Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
Publicidad
RÉPLICA DE LOS GUÍAS AL PRESIDENTE DEL CLUB ALPINO MADRILEÑO

Los guías profesionales y las relaciones encubiertas guía o veterano / cliente o amigo

La Asociación Española de Guías de Montaña matiza, desde su punto de vista, algunas de las opiniones de Juan Antonio Espadero, presidente del Club Alpino Madrileño, sobre la relación y funciones entre guías profesionales y montañeros que contratan su servicios, así como entre guías de club y socios que comparten actividad.

AEGM - Viernes, 15 de Junio de 2012 - Actualizado a las 07:10h.

Fernando Calvo, guía de montaña de Picos de Europa, con su cliente Ani (Ana Dago Quesada), en una ascensión en la zona de Áliva. Picos de Europa. España.
Guía de montaña con su cliente en una ascensión.

Galería Noticia

  • Fernando Calvo, guía de montaña de Picos de Europa, con su cliente Ani (Ana Dago Quesada), en una ascensión en la zona de Áliva. Picos de Europa. España. Guía de montaña con su cliente en una ascensión.
  • Fernando Calvo, guía de montaña de Picos de Europa, con su cliente Ani (Ana Dago Quesada), en una ascensión en la zona de Áliva. Picos de Europa. España. Guía de montaña con su cliente en una ascensión.
  • Guía y cliente en Bolivia. Guía de montaña y cliente.
  • Guías profesionales y monitores de club. La AEGM explica las diferencias en Desnivel 312. Guías profesionales y monitores de club. La AEGM explica las diferencias en Desnivel 312.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Tras leer la entrevista publicada en Desnivel.com con el presidente del Club Alpino Madrileño (CAM), Juan Antonio Espadero, desde la Asociación Español de Guías de Montaña (AEGM) queremos comentar las alusiones que se hacen al entorno de los guías de montaña (técnicos deportivos en montaña) respecto a las características de las actividades guiadas por profesionales autónomos, algunas de ellas en el entorno de las empresas de turismo activo.

El Sr. presidente del CAM hace algunas afirmaciones de manera abierta y poco argumentada como que los guías de montaña no enseñan a sus clientes y que muchos de ellos, de manera autónoma o como empresas de turismo activo, usan la forma jurídica del club para vender sus actividades profesionales.

Estas afirmaciones nos parecen algo gratuitas e innecesarias y pueden dar a entender al lector un problema de fondo que no existe entre los amateurs de la montaña y los profesionales, de los clubes y de los autónomos o empresas del sector.

Si nos centramos en la labor de los clubes de montaña, que la AEGM valora muy positivamente, hay que reseñar que su principal objetivo es la promoción de la actividad de montaña entre sus asociados, de manera benévola, no comercial.

La labor de los guías de montaña (TD y TDS en Montaña) es la de prestar unos servicios profesionales, contra remuneración, en actividades de montaña de variada índole. Somos montañeros que un día decidimos profesionalizarnos y para conseguirlo hemos hecho una formación oficial completamente regulada hoy en día y con obligado cumplimiento de unos requisitos laborales y fiscales.

La relación montañero veterano–montañero no iniciado, que propone el Sr. presidente del CAM para iniciarse en las actividades de montaña, debe tener su lugar en la promoción de la actividad de montaña sin pretender llegar a los niveles superiores de la conducción, formación o entrenamiento de los deportes de montaña, tarea que debe ser realizada por los profesionales, técnicos deportivos, dentro del marco de un club, federación, en calidad de autónomos o como empresas de turismo activo de montaña.

La relación guía–cliente, actualmente, implica tres pilares que siempre van unidos: asesorar, formar para la autonomía del montañero y guiar en la mayor dificultad. Uno u otro pilar tendrá más peso en función de la actividad elegida y del nivel del grupo.

Para finalizar, queremos recordar que la actividad de los clubes debe ser benévola y centrada en sus asociados, lo que no pasa siempre en la actualidad, ya que en algunos casos se está ofreciendo formación a personas externas a los clubes, cobrándose por estas actividades, sin contar, en algunos casos como decimos, con los servicios de profesionales que las desarrollen dentro de un entorno de legalidad laboral y fiscal.

La montaña es una, el uso que le damos es variado e igualmente válido. Los profesionales y los amateurs tenemos cabida dentro del respeto ya que la base es la misma: la pasión por la montaña, la ilusión por transmitir nuestros conocimientos y enseñar lugares de increíble belleza.

Junta Directiva de la AEGM

Más info: En el número 312, junio, de Desnivel, la AEGM explica detalladamente las diferencias de formación y atribuciones entre "Guías profesionales" y "monitores de club"

Relaciones encubieras

Juan Antonio Espadero señalaba en la entrevista la existencia de relaciones que no se corresponden con lo que se espera en la respuesta que reproducimos a continuación:

Hay clubes que han derivado hacia funcionamiento y servicios casi empresariales. ¿Qué opinas de esta tendencia?

Me parece que la situación es a la inversa. Hay empresas que disfrazan sus actividades bajo la apariencia de un club de montaña. Yo creo en que las cosas sean claras. Un club de montaña tiene unos objetivos y una razón de ser completamente diferente a una empresa de turismo de aventura.

Creo que estas empresas posibilitan el acceso a la montaña a personas que sólo quieren tener una experiencia ocasional, o visitar una zona desconocida para ellos sin riesgo a perderse o a tener ayuda en caso de necesidad, o cualquier otro motivo, que para mí es tan válido como el mío cuando voy al monte. Pero lo que no debe hacerse es enmascarar la relación guía y cliente bajo la relación montañero veterano y montañero inexperto. O hacer pasar por una actividad deportiva de club una ascensión o un recorrido guiado.

Sobre esta tendencia, creo que la situación de socio-cliente, produce que éste no crezca como montañero. Que siempre sea dependiente de otro que te lleve, que te diga qué echar en la mochila, cuando ponerse los crampones, por dónde ir, etcétera. Reducimos el deporte de montaña al mero ejercicio físico de subir nuestro cuerpo por un sendero o por una vía equipada, y por supuesto con la falsa seguridad del riesgo cero, que como bien sabemos los que llevamos años en esto no existe en las actividades de montaña. Repito lo dicho antes: esta situación me parece ideal para el cliente de un guía, pero completamente anómala para un montañero. Al Club Alpino Madrileño llegan no pocas personas desencantadas de ese modelo y que en muy poco tiempo disfrutan con la convivencia, la camaradería y la participación.

Información relacionada

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Excursionismo

Ver todo Excursionismo

+ Libro

  • Cómo plegar la cuerda en modo mochila. Cómo plegar la cuerda en modo mochila

    El plegado y transporte de cuerdas en el mundo del alpinismo y la escalada tiene más relevancia de la que creemos, pues hacerlo bien y con el método adecuado marca la diferencia entre una aproximación cómoda y una tortura. El nuevo manual de Ediciones Desnivel te ayuda.

  • Niños jugando en un rocódromo. ¿Jugamos? La mejor manera de empezar a escalar

    ¿Eres profesor de la E.S.O? ¿Entrenador juvenil? Si trabajas con jóvenes y quieres iniciarlos en la escalada, este es tu libro. 60 juegos de iniciación que se pueden realizar con el material de uso frecuente en los centros educativos.

  • Ilustración del libro 'Una gran ascensión' ‘Una gran ascensión’: la montaña para niños

    Cae la noche y se van a la cama: “Os contaré un historia mientras os ponéis el pijama”. (Si sois de los que leen a sus hijos antes de dormir, os interesa el cuento de los animales que se organizan para poner en marcha su primera expedición).

  • Steve House. Steve House: “Soy un punk con crampones. Vivo para escalar”

    Reinhold Messner dice que Steve House está entre los mejores alpinistas del mundo. Para conseguirlo, decidió seguir un camino que muchos cuestionaban con preguntas insolentes: “¿Qué vas a hacer cuando seas viejo y tengas las rodillas machacadas? ¿Estás ahorrando para tu jubilación?”

  • Portada del libro:  La Torre. Una crónica de la escalada y la controversia en el Cerro Torre, por Kelly Cordes Una crónica de la escalada y la controversia en el Cerro Torre

    No hay tantas montañas que puedan contarnos la historia del alpinismo y su evolución en sí mismas. No hay tantas montañas que nos hablen de nuestro impacto en la historia o que nos hagan preguntarnos ¿qué es lo más importante la cumbre o la escalada? No hay tantas montañas que entre su hielo y su roca encierren una polémica que dura casi cincuenta años.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com