo de la península entre 1905 y 1918.  En el camino tendremos ocasión de deleitarnos con las vistas de los redondeados montes que envuelven la finca de Artikutza gracias a varios balcones naturales. El amable camino desemboca finalmente en la carretera, muy cerca de donde dejamos el vehículo.

Ficha práctica

  • SITUACIÓN: Artikutza, término municipal de Goizueta (Navarra)
  • PUNTO DE PARTIDA Y LLEGADA: Casa del guarda Eskas. El único acceso por carretera es por la GI-3631 que parte del municipio de Oiartzun (Gipuzkoa). Después de 15 km y tras superar el puerto de Bianditz, llega a la portería de Artikutza (Eskas). Si se quiere continuar con vehículo al barrio de Artikutza, 6 kilómetros más adelante, hace falta un permiso que tramita el Ayuntamiento de Donosti (Tel: 943 481 000) y que se entrega al guarda en Eskas. Los caminantes y ciclistas tienen paso libre 
  • DIFICULTAD: fácil 
  • DISTANCIA: 11 km 
  • DESNIVEL ACUMULADO: 750 m. 
  • TIEMPO: 3 h. 
  • CARTOGRAFÍA: Parque Natural Aiako Harria.1:20.000, Gobierno Vasco (de venta en los puntos de información del Parque). 
  • INFORMACIÓN DE LA RUTA: en el libro Artikutza, guía del visitante, de Eneko Agirre Iraeta, Donostiako Udala

Completa tu fin de semana con:

  • Ferrería de Agorregi GE_169. Distancia: 55 km.
  • Vía Verde del Plazaola GE_213. Distancia: 40 km.
  • Bosque de Orgi GE_148. Distancia: 60 km.

 

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Excursiones otoñales

Ver todo Excursiones otoñales

+ Libro

  • Cómo plegar la cuerda en modo mochila. Cómo plegar la cuerda en modo mochila

    El plegado y transporte de cuerdas en el mundo del alpinismo y la escalada tiene más relevancia de la que creemos, pues hacerlo bien y con el método adecuado marca la diferencia entre una aproximación cómoda y una tortura. El nuevo manual de Ediciones Desnivel te ayuda.

  • Niños jugando en un rocódromo. ¿Jugamos? La mejor manera de empezar a escalar

    ¿Eres profesor de la E.S.O? ¿Entrenador juvenil? Si trabajas con jóvenes y quieres iniciarlos en la escalada, este es tu libro. 60 juegos de iniciación que se pueden realizar con el material de uso frecuente en los centros educativos.

  • Ilustración del libro 'Una gran ascensión' ‘Una gran ascensión’: la montaña para niños

    Cae la noche y se van a la cama: “Os contaré un historia mientras os ponéis el pijama”. (Si sois de los que leen a sus hijos antes de dormir, os interesa el cuento de los animales que se organizan para poner en marcha su primera expedición).

  • Steve House. Steve House: “Soy un punk con crampones. Vivo para escalar”

    Reinhold Messner dice que Steve House está entre los mejores alpinistas del mundo. Para conseguirlo, decidió seguir un camino que muchos cuestionaban con preguntas insolentes: “¿Qué vas a hacer cuando seas viejo y tengas las rodillas machacadas? ¿Estás ahorrando para tu jubilación?”

  • Portada del libro:  La Torre. Una crónica de la escalada y la controversia en el Cerro Torre, por Kelly Cordes Una crónica de la escalada y la controversia en el Cerro Torre

    No hay tantas montañas que puedan contarnos la historia del alpinismo y su evolución en sí mismas. No hay tantas montañas que nos hablen de nuestro impacto en la historia o que nos hagan preguntarnos ¿qué es lo más importante la cumbre o la escalada? No hay tantas montañas que entre su hielo y su roca encierren una polémica que dura casi cincuenta años.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com