Saltar el menú e ir al contenido

Buscador
Te encuentras en:
ENTREVISTA

Alex Txicon empieza a abrir su propio camino

El alpinista vasco inaugura con la expedición invernal al G-I una línea de actividad basada en su propia filosofía alpinística, bajo los pilares del compromiso, la ética y la dificultad. Renuncia a trabajar para Edurne el Everest durante la primavera a cambio de una incierta expedición invernal al Karakórum.

Isaac Fernández - Domingo, 16 de Enero de 2011 - Actualizado a las 20:24h.

Comenta, vota y comparte esta noticia comentarios | votos
Facebook Twitter Mail Imprimir noticia
Edurne Pasaban, Alex Txicon, Nacho Orviz y Asier Izaguirre
Edurne Pasaban, Alex Txicon, Nacho Orviz y Asier Izaguirre (Colección Edurne Pasaban.)

Galería Noticia

  • Edurne Pasaban, Alex Txicon, Nacho Orviz y Asier Izaguirre Edurne Pasaban, Alex Txicon, Nacho Orviz y Asier Izaguirre (Colección Edurne Pasaban.)
  • Alex Chicón en el campo base del K2 en 2004 Alex Chicón en el campo base del K2 en 2004 (Darío Rodríguez)
  • Roberto Rojo-Gorri-, Alex Chicón y Juanito Oiarzabal Roberto Rojo-Gorri-, Alex Chicón y Juanito Oiarzabal (Darío Rodríguez)
  • Alex Txicon Alex Txicon (RTVE-Al filo de lo imposible)
  • Alex Txicon y Edurne Pasaban, con el Shisha Pangma de fondo Alex Txicon y Edurne Pasaban, con el Shisha Pangma de fondo (RTVE-Al filo de lo imposible)
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Cuando embarque en Barajas el próximo domingo 23 de enero con destino a Islamabad, Alex Txicon empezará a trazar su propio camino en esto del alpinismo. En Pakistán no lo esperarán sus compañeros de Al filo de lo imposible y Edurne Pasaban, sino el austriaco Gerfried Göschl y el canadiense Louis Rousseau. Ante ellos tres, una expedición de resultado incierto: el intento de ascender por primera vez el G-I en invierno… una hazaña pionera que se extiende a los otros cuatro ochomiles de Pakistán.

Por supuesto eso no significa que Txicon sea un novato en cuestiones de altas montañas, a pesar de que sus 28 años de edad pudieran conducir a equívoco. Empezó muy joven a integrarse en expediciones al Himalaya y al Karakórum y su currículum incluye la ascensión de ocho ochomiles.

Así pues, sabe de lo que habla cuando cuenta su plan de viaje al Hidden Peak. En Islamabad, Göschl, Rousseau y él mismo tomarán otro avión hasta Skardú; desde allí, siete u ocho horas en todoterreno hasta Skole. “Y de ahí, a pata” por el glaciar del Baltoro hasta Concordia y el circo de los Gasherbrums. Ocho días de caminata hasta el campo base… aunque “quizás lleguemos antes, ya que no iremos muy cargados porque todo el material del campo base fue trasladado allí antes de que empezara el invierno”.

Sabe que se encontrarán unas condiciones duras: “O tienes mucha nieve o mucho frío… pero no quiero pensar mucho en ello; prefiero ir descubriéndolo poco a poco”, señala. Las expediciones que ya se encuentran en el Karakorum, como Denis Urubko y Simone Moro o los polacos del Broad Peak, han informado de temperaturas mínimas de unos -30ºC a 5.000 metros de altura: “Es mucho frío, pero vamos mentalizados para eso; se trata de ir a aprender, con la menta abierta y a disfrutar de la experiencia”.

Hablamos con él a ratos, mientras completa los preparativos del viaje (visado, teléfono satelital…) y deja terminadas las últimas tareas relacionadas con su trabajo, al frente de una empresa del sector de la construcción.

¿Qué motiva a alguien dejar un trabajo bien remunerado como el de acompañar a Edurne Pasaban al Everest por una aventura invernal en el G-I?
Al final, yo no vivo de la montaña. Mi trabajo es mi empresa de construcción, y allí trabajo para ahorrar para la montaña. Estoy en condiciones de elegir mi propio camino y ahora lo que más me motiva es irme al G-I en invierno. Claro que también me hubiera gustado ir al Everest con Edurne, pero las dos expediciones son demasiado y he optado por esta. Ya tendré tiempo de ir al Everest sin oxígeno más adelante, cuando haya acumulado algo más de experiencia por encima de los 8.500 m… quiero probarme un poco más en esas alturas, ya que sólo tengo la experiencia del Kangchenjunga y el día de cima no me encontré demasiado bien.

¿Cuál es tu visión del alpinismo actual?
Donde yo vivo, aquí en el País Vasco, los medios de comunicación tienen mucho peso en lo que al alpinismo se refiere, y marcan un poco la pauta. Por lo que se puede leer en los medios, se valoran más otro tipo de actividades que las que valoro yo. Yo valoro más aperturas en roca en Pirineos como las de Eloi Callado que una ascensión a un ochomil por una ruta clásica. Está bien que los medios de comunicación hablen de alpinismo y de montaña, pero la manera en que lo hacen es para mal… Estoy un poco cansado de este tema. Cada actividad tiene el mérito que tiene, ni más ni menos. Y si no es por los franceses, los suizos y cuatro alpinistas más contados con los dedos de una mano, no se hacen cosas innovadoras. No te encuentras ni un solo francés en los ochomiles; ellos van a montañas de 6.000 m, pero claro, no salen en ninguna parte.

Tampoco lo difunden demasiado…
Es verdad. Ahí te doy la razón. Los alpinistas debemos dar ejemplo porque si sólo se ven las expediciones a las rutas clásicas de los ochomiles… Pero la verdad es que en el alpinismo también hay unos valores diferentes, basados en la ética y el compromiso. Yo estoy muy contento con el intento que hice al pilar oeste del Makalu en 2005; pero para ello estuvimos 59 días en el campo base, mientras que hay gente que salen de casa y vuelven después de haber hecho el Cho Oyu, por ejemplo, en cuarenta días. Hay mucha gente que sólo va a las grandes montañas a puntuar, y van a remolque de las grandes expediciones, en una especie de efecto dominó. Ahora que toda la información está en internet, es fácil saber dónde van a estar las grandes expediciones y todos van detrás de ellas. Y lo peor es que, como no hay reglas claras, después cada uno cuenta la historia a su manera. Y así prolifera mucho alpinista del montón, que estará muy fuerte pero es un aprovechado. Aunque ahí también hago autocrítica, porque si no quieres encontrarte a gente de este tipo también puedes elegir otra ruta y estar solo…

¿Y qué papel juega la prensa en todo esto? Los medios no pueden tener a corresponsales en todas las expediciones y nos tenemos que fiar de lo que cuentan los alpinistas…
Creo que la prensa tendría que ser una especie de árbitro en estos temas.

¿Tienes en mente los catorce ochomiles?
Los catorce ya están hechos. En mi cabeza, estoy contento con actividades en las que incluso no he hecho cima, como en el Kangchenjunga, que no llegué a la cima. Y si te pones, tampoco he pisado la cumbre del Manaslu, aunque allí me quedé a unos 8 metros por cuestiones del equipo. Pero, en realidad, ¿qué es la cumbre? La cumbre, para mí, es con lo que yo me sienta feliz. Los catorce, antes que yo, ya los han hecho Juanito, después vino Alberto Iñurrategui, Iñaki Ochoa de Olza y Félix Iñurrategui se quedaron ahí por el camino, y ahora los tiene Edurne. Esa es la historia.

¿Cuáles son, pues, tus objetivos?
Tengo muchos proyectos en la cabeza, como el de irme con Alberto Ayora al Polo Sur. También me gustaría subir al K2 y, de hecho, igual me voy este verano; ya estuve allí en 2004, pero desde entonces no le he vuelto a dar ningún tiento y estoy como loco por irme allí. Lo hemos hablado con Göschl y Rousseau y quizás nos vamos allí juntos otra vez.

Por otro lado, he estado tres veces en la cara británica (SO) del Shisha Pangma y lo conozco bastante bien. Quiero hacer una expedición de exploración a varias montañas de 6.000 y 7.000 m fantásticas que hay allí, alrededor de un campo base que es precioso. Las tengo fotografiadas y documentadas, y me encantaría irme con amigos, para escalar unas líneas muy bonitas y estéticas, que además no están hechas.

También me encantaría volver al pilar oeste del Makalu, que me encantó cuando fui la otra vez. Ya lo intentaron Iñurrategui, Vallejo y Zabalza, y también Ueli Steck… Pero yo creo que allí hay que ir con una expedición pesada, porque es algo muy complicado, con mucho compromiso y muy largo para ir en estilo alpino puro.

¿No eres defensor del estilo alpino?
Sí claro, pero tampoco soy un radical.

Volver a portadilla

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información
Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Literatura de montaña

  • Transalpina en BTT Enrique Antequera Te ofrecemos toda la información para que no tengas excusa a la hora de afrontar...
  • Mujer mariposa mujer tortuga Pati Blasco Este libro es una recopilación de textos del blog de la autora y también de...
Publicidad
  • Chaqueta Vapour Light Hypertherm de Berghaus Premio Desnivel de Material 2014: vídeos de los productos ganadores Solo 11 productos, de entre más de 200 candidatos recibidos, se alzaron con el premio independiente que Desnivel ha otorgado –en su sexta edición– a las novedades más destacadas del año. En estos vídeo-resúmen con la entrega de los diplomas conocemos más de cerca los ganadores.
  • James Pearson y Caroline Ciavaldini exploran la escalada clásica en Rocklands Descubren un sorprendente potencial para escalar con cuerda y seguros flotantes en una de las mecas del búlder mundial. Destacan las líneas de dificultad media, de entre 6a y 7b+, y de entre 15-25 metros aunque también las hay de centenares de metros.
  • Feria Outdoor 2014. Jordi Salas con una nueva cinta adherente que comercializará Evolv, perfecta para vendaje de dedos en escalada (sin pegamento pero muy resistente y transpirable) Feria Outdoor 2014 (III): Novedades en material de escalada Seguimos haciendo un repaso de las principales novedades presentadas en la feria alemana de Outdoor (celebrada del 10 al 13 de julio en Friredrichshafen), esta vez centrándonos en el campo del material de escalada, donde, después del calzado, hemos visto más innovaciones de los fabricantes.
Publicidad
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |


© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com