Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
EDITORIAL DESNIVEL Nº301. RESCATE EN EL LHOTSE

Juanjo Garra: “Me duele no haber tenido las fuerzas y el coraje de ir a por Lolo”

En todo momento, en la conversación que mantenemos, Juanjo se siente dolido por no haber hecho más por Lolo. Fue el que llegó en mejor estado al campo base y no necesitó asistencia médica de ningún tipo. Así recuerda lo vivido en el Lhotse.

Darío Rodríguez - Viernes, 1 de Julio de 2011 - Actualizado a las 14:12h.

Campo base del Everest 2011 05 11. De izquierda a derecha: Juanito Oiarzabal, Juanjo Garra y Manuel González “Lolo”.
Campo base del Everest 2011 05 11. De izquierda a derecha: Juanito Oiarzabal, Juanjo Garra y Manuel González “Lolo”. (©Darío Rodríguez 2011)

Galería Noticia

  • Campo base del Everest 2011 05 11. De izquierda a derecha: Juanito Oiarzabal, Juanjo Garra y Manuel González “Lolo”. Campo base del Everest 2011 05 11. De izquierda a derecha: Juanito Oiarzabal, Juanjo Garra y Manuel González “Lolo”.
  • Juanito Oiarzabal, Lolo González y Juanjo Garra en el campo base del Lhotse 2011. Juanito Oiarzabal, Lolo González y Juanjo Garra en el campo base del Lhotse 2011.
  • En la tienda, en el campo 2 Lhotse. Juanjo Garra, Juanito Oiarzabal y Manuel González “Lolo”. En la tienda, en el campo 2 Lhotse. Juanjo Garra, Juanito Oiarzabal y Manuel González “Lolo”.

Conversando con: Lolo González, Carlos Soria, Miguel Ángel Pérez sobre la editorial Desnivel 301.

¿Qué has sentido al leer el editorial que hemos publicado en el último número de Desnivel?
Me siento dolido porque no tuve las fuerzas para ir a buscar a mi amigo. Desde el campo base se nos dijo que bajáramos, pero esto no es excusa. Me duele no haber tenido las fuerzas y el coraje de ir a por Lolo. Escribes que se abandona a un compañero, y es cierto. La palabra “abandonar” del editorial cuando la leía la sentía en negrita y subrayada. Bajé de la pared del Lhotse llorando, porque tenía enfrente el Pumori y había estado con Lolo en esa montaña. Cerca del campo 2 me encuentro con una paramédico de la expedición de Willy Benegas. Le dije que venía atormentado por la pérdida de Lolo, entonces me dijo que estaba vivo y le pegué un abrazo enorme.

"Bajé de la pared del Lhotse llorando, porque tenía enfrente el Pumori y había estado con Lolo en esa montaña"

¿Crees que era posible para vosotros haber subido a rescatar a Lolo?
Tendría que haber sido posible, pero no podíamos, estábamos muy cansados. Subimos muy lentos a la cima por el mal estado de la nieve. El día de cumbre volví a la tienda cuando llevaba cien metros para coger los bastones de esquí, porque la nieve estaba muy blanda y el piolet no me servía. Lo que se debe explicar es que desde el campo base nos pidieron que nos dedicásemos a cuidarnos como grupo y que descendiéramos, que la gente que bajaba del Collado Sur iba a buscar a Lolo. Pero me duele no haber tenido la capacidad para volver a subir.

"Desde el campo base nos pidieron que nos dedicásemos a cuidarnos como grupo y que descendiéramos"

En cuanto a Lolo, nos esperábamos lo peor, porque es una persona con experiencia, fuerza y que no iba mal. Pensábamos que por agotamiento no había sido, por lo que creíamos que había sido una caída o un accidente. Nadie lo quiere pensar, pero cuando no llega durante la noche, piensas en lo peor. Ni siquiera Lolo recuerda lo que le pasó.

"Fue una noche plagada de dudas e incertidumbres. No había forma de comunicar con Lolo."

Salir de la tienda después de todo el esfuerzo [de subir y bajar de la cima] y volver a subir a media noche... Nos hubiéramos congelado. Fue una noche plagada de dudas e incertidumbres. No había forma de comunicar con Lolo. Por la mañana tampoco teníamos fuerzas. Intentamos que los sherpas, que están más fuertes, fueran a por él. Pero son humanos, estaban cansados y se negaron. No veíamos nada en la ruta que pudiera ser Lolo; no se veía nada.

"A Lolo le preguntamos cómo iba y nos dice que va bien, hablaba sin balbuceos y le vimos en buen estado"

Cuando descendéis de la cima os encontráis con los que suben: Robert e Isa, y también Lolo, ¿cómo los veis?
A la cima llegamos Carlos Pauner, Javier, Juanito y yo, a las 13:20 según la cámara de Javier Pérez. Estábamos, como mucho, a media hora en la cima. En el descenso nos encontramos a Lolo y luego a Isa y Rober, a una distancia no muy lejana de la cima, pero que con la altura suponía un buen rato de ascensión aún. A Lolo le preguntamos cómo iba y nos dice que va bien, hablaba sin balbuceos y le vimos en buen estado. Carlos Pauner, bajando, iba mucho más atrancado a nivel verbal. Más abajo va Isa y después Rober. Les sugerimos que ya era tarde, aunque no estaban a una distancia excesiva de la cima, pero a esa hora y a esa altura representa invertir mucho tiempo y por eso nos preocupamos. Les dijimos que tenían que espabilar. Isabel contestó con un poco de soberbia que o salía con los pies por delante o no salían...

"Al día siguiente, desde el campo base, se nos dice que Benegas va a subir y que nos bajemos nosotros,"

¿Cómo es tu descenso desde la cima al campo 4?
Me pegué un panzón para ayudar a bajar a Carlos y Javier. Los dos iban mal. A Javier le tuve que subir el caudal de oxígeno a 4 litros. Juanito sigue bajando porque tiene malas sensaciones en los pies. Le hago señas para que me ayude con Carlos Pauner y Javier Pérez, pero no me ve y continua bajando. Yo veo que Carlos Pauner no avanza bien, que le cuesta regir los movimientos y bajaba afectado; Javier también baja muy cansado. Al cabo del cuarto rápel me pongo a su lado, estando atento y vigilante de sus movimientos con el ocho. Javier me dice que Carlos no iba bien y que él tampoco iba bien; le puse el regulador al cuatro y me quedé entre los dos vigilando las maniobras que hacían. Al día siguiente, desde el campo base, se nos dice que Benegas va a subir y que nos bajemos nosotros, para que ayudemos a Carlos Pauner, que va mal. Hay que agradecer a esta gente de las expediciones comerciales la ayuda que nos prestaron.

"En la parte final, cuando ya hemos hablado con la gente de Edurne y ya habían llegado los sherpas, el estado de Juanito se deteriora"

¿Cómo es el descenso del campo 2 al base?
Yo bajo con Pauner y Javier y nos encontramos con Juanito en el campo 1. A partir de ahí Juanito nos dice que va mal y Carlos Pauner le pinchó una dexametasona. Más abajo le pusimos oxígeno del que llevaba Javier. Carlos Pauner y Javier iban cansados pero iban bajando. Tienen mucha experiencia y rodaje y saben sufrir. Juanito pidió la dexa a un tercio de la bajada del campo 1 y después, cuando faltaba un 30% del recorrido para el campo base, le pusimos el oxígeno. En la parte final, cuando ya hemos hablado con la gente de Edurne y ya habían llegado los sherpas, el estado de Juanito se deteriora. Lo cogimos por los hombros primero y luego lo hicieron los sherpas. Cuando faltaban 10 minutos es cuando aparece todo el mundo.

Y eres el que llega en mejor estado al campo base. Cansado pero no necesitas asistencia médica de ningún tipo. No tienes congelaciones ni nada...
Es cierto que Carlos Soria es el único que hace el trekking de regreso a Katmandú por su propio pie, pero yo regresé en helicóptero porque iba de acompañante de Juanito.

Información relacionada

Volver a portadilla

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Alpinistas

Ver todo Alpinistas

+ Libro

  • Portada del libro "Speed. Las tres grandes paredes norte de los Alpes en tiempo récord" por Ueli Steck Las siete horas que cambiaron la vida de Ueli Steck

    El logro más espectacular de Ueli Steck ha sido su trilogía de ascensiones rápidas en la cara norte del Eiger, las Grandes Jorasses y el Cervino, que en total sumaron 7 horas y 4 minutos. El libro 'Speed' habla de este proyecto y de las sensaciones que lo acompañaron.

  • Portada del libro" Besa o mata. Confesiones de un escalador en serie", por Mark Twight Mark Twight: el alpinista punk sin pelos en la lengua

    Las montañas dejan cicatrices en el cuerpo y en el ego. Mark Twight forzó su límite en vías extremas y plasmó sus sentimientos en artículos que son como heridas abiertas. El libro Besa o mata los recoge.

  • Portada del libro: Entre cero y ocho mil metros, por Kurt Diemberger Más que deporte: los asuntos “imprevistos” de una expedición

    Tras una escalada de éxito hay mucho más que deporte. La relación con los patrocinadores, con los medios de comunicación o incluso con los ofendidos por temas inesperados son escollos que también hay que salvar. No es nuevo: ya le pasó a Kurt Diemberger en 1958 cuando escaló la norte del Eiger.

  • Portada del manual Correr por montaña de Marc Bañuls Cómo combatir los pensamientos negativos durante una carrera

    Ediciones Desnivel publica Correr por montaña. Manual práctico, un libro que ayuda a que nuestras salidas, aunque cansadas, sean enormemente placenteras. Marc Bañuls propone estrategias para entrenar, alimentarse o gestionar los pensamientos negativos que a veces nos frenan.

  • Kurt Diemberger se contempla a sí mismo en el IX Ciclo de Conferencias de Montaña de Tarragona 2016 Celebramos los 85 años de Kurt Diemberger con la reedición de 'Entre cero y ocho mil metros'

    Kurt Diemberger es el único alpinista vivo con dos primeras ascensiones a un ochomil en su currículum. Hoy cumple 85 años y Ediciones Desnivel lo celebra con el anuncio de la próxima reedición del libro Entre cero y ocho mil metros, un clásico de la literatura de montaña.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com