Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
En Badajoz

Vía Verde del Guadiana, por el tren que nunca pasó

Tras más de tres lustros de trabajos, se abandonó el proyecto de unir Villanueva de la Serena y Talavera con un ferrocarril cuando sólo quedaban por “abrir” 20 kilómetros. Hace unos años, el tramo entre Villanueva y Logrosán se reconvirtió en la Vía Verde del Guadiana, y ahora se trabaja para conectarla con la Vía Verde de la Jara por medio de un camino natural.

Martes, 3 de Enero de 2017 - Actualizado a las 12:51h.

Ciclista por la vía verde del Guadiana
Un ciclista pasea a su bebé por la vía verde cerca del puente que cruza la carretera de Madrigalejo

Galería Noticia

  • Ciclista por la vía verde del Guadiana Un ciclista pasea a su bebé por la vía verde cerca del puente que cruza la carretera de Madrigalejo
  • Dos ciclistas en un tramo de la vía verde extremeña Dos ciclistas en un tramo de la vía verde extremeña

Entre Villanueva de la Serena y Talavera de la Reina hay poco más de 140 kilómetros en línea recta. Alrededor de 110 son prácticamente llanos, o con ligeras ondulaciones, pero el resto es terreno montañoso con valles muy profundos y puntiagudas crestas de cuarcita; un territorio fragoso y enriscado que componen las sierras de Altamira, Las Villuercas y Guadalupe.

No podemos extrañarnos que fuera aquí donde, después de tres lustros de trabajo continuado, quedara detenido el proyecto para unir las vegas del Tajo y el Guadiana por medio del ferrocarril, pues para terminar los veinte kilómetros que faltaban para cerrar la línea era necesario construir un túnel de cuatro kilómetros y un viaducto de 500 metros; demasiado gasto para los malos tiempos de la postguerra y para las nuevas tendencias que apostaban más por el transporte por carretera.

En el resto del trayecto la explanación se terminó, se construyeron los viaductos y los túneles (algunos kilométricos) y hasta se levantaron las estaciones y se nombraron funcionarios para atenderlas. Incluso se llegaron a tender las vías entre Villanueva y Logrosán, pero las llanuras pacenses nunca llegaron a ver pasar un tren y poco a poco la plataforma fue deteriorándose hasta desaparecer en algunos lugares. Por suerte, dos grandes tramos de los extremos de aquella magna obra se han convertido en vías verdes: en la parte extremeña recibe el nombre de Vía Verde del Guadiana; en la toledana, Vía Verde de la Jara, el itinerario más emblemático de este tipo de los que hay en España.

«El acondicionamiento de la vía verde de la Vega del Guadiana se terminó en abril de 2009».

Camino Natural que une Logrosán, en el extremo norte de la Vía del Guadiana, con la estación de Santa Quiteria, final de la vía de la Jara es uno de los caminos naturales más largos y atractivos de España: nada menos que 184 kilómetros por uno de los territorios más despoblados y mejor conservados de España.

La Vía Verde del Guadiana

El acondicionamiento de la Vía Verde de las Vegas del Guadiana y Villuercas se terminó en abril del 2006. Es la primera vía verde que se preparó en Extremadura. Además de por ciclistas y caminantes, el camino es utilizado por cientos de romeros que peregrinan al monasterio de Guadalupe.

Su extremo más meridional hay que buscarlo a la orilla del río Guadiana, a unos tres kilómetros al norte de Villanueva de la Serena. A este punto se puede llegar en automóvil por la EX-351 o por el Cordel de la Plata que va paralela a ésta. El caso es llegar hasta el soberbio viaducto ferroviario que cruza el río. A la entrada encontraremos un poste del Camino Natural Vegas del Guadiana, pues esta vía verde se recuperó a costa de este programa del Ministerio de Medio Ambiente. Hay que aprovisionarse bien antes de echarse a la vía, pues ésta no atraviesa ningún pueblo hasta Logrosán, es decir unos 53 kilómetros al norte.

Aunque en el primer tramo se ven varios pueblos a diestra y siniestra muy cercanos en los que, en caso de emergencia, podríamos aprovisionarnos. Hasta el cruce de Madrigalejo, que la vía salva por un paso elevado, el camino discurre mansamente y sin sobresaltos entre campos labrados. El nivel freático de esta gran llanura es tan alto que, en temporadas de lluvia, los campos y la plataforma pueden estar inundados. En muchos tramos, la vía está casi ocupada por hierbas altas y arbustos.

A un lado y otro observaremos bandadas de aves que siguen en procesión a los tractores buscando los gusanos e insectos que los arados desentierran. Al otro lado de la carretera de Zorita a Madrigalejo se levanta una gran estación casi arruinada que los jovenes de Madrigalejo han convertido en escenario de sus fiestas, llena de pintadas y manchada de hollín de las fogatas. Durante unos cuantos kilómetros, avanzaremos un camino paralelo a la vía original porque ésta se encuentra absolutamente invadida por los rastrojos y el agua. Lo reconoceremos porque algunos postes telegráficos siguen en pie.

A un lado y otro la vista se pierde por extensos campos dedicados al cultivo del cereal. Al frente comienza a insinuarse la silueta del cerro de San Cristobal, a cuyos pies se levanta Logrosán. Poco antes de llegar a la solitaria estación de Zorita el monótono paisaje que nos rodeaba comienza a salpicarse de encinas aisladas que se van haciendo más y más abundantes hasta formar una beatífica y silenciosa dehesa que ya no abandonaremos hasta las puertas de Logrosán. Los ingenieros que diseñaron el ferrocarril se valieron del valle formado por el río Rueca y el arroyo Grande para adaptarse al terreno e ir ganando altura suavemente sin tener que recurrir a túneles o viaductos.

El cerro de San Cristobal (un bloque granítico que ha sido explotado desde el primer milenio a.C según atestiguan los restos arqueológicos hallados en su cima), va creciendo y alzándose ante nuestros ojos sin dejarnos ver el pueblo de Logrosán que se asienta en la ladera norte. La vía verde termina en la arruinada estación de Logrosán. Toda la cartelería referida a la vía verde ha sido pintada o destruida por gamberros imbéciles, y los edificios de la estación no han corrido mejor suerte.

En Logrosán merece la pena visitar la iglesia de San Mateo, joya del gótico rural, cuya capilla mayor emula en altura a las catedrales góticas de Plasencia o Coria; y el Parque del alcornocal, situado en la entrada oeste del pueblo. Se trata de un pequeño bosque de alcornoques centenarios de varias decenas de metros de altura.

Ficha técnica

  • SITUACIÓN:extremo oriental de las provincias de Cáceres y Badajoz.
  • PUEBLOS DE REFERENCIA: Villanueva de la Serena (Badajoz) en el extremo sur y Logrosán (Cáceres) en el extremo norte.
  • DISTANCIA: 56 km en un sentido.
  • CARTOGRAFÍA: hojas 706, 707, 731, 732, 754 y 779 del IGN 1:50.000
  • DESNIVEL: 177 metros.
  • INFORMACIÓN: www.viasverdes.com
  • ALOJAMIENTOS: en Villanueva, Madrigalejo y Logrosán.
  • CUÁNDO HACERLA:en primavera y otoño.
  • INFORMACIÓN TURÍSTICA: oficina de turismo de Villanueva. Tel: 924 849 090 y www.villanuevadelaserena.es; ayuntamiento de Logrosán: 927 360 812 y http://logrosan.wordpress.com; Ayto. de Madrigalejo. 927 354 116.
  • OBSERVACIONES: en la página oficial de la Fundación de Ferrocarriles Españoles se advierte que “dadas las graves deficiencias existentes en el itinerario por su deficiente mantenimiento, esta Vía Verde no ofrece las condiciones necesarias para ser considerada vía verde acondicionada”. Las deficiencias se refiere a algunos tramos cercanos a Villanueva que están invadidos por arbustos.
  • DE INTERÉS: una galería de la mina Costanaza en Logrosán, que fuera la mina de fosfato más importante de Europa, está siendo rehabilitada para que pueda ser visitada por el público.

 

Cómo empezar a viajar en bicicleta

Viajar en bici

Manual práctico de cicloturismo de alforjas

por Alicia Urrea ; Álvaro Martín

Este manual está pensado para intentar explicarte qué debes tener en cuenta para empezar a viajar en bicicleta. Incluye todo tipo de información para planificar tu primera ruta. Desde cómo diseñar tu ruta, cosas a tener en cuenta dependiendo de los diferentes compañeros de viaje, a cómo elegir o preparar la bicicleta, pasando por el tipo de equipamiento necesario. Finalmente la última parte del manual se dedica al día a día de la ruta: días de calor, frío o viento en contra, alimentación en ruta o cómo buscar dónde dormir.

Información relacionada

  • Revista Grandes Espacios nº228

    En este número: ESQUÍ DE MONTAÑA + ESTACIONES Matrimonio de conveniencia. Parques Nacionales de Montaña 100 AÑOS de protección. CAMINOS NATURALES de GRANDES RIOS La aventura fluye. PEÑA TREVINCA Las montañas del Lejano Oeste. Trucos Invernales: píldoras de experiencia. Equipo: manos calientes. Camino Vasco del Interior: Espejo de Euskadi / Fotoacción: Rollerski

Volver a portadilla

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
  • Trucos montañeros: píldoras de experiencia

    ¡Cuéntanos tu truco montañero y entra en el sorteo de un hornillo Primus Lite+!

    Hornillo Primus Lite Plus

    En el pasado número de Grandes Espacios publicamos una serie de trucos para hacer más llevadera la montaña invernal. Son trucos que nos "soplaron" varios profesionales y expertos amateurs de la montaña que se pasan la vida entre la nieve y el hielo. Seguro que vosotros también tenéis un montón de ellos.

    Comenta, vota y comparte esta noticia |

Literatura de montaña

  • Un día como un tigre John Porter En otoño de 1982 una piedra solitaria cayó desde las alturas de la cara Sur...
  • Alpinismo Gilles Modica Inventar para ascender, inventar para franquear, inventar para regresar, inventar para sobrevivir… inventar siempre para...

+ Para el finde

Ver todo Para el finde
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com