Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
Para el fin de semana

Tres rutas en Las Ubiñas para hacer esquí de travesía en la Cordillera Cantábrica

Lo habitual es que Las Ubiñas se vistan de blanco a finales del otoño y permanezca así hasta bien entrada la primavera. Este año ha llegado tarde, pero por fin podemos aprovechar su generoso manto nivoso, su propia morfología y la posibilidad de llegar muy alto en coche, lo que convierte al macizo en un estupendo lugar para practicar esquí de montaña.

Joaquín Álvarez - Jueves, 18 de Febrero de 2016 - Actualizado a las 16:32h.

Esquiando hacia Pico Ubiñas
Esquiando hacia Pico Ubiñas (Antonio Rodríguez)

Galería Noticia

  • Esquiando hacia Pico Ubiñas Esquiando hacia Pico Ubiñas
  • La vega de Candioches es una llanura inmensa y vacía llegando al Puerto de Cubilla en la ruta Ubiña-Pajares La vega de Candioches es una llanura inmensa y vacía llegando al Puerto de Cubilla en la ruta Ubiña-Pajares
  • Para llegar a la cumbre de Peña Ubiña es necesario descalzarse los esquís Para llegar a la cumbre de Peña Ubiña es necesario descalzarse los esquís
  • Mapa de las rutas para esquiar en las Ubiñas Mapa de las rutas para esquiar en las Ubiñas
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

La proximidad del mar Cantábrico y la exposición a sus fuertes y constantes galernas de noroeste, hacen que el macizo de Las Ubiñas reciba constantes borrascas que en pocas horas dejan copiosas nevadas sobre sus cumbres y laderas que pueden llegar a acumular hasta 50 centímetros de nieve en una sola noche. ¿Cómo no va ser un buen terreno de juego para el esquí?

El esquí de montaña en Ubiña no es ninguna novedad. Ya en los años 60 y 70 del pasado siglo, algunos clubes de montaña asturianos organizaban travesías por la zona apoyándose en el refugio construido por la Sociedad Deportiva Mierense. Era, eso sí, un estilo de esquí muy diferente al que conocemos hoy. Aquél sí que era un esquí de “travesía”. Las ataduras de cable, las botas de cuero y los esquís de madera con cantos atornillados no permitían hacer grandes florituras.

La travesía más ambicionada por aquel entonces era la Meicín-Pajares, con final en la estación de esquí. Nada menos que 22 kilómetros y 1.800 metros de desnivel de recorrido. Hace algunos años, un alcalde de Lena propuso “oficializarla” pero la idea no cuajó. En cualquier caso, es una travesía que puede abordar un aficionado de nivel medio ya que, dejando aparte el esfuerzo físico, el itinerario no tiene problemas técnicos, y a cambio ofrece unas vistas irrepetibles.

Con la evolución del equipo de esquí de montaña, de la técnica y del mismo colectivo, las posibilidades de deslizarse por el macizo han crecido exponencialmente, y eso se nota en el número de aficionados que crece año tras año. La posibilidad de calzarse los esquís sin largas aproximaciones incluso cuando ésta se ha retirado a las cotas altas, gracias a que la carretera llega hasta Tuiza de Arriba, a 1.300 metros de altitud, e incluso más arriba, hacia el puerto de La Cubilla, no es ajena a esta popularización.

También la variedad de itinerarios participa en este proceso. En el macizo de Ubiña tienen cabida todos los aficionados al esquí de montaña. Desde los que buscan recorridos poco comprometidos hasta los que se juegan el tipo en descensos extremos, pasando naturalmente por los que buscan canales y palas de moderada dificultad y sin olvidar a los que utilizan los esquís para hacer “alpinismo”, los Alpes Tuizos tienen mucho que ofrecer.

Para abrir boca y ayudar a descubrir esta joya natural de la Cordillera Cantábrica a aquellos esquiadores que todavía no la conocen, proponemos unos sencillos itinerarios. Seguro que volveréis.

Peña Ubiña la Grande al Collado Sureste

Peña Ubiña La Grande es la montaña reina del centro de la Cordillera Cantábrica. Posee una cresta a modo de columna vertebral de más de un kilómetro de longitud que nace de sur a norte, de la cual, como si de una vieja pero robusta tienda de campaña canadiense se tratase, caen dos vertientes bien diferenciadas.

La vertiente noroeste, íntegramente leonesa, es umbría y vertical, perfecta para los alpinistas. Una inmensa pared con vías de todas las dificultades surca esta pendiente de más de 600 metros de desnivel. En cambio, la otra vertiente, la sureste, es soleada. Escarpada en algunas zonas, en otras presenta canalones perfectos para los freeriders más osados, aunque para los que buscamos otras sensaciones, esta vertiente también ofrece amables y amplias palas de nieve con inclinaciones suaves que nos permitirán disfrutar sin jugarnos el tipo.

Para conquistar Peña Ubiña con los esquís en los pies os propongo dos rutas alternativas muy parecidas entre sí que escogeréis según el valle que os quede más a mano.

Descripción

Si lo que os apetece es entrar por la vertiente leonesa, os propongo acceder por el pueblo de Torrebarrio al collado Ronzón, (al ser vertiente sur hay que informarse antes a qué altura está la nieve). Una vez en collado Ronzón, iniciaremos la ascensión a Peña Ubiña por la amplia pala de nieve característica de la ruta normal y que acaba casi en la cresta somital. Una vez en ella tendremos que clavar los esquís en la nieve e ir con crampones y piolet hasta la cima de Peña Ubiña. Si no nos apetece la cima, nos espera desde el punto más alto de la pala un maravilloso y asequible descenso hacia Torrebarrio.

Por la vertiente asturiana necesariamente hay que pasar primero por el refugio del Meicín y desde allí dirigirse hacia el alto Terreos. Pasada la portilla de la Estaquera, nos dirigiremos a mano derecha en dirección a Peña Ubiña. Una gran pala de nieve, rematada por una evidente canal que da acceso directo a la cumbre será nuestro destino. Al igual que en el caso anterior, podemos ganar la cumbre con crampones y piolet, pero si lo que nos interesa es esquiar, desde lo alto de la pala disfrutaremos de un descenso hacia la vertiente asturiana sin igual.

La primera pala es ancha y su pendiente se va suavizando a medida que descendemos. Al entrar en la vertiente norte, con suerte, disfrutaremos de algunos virajes en nieve polvo.

Guía práctica

Desnivel: 650 metros para ambas opciones.

Distancia: 5 kilómetros ida y vuelta para la vertiente asturiana y 7 para la leonesa.

Tiempo: 4 Horas para la vertiente asturiana y 6 para la leones.

Dificultad (del 1 al 5): dificultad 3 ambas

Observaciones: aunque las actividades propuestas en Peña Ubiña la Grande sean asequibles, es importante tener en cuenta que estamos en una gran montaña y no nos podemos olvidar ni de revisar nuestro material antes de salir ni de llevar el kit de seguridad (arva, pala y sonda).

Travesía al Puerto de la Cubilla

Ésta es una fácil pero preciosa travesía clásica de esquí de montaña que forma parte de la alta ruta Ubiña-Pajares, ruta muy popular en el pasado pero que con el cambio de tendencias se ha ido olvidando. Es una ruta preciosa que se puede comenzar desde Torrebarrio o desde el refugio del Meicín por el alto Terreos.

Ambas opciones son totalmente válidas porque lo que nos interesa es acceder a los puertos de Ríotuerto. Una vez estemos en cualquiera de los dos collados (Ronzón o Terreos), podremos descender esquiando hasta el fondo de los puertos por unas palas de nieve fáciles y bien asentadas que gracias a su altura y orientación suele ser de buena calidad. Dejaremos Peña Ubiña la Grande a un lado y la Pequeña al otro mientras esquiamos al lado del esquivo río Tuerto. El final del descenso está marcado por la llegada a una estación meteorológica que hay al final del puerto. Desde este punto podemos subir a una pequeña elevación a la derecha que recibe el nombre de La Loma, o bien seguir con el plan inicial en dirección al alto de la Cubilla.

Descripción

Esta ruta es una de las más flexibles en cuanto a la elección de inicio. Por ambas vertientes, el desnivel final sale prácticamente el mismo, la misma distancia y la misma dificultad.

Yendo por León conduciremos hasta Torrebarrio para dirigirnos al collado Ronzón, entre las dos Ubiñas. Una vez en el collado, dejando en todo momento Ubiña la Pequeña a la derecha, quitaremos las pieles de foca para descender por unas preciosas y fáciles palas de nieve hasta la estación meteorológica que hay en el fondo de Ríotuerto. Una vez en dicha estación, tendremos que volver a poner las pieles y seguir el curso del río, en dirección sureste, hasta dar con un pequeño desfiladero que hay que cruzar para llegar a la vega de Candioches. La vega es inmensa, llana y está completamente vacía; ni una piedra sobresale de la superficie blanca. Parece más un vasto glaciar que un puerto de montaña. Al final de Candioches está el puerto de la Cubilla. Los que entren por León tendrán que torcer a la derecha para ir al refugio Casa Mieres y desde allí bajar hacia Pinos (interesa dejar un coche en Pinos).

Entrando por Asturias dejaremos el coche en Tuiza para subir al refugio del Meicín y al alto Terreos. Una vez allí la ruta es exactamente igual que la anterior hasta el puerto de la Cubilla. Para volver a Tuiza desde el puerto hay que deslizarse por la carretera nevada como si de una pista de esquí de fondo se tratase.

Guía práctica

Desnivel: 600 m por las dos vertientes.

Distancia: el recorrido para las dos variantes es de unos 18 kilómetros

Tiempo: el tiempo estimado para las dos variantes en condiciones óptimas es de 6 h.

Dificultad (del 1 al 5): 2

Observaciones: ésta no es una ruta técnica, pero hay que tener en cuenta que nos movemos en grandes espacios abiertos en los que es fácil despistarse, sobre todo con niebla o mal tiempo, por lo que hay que llevar un buen mapa y una brújula. También hay que tener en cuenta la condición física personal como elemento de seguridad, amén de los inseparables arva, pala, sonda.

Pico Colines

El Pico Colines es una de las montañas más esquiables de todo el entorno del puerto de Ventana. Con sus 2.211 metros de altitud, aparece como una pirámide bien diferenciada de las cumbres de su alrededor con una orientación que facilita que sus laderas se carguen de nieve.

Si tenemos la suerte de que la nieve caiga los días previos a nuestra visita, seguro que el tradicional frío de la meseta mantendrá el manto en condiciones óptimas para que disfrutemos de una bajada de ensueño. Hay que decir también que tanto su ascensión como su cumbre, poseen una belleza paisajística extraordinaria, con el macizo de Somiedo a un lado y, una vez en la cumbre, la alpina visión de las puntas escarpadas de los Picos del Fontán y sus inmensos canalones y agujas que se precipitan hacia los puertos de Agüería.

Descripción 

Hay dos maneras lógicas de subir al Colines, y escogeremos una u otra en función de la altitud a la que se encuentre la nieve. Las dos son válidas para el esquí de montaña pero una tiene mejor descenso que otra. La primera comienza en la pista forestal de los invernales de Cuspasante (es interesante preguntar en Torrebarrio para acertar con la pista a la primera). Esta pista parte de la misma carreta después de pasar Torrebarrio, al comienzo del puerto de Ventana (entre los kilómetros 9 y 10). Una vez en las invernales, veremos nuestra montaña y todo el descenso claramente a nuestra derecha. Saldremos de allí en dirección a la Vallina del Arca, que es un pequeño valle que nos lleva con una ligera tendencia hacia la izquierda a la vega del Robezu. Atravesaremos esta vega hacia la derecha para estrellarnos con el valle Colines, que es una amplia canal que nos lleva directos a la cima. Para descender lo más recomendable es hacerlo por la canal de valle Colines a la vega del Robezu, y desde ella, dirigir el descenso por una amplia canal anterior a la que hemos subido y que nos deja justo en las invernales de Cuspasante. Pero esto se verá determinado por la cantidad de nieve que tengan dichas canales.

La otra alternativa comienza en el mismo Torrebarrio caminando por la pista forestal que da acceso a los Llanos del Fontán. Desde este punto, atravesaremos a media ladera por debajo del Práu del Fontán hasta la Muesca Colines. Desde la Muesca alcanzaremos la cumbre y por terreno algo incómodo. El descenso se hace por el itinerario de subida.

Guía práctica

Desnivel: 1.000 m, independientemente de la opción elegida.

Distancia: 9 km la 1ª opción, y 12 la 2ª.

Dificultad (del 1 al 5): 2,5 las dos opciones.

Observaciones: nos estamos moviendo en un terreno complejo de montaña y para evitar despistes es conveniente llevar mapa y brújula, amén de los inseparables arva, pala y sonda.

Emociones y rendimiento en el esquí

Esquí, rendimiento y emoción

por Carlos Guerrero Castillo

Que el rendimiento y la emoción, el placer y el nivel de actuación vayan unidos no es casual, sino algo dispuesto por nuestra propia fisiología para impulsarnos a explorar nuestras posibilidades en el medio en el que vivimos. En este libro añadimos al estudio de la técnica ese nuevo factor, las sensaciones y las emociones que van unidas a ellas, como uno de los elementos indispensables en la enseñanza moderna del esquí.

Información relacionada

Volver a portadilla

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Libro

  • Portada del libro "Speed. Las tres grandes paredes norte de los Alpes en tiempo récord" por Ueli Steck Las siete horas que cambiaron la vida de Ueli Steck

    El logro más espectacular de Ueli Steck ha sido su trilogía de ascensiones rápidas en la cara norte del Eiger, las Grandes Jorasses y el Cervino, que en total sumaron 7 horas y 4 minutos. El libro 'Speed' habla de este proyecto y de las sensaciones que lo acompañaron.

  • Portada del libro" Besa o mata. Confesiones de un escalador en serie", por Mark Twight Mark Twight: el alpinista punk sin pelos en la lengua

    Las montañas dejan cicatrices en el cuerpo y en el ego. Mark Twight forzó su límite en vías extremas y plasmó sus sentimientos en artículos que son como heridas abiertas. El libro Besa o mata los recoge.

  • Portada del libro: Entre cero y ocho mil metros, por Kurt Diemberger Más que deporte: los asuntos “imprevistos” de una expedición

    Tras una escalada de éxito hay mucho más que deporte. La relación con los patrocinadores, con los medios de comunicación o incluso con los ofendidos por temas inesperados son escollos que también hay que salvar. No es nuevo: ya le pasó a Kurt Diemberger en 1958 cuando escaló la norte del Eiger.

  • Portada del manual Correr por montaña de Marc Bañuls Cómo combatir los pensamientos negativos durante una carrera

    Ediciones Desnivel publica Correr por montaña. Manual práctico, un libro que ayuda a que nuestras salidas, aunque cansadas, sean enormemente placenteras. Marc Bañuls propone estrategias para entrenar, alimentarse o gestionar los pensamientos negativos que a veces nos frenan.

  • Kurt Diemberger se contempla a sí mismo en el IX Ciclo de Conferencias de Montaña de Tarragona 2016 Celebramos los 85 años de Kurt Diemberger con la reedición de 'Entre cero y ocho mil metros'

    Kurt Diemberger es el único alpinista vivo con dos primeras ascensiones a un ochomil en su currículum. Hoy cumple 85 años y Ediciones Desnivel lo celebra con el anuncio de la próxima reedición del libro Entre cero y ocho mil metros, un clásico de la literatura de montaña.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com