Saltar el menú e ir al contenido

Publicidad
Val d'Aran. Lérida

Val de Toran, el valle más desconocido de Aran

Justo antes de que el río Garona entre en territorio francés, encontramos a su derecha el que quizás sea el valle más desconocido de Aran: la Val de Toran. Un valle que se caracteriza por la tranquilidad de sus bosques, sus caminos y sus pequeños núcleos de población, y que esconde un importante pasado minero cuyos vestigios salpican el paisaje desde la cabecera hasta el fondo del valle.

Francisco Javier Sobrino - Miércoles, 30 de Septiembre de 2015 - Actualizado a las 12:25h.

Al acercarnos al Plà Grauèr, en el Val de Toran, el río Toran se descuelga.
Al acercarnos al Plà Grauèr, en el Val de Toran, el río Toran se descuelga. (Francisco Javier Sobrino)

Galería Noticia

  • Al acercarnos al Plà Grauèr, en el Val de Toran, el río Toran se descuelga. Al acercarnos al Plà Grauèr, en el Val de Toran, el río Toran se descuelga.
  • Apartado del curso del río, Canejan se eleva a la entrada del Val de Toran. Apartado del curso del río, Canejan se eleva a la entrada del Val de Toran.
  • Mapa de la ruta de Val de Toran Mapa de la ruta de Val de Toran

Si venimos de Vielha, unos kilómetros después de pasar la población de Les tomaremos un cruce a la derecha que se dirige a Canejan. Ya en las primeras curvas de la estrecha carretera encontramos un vestigio de las explotaciones mineras del valle: las ruinas del lavadero o Brocard de Pontaut. El mineral extraído en las minas de la cabecera del valle, en la zona cercana a los lagos de Liat, se transportaba hasta este lugar por medio de un teleférico construido a principios del siglo XX, que contaba con una estación de ángulo. La longitud de dicho teleférico era de ¡más de 13 kilómetros! La carretera discurre junto al arroyo de Toran, que desciende escoltado por un bosque de ribera, en el que las hojas de los sauces, chopos, tilos y abedules cubren el suelo y se mezclan con los musgos y helechos.

Antes de llegar al punto de partida de la ruta es posible acceder a las poblaciones de Canejan y Sant Joan de Toran. Durante los años de esplendor de la minas de hierro, plomo y zinc, a finales del siglo XIX y comienzos del XX, el valle llegó a contar con unos quinientos habitantes. Además de la minería, otras actividades como la ganadería, el aprovechamiento de los bosques e incluso el contrabando, favorecieron este aumento de la población. En la actualidad viven de continuo en el valle unas cien personas. Canejan, situado en lo alto vigilando la entrada del valle, es el núcleo más importante del valle. Desde el mirador de La Pelarica, tendremos hacia el sur una buena panorámica del macizo del Aneto y del curso del Garona a su paso por el Baish Aran y, hacia el este, veremos las tupidas laderas del propio valle de Toran, cubiertas por bosque atlántico.También desde el pequeño caserío de Sant Joan se disfruta de un buen panorama sobre el valle. Quedó abandonado pocos años después del cierre de las minas, y el caserío se arruinó, pero en los años 70 algunos forasteros reconstruyeron casa como segunda residencia y el pueblo renació.

De nuevo en la carretera, poco antes de llegar al refugio dera Honeria cruzaremos un puente y haremos una parada obligada para disfrutar de la pequeña cascada d’Arbaet, que surge directamente del bosque entre una espesa vegetación.

Itinerario

Antes de la construcción del teleférico a comienzos del siglo XX, hasta el lugar en que hoy se levanta el refugio dera Honeria, se llevaba a lomos de caballerías el mineral extraido de las minas de Liat, más de mil metros por encima. En los hornos allí instalados se separaba el mineral que posteriormente se trasladaba a Pontaut en carretas.

En ese mismo lugar donde las mulas iniciaban su largo y fatigoso viaje, comenzamos nuesta excursión pero en sentido contrario y más descargados. Y lo hacemos por una pista que parte debajo del refugio. En pocos metros, tomamos un camino a la derecha señalizado con las marcas rojas y blancas del GR-211 que ataja por el bosque y desemboca de nuevo en la pista. Continuamos por ella y pronto encontramos un desvío a la derecha que que se dirige hacia Bedreda y que no tomaremos. En este mismo lugar un poste señalizador nos indica que siguiendo el GR-211 llegaremos en 20 minutos al Barratge de Barrier o presa deth Hons dera Coma. La pendiente se va incrementando poco a poco. La pista cruza el río por un puente situado justo debajo de la presa. En breve abandonaremos la pista por una senda que se adentra en el bosque y nos sitúa en la parte alta de la presa. Llevamos unos cincuenta minutos caminando. En este tramo la senda se empina con decisión.

Estamos recorriendo les Gòrges d’Ermèr. El río fluye encajonado muchos metros por debajo del camino, a los pies de la impresionante vertiente norte del Tuc d’Ermé surcada por un profundo barranco que actúa de receptor de los voluminosos aludes. En octubre todavía podremos contemplar algún nevero.

La senda discurre por el Bosc de Ierleta Seca, con grandes ejemplares de hayas y abetos. Este tipo de bosque es un hábitat apreciado por el oso, y parece ser que toda esta zona es visitada ocasionalmente por algunos de los pocos ejemplares que habitan estos valles del Pirineo.

Tras atravesar les Gòrges d’Ermèr, la pendiente se suaviza y el camino comienza a acercarse de nuevo al río que en este tramo se descuelga en sucesivas cascadas. El bosque se va aclarando poco a poco hasta prácticamente desaparecer. Tras pasar por un tramo de camino con potentes muros de contención, llegamos al final del recorrido, el Pla Grauèr, a 1.540 metros de altitud. Hace una hora y 45 minutos que comenzamos la excursión. Esta zona abierta en la que se mezclan los colores de los abedules, sauces, abetos y hayas con los de los helechos y arándanos, está rodeada por varias cumbres. Si alzamos la vista podremos observar picos como el Tuc de Crabera o el Tuc de Güerri, y mirando hacia el oeste distinguiremos a poca distancia los restos de la estación de ángulo del teleférico minero.

Hay que indicar que siguiendo el GR-211 pasaríamos por los lagos y minas de Liat y llegaríamos a Baguergue, en el valle de Unhola. Este camino desde Sant Joan de Toran fue utilizado por los peregrinos a Santiago (según parece existió un hospital de peregrinos en Sant Joan de Toran a cargo de los frailes hospitalarios de San Juan de Jerusalén), y otros viajeros para ir hasta el Port de la Bonaigua o hasta el Pla de Beret, en aquellos tiempos en que las guerras o los bandoleros hacían peligroso el Camin Reiau que discurre por el eje del río Garona.

Guía práctica

Situación: Val d'Aran, comarca del Baish Aran. Es el último valle antes de acceder a Francia.

Partida y llegada: refugio Dera Honeria.

Cómo llegar: desde Vielha tomar la N-230 hacia Francia, y en Pontaut, girar a la derecha en dirección a Canejan. Continuar hacia el fondo del valle hasta llegar al refugio.

Dificultad: baja.

Desnivel: 530 m.

Distancia: 8 km.

Cartografía: Hojas 118- BIS4, 148-II y 149-I del IGN. 1:25.000

Alojamiento: el refugio está abierto todo el año

Servicios turísticos: la Val d’Aran cuenta con una infraestructura turística de primera categoría que se puede consultar en www.visitvaldaran.com

Completa tu fin de semana

1. Hayedo de Carlac (GE_181). Distancia: 9 km.

2. Cascada del Saut Deth Pish (GE_159). Distancia: 25 km.

3. Valle de Besiberri (GE_159). Distancia: 41 km.

Normas básicas que hay que conocer

Regulación jurídica de la bicicleta de montaña

En los ámbitos deportivo, turístico y medioambiental

de Jorge Galíndez Arribas

Su autor, abogado y amante de la montaña y la bicicleta, ha ahondado en la legislación vigente sobre BTT para analizarla, ordenarla e interrelacionarla, poniendo al alcance del ciclista, el técnico, el empresario o el político una herramienta de gran utilidad en pro de un desarrollo responsable y sostenible de la bici de montaña.

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Excursiones otoñales

Ver todo Excursiones otoñales

+ Libro

  • Cómo plegar la cuerda en modo mochila. Cómo plegar la cuerda en modo mochila

    El plegado y transporte de cuerdas en el mundo del alpinismo y la escalada tiene más relevancia de la que creemos, pues hacerlo bien y con el método adecuado marca la diferencia entre una aproximación cómoda y una tortura. El nuevo manual de Ediciones Desnivel te ayuda.

  • Niños jugando en un rocódromo. ¿Jugamos? La mejor manera de empezar a escalar

    ¿Eres profesor de la E.S.O? ¿Entrenador juvenil? Si trabajas con jóvenes y quieres iniciarlos en la escalada, este es tu libro. 60 juegos de iniciación que se pueden realizar con el material de uso frecuente en los centros educativos.

  • Ilustración del libro 'Una gran ascensión' ‘Una gran ascensión’: la montaña para niños

    Cae la noche y se van a la cama: “Os contaré un historia mientras os ponéis el pijama”. (Si sois de los que leen a sus hijos antes de dormir, os interesa el cuento de los animales que se organizan para poner en marcha su primera expedición).

  • Steve House. Steve House: “Soy un punk con crampones. Vivo para escalar”

    Reinhold Messner dice que Steve House está entre los mejores alpinistas del mundo. Para conseguirlo, decidió seguir un camino que muchos cuestionaban con preguntas insolentes: “¿Qué vas a hacer cuando seas viejo y tengas las rodillas machacadas? ¿Estás ahorrando para tu jubilación?”

  • Portada del libro:  La Torre. Una crónica de la escalada y la controversia en el Cerro Torre, por Kelly Cordes Una crónica de la escalada y la controversia en el Cerro Torre

    No hay tantas montañas que puedan contarnos la historia del alpinismo y su evolución en sí mismas. No hay tantas montañas que nos hablen de nuestro impacto en la historia o que nos hagan preguntarnos ¿qué es lo más importante la cumbre o la escalada? No hay tantas montañas que entre su hielo y su roca encierren una polémica que dura casi cincuenta años.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com