Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
Publicidad
RETRATO DE UN ALPINISTA DE LEYENDA

Ueli Steck (1976-2017), se apaga la 'Máquina Suiza'

La noticia de su fallecimiento ayer en el Nuptse acaparó la portada de los medios de comunicación de todo el mundo. Así fue su trayectoria vanguardista, única en el mundo del alpinismo, que queda huérfano de una figura que realizó ascensiones en tiempos increíbles en los Alpes y las grandes montañas del Himalaya.

Isaac Fernández/DESNIVEL - Lunes, 1 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 08:30h.

Ueli Steck aclimata en el C2 y el Hombro Occidental del Everest para la travesía Everest-Lhotse (abril 2017).
Ueli Steck aclimata en el C2 y el Hombro Occidental del Everest para la travesía Everest-Lhotse (abril 2017). (© U. Steck)

Galería Noticia

  • Ueli Steck aclimata en el C2 y el Hombro Occidental del Everest para la travesía Everest-Lhotse (abril 2017). Ueli Steck aclimata en el C2 y el Hombro Occidental del Everest para la travesía Everest-Lhotse (abril 2017).
  • Ueli Steck aclimata en el C2 y el Hombro Occidental del Everest para la travesía Everest-Lhotse (abril 2017). Ueli Steck aclimata en el C2 y el Hombro Occidental del Everest para la travesía Everest-Lhotse (abril 2017).
  • Ueli Steck, Tenjing Sherpa, David Göettler y Hervé Barmasse entrenan juntos en Nepal para sus proyectos en el Everest y Shisha Pangma 2017. Ueli Steck, Tenjing Sherpa, David Göettler y Hervé Barmasse entrenan juntos en Nepal para sus proyectos en el Everest y Shisha Pangma 2017.
  • Ueli Steck ascendiendo al Island Peak. Ueli Steck ascendiendo al Island Peak.
  • Ueli Steck en la cima del Mont Blanc Ueli Steck en la cima del Mont Blanc
  • Ueli Steck en la Ultra Trail du Mont Blanc 2015. Ueli Steck
  • Ueli Steck récord en el Eiger, 18 noviembre 2015 Ueli Steck récord en el Eiger
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Ueli Steck fallecía ayer a causa de un accidente mientras escalaba el Nuptse en solitario para aclimatar de cara al intento de completar la primera travesía Everest-Lhotse sin oxígeno. La consternación se apropiaba de la comunidad montañera y de aficionados al alpinismo. Se va uno de los mejores y corresponde echar la vista atrás y recordar todo lo que ha sido Ueli Steck para el alpinismo, tanto desde la perspectiva deportiva como humana.

El Eiger y el alpinismo de velocidad

El alpinista suizo, carpintero de profesión, inició su carrera deportiva de alto nivel en 1995, a los 18 años, cuando realizó la primera de sus muchas ascensiones a la cara norte del Eiger. Este pico alpino ha sido siempre como el patio trasero de su casa, al que ha vuelto una y otra vez a lo largo de los años hasta haberlo escalado en 41 ocasiones por la cara norte, según desvelaba en una entrevista concedida el año pasado a Desnivel.com, después de haberlo subido tres veces en menos de dos semanas: "Una vez dije de broma que quería escalarlo por la cara norte una vez por cada año de vida que tuviera. Ahora tengo 39 años, así que tengo algo de saldo adelantado, aunque dependiendo de lo que viva quizá necesite acumular escaladas ahora para poder cumplirlo".

En la cara norte del Eiger perfeccionó su particular estilo de alpinismo de velocidad, reduciendo hasta lo increíble el tiempo necesario para realizar una escalada de moderada dificultad como la de la ruta Heckmair. El 11 de noviembre de 2015 estableció junto a Nicolas Hojac un nuevo récord para una cordada, con 3:46 horas, rebajando en 39 minutos el mejor registro anterior, de Roger Schaeli y Simon Gietl desde 2011. El 16 de noviembre de 2016, establecía un nuevo mejor tiempo en solitario (2 horas 22 minutos y 50 segundos), superando el tiempo de Dani Arnold (2011) en seis minutos. Era el tercer récord de Ueli Steck en la cara norte del Eiger en solitario, tras los de 2007 (3:45) y 2008 (2:47:33).

Trayectoria alpina

Pero el Eiger no fue el único terreno de juegos de Ueli Steck y su alpinismo de velocidad en los Alpes. La trilogía de esta montaña junto al Mönch y el Jungfrau, el Cervino, el Mont Blanc por la Innominata, o el desafío 82 Summits en el que ascendió los 82 cuatromiles de los Alpes en 62 días han sido otros logros que le llevaron a ganarse el apodo de la Máquina Suiza.

Salto al Himalaya

Durante los primeros años del nuevo milenio, Ueli Steck comenzó a ganar experiencia lejos de la cordillera alpina. En 2001, hizo la primera ascensión de la cara oeste del Pumori con Ueli Buhler. En 2002, estrenó la cara este del Monte Dickey en Alaska. En 2003, escaló la Punta Herron en Patagonia. Y en 2005 firmó su declaración de intenciones himaláyica con la expedición Khumbu Express en la que realizó las dos primeras ascensiones en solitario a la cara norte del Cholatse (6.440 m) y a la cara este del Tawoche (6.505 m), en el valle del Khumbu de Nepal.

Sus expediciones a las grandes montañas fueron ganando en ambición deportiva. En 2006 completó la primera ascensión de la cara noreste del Gasherbrum II Este (7.772 m). En 2008, escaló con Simon Anthamatten la cara norte del Tengkampoche (6.500 m) en estilo alpino, lo que les valió a los dos suizos el Piolet d'Or.

En verano de 2009 subió su primer ochomil, que fue el Gasherbrum II (8.035 m) en solitario, al que sumó el Makalu (8.485 m) ese mismo otoño. Posteriormente, llegaría el primero de sus logros más impresionantes en el Himalaya: la solitaria a la cara sur del Shisha Pangma (8.027 m) en 10:30 horas. Un par de semanas más tarde, haría el doblete con el Cho Oyu (8.188 m) por la normal. En 2012, sumaría a su ya destacadísimo palmarés la cima del Everest (8.848 m) sin oxígeno por la ruta normal de la cara sur.

Marcado por el Annapurna

Si una montaña del Himalaya ha marcado a Ueli Steck, esa es el Annapurna, y más específicamente su vertiente sur. Realizó su primer intento a la cara sur del Annapurna en 2007. En aquella ocasión, salvó la vida de milagro después de ser alcanzado por una roca que golpeó su casco, quedar inconsciente y deslizarse unos 70 metros por la vertiente. Recuperado, lo volvió a intentar el año siguiente, cuando el riesgo de avalanchas motivó su retirada. Aunque el Annapurna de 2008 quedaría grabado en la historia por el intento de rescate de Iñaki Ochoa de Olza, del que Ueli Steck fue uno de los principales protagonistas; fue el único del grupo de rescate que consiguió hasta donde se encontraba y la última persona que lo vio con vida.

Regresaría una vez más en otoño de 2013. Esta vez sí consiguió su objetivo de escalar la cara sur del Annapurna, en solitario y en un ataque exprés de 28 horas entre subir y bajar. Una ascensión extrema que generó una enorme repercusión y que le valió su segundo Piolet d'Or, a la vez que despertaba algunas críticas por la falta de fotos de cima y otras pruebas que certificaran la veracidad de la ascensión.

Dimensión humana y controversias

El Annapurna resume todas las facetas de Ueli Steck: por un lado fue un indudable logro alpinístico por otro el inicio de una controversia que -muy a su pesar- lo ha perseguido. Hasta el punto que en torno a este tema (la necesidad de aportar pruebas de sus escaladas por parte de los alpinistas de alto nivel) giró una mesa redonda del reciente Piolet d`Or 2017, en la que participaron importantes figuras del mundo del alpinismo. 

La magnitud de la figura que Ueli Steck se ha ido labrando con el tiempo lo ha convertido en una verdadera estrella en el mundo del alpinismo, hasta el punto de que ninguna de sus actividades o declaraciones pudiera pasar desapercibida. Para lo bueno y para lo malo. Todo ese interés y presión mediática se intensificó en los últimos años debido, también, a varios hechos que saltaron a la portada de los medios de comunicación.

Su ascensión a la cara sur del Annapurna, de otoño de 2013, vino precedida por un auténtico terremoto en el Everest en la primavera de 2013. El 27 de abril, Simone Moro, Ueli Steck y Jonathan Griffith estuvieron a punto de ser linchados en el campo 2 del Everest por un grupo incontrolado de sherpas después de una discusión con el equipo que fijaba las cuerdas de la ruta normal entre C2 y C3. Los tres tuvieron que escapar como pudieron al campo base y dieron por canceladas su expedición, en un confuso episodio que evidenció el resentimiento de algunos sherpas con los alpinistas occidentales. Posteriormente, Ueli Steck consiguió rehacerse de aquello y regresó al valle del Khumbu en más de una ocasión, e incluso compartió ascensiones con alpinistas de la etnia sherpa, como su compañero en la presente travesía Everest-Lhotse, Tenjin Sherpa.

Después del Annapurna, Ueli Steck reconoció públicamente que creía que había ido demasiado allá en cuanto al riesgo asumible. El alpinista suizo hacía propósito de enmienda y admitía en una entrevista a Desnivel.com que "ya no quiero llevar las cosas tan al límite" y que iba a dar un paso atrás en cuanto a dificultad y riesgo.

Y parecía que así iba a ser, cuando en otoño de 2014 se fue al Shisha Pangma con su mujer Nicole, "de vacaciones", según sus propias declaraciones. Una vez allí, no pudo evitar unirse a un equipo de alpinistas en un año en que la montaña presentaba malas condiciones. En su intento a cumbre, se produjo una trágica avalancha que acabó con la muerte de Sebastian Haag y Andrea Zambaldi, así como la milagrosa salvación de Martin Maier, quien lanzó posteriormente algunas críticas sobre Ueli Steck y Benedikt Böhm por no haber hecho lo suficiente por rescatarle.

Su siguiente expedición, la que lo reconcilió con la montaña, fue el proyecto 82 Summits, llevada a cabo con amigos y en los Alpes. Sin embargo, tampoco allí se mantuvo exento de críticas y controversias: continuó el proyecto en solitario tras el forzado abandono de su compañero Michi Wohlleben, y su nombre saltó a los medios por el fallecimiento del holandés Martijn Seuren, quien se le unió en la ascensión a las Grandes Jorasses y cayó en la arista Rochefort. Ueli siempre explicó que Martijn no era compañero suyo ni formaba parte del proyecto, sino un alpinista que ascendía detrás de él en esta montaña.

El último episodio de carácter humano vinculado a Ueli Steck ocurrió durante su fallida expedición con David Göttler a la cara sur del Shisha Pangma, cuando dieron con los restos mortales del histórico Alex Lowe y David Bridges, fallecidos 17 años antes.

Había preparado con la meticulosidad que le caracterizaba la travesía Everest-Lhotse que quería realizar con Tenjin Sherpa hasta el punto que el pasado mes de febrero estuvo entrenando en Nepal con con otros dos alpinistas de vanguardia David Göettler y Hervé Barmasse, quienes se preparaban para su proyecto en el Shisha Pangma.

 

Una forma de entender el alpinismo

"Speed. Las tres grandes paredes norte de los Alpes en tiempo récord" por Ueli Steck

Speed

por Ueli Steck

Las tres grandes paredes norte de los Alpes en tiempo récord. 7 horas y 4 minutos que cambiaron su vida.

La fórmula mágica de su personal forma de entender el alpinismo, y que ha seducido a Ueli, ha sido la suma del compromiso y la exposición de sus objetivos con el reto de la velocidad.

Información relacionada

  • La comunidad de alpinistas y escaladores se despide de Ueli Steck
  • Muere Ueli Steck
  • Revista Grandes Espacios nº232

    En este número: Especial Trekking en los Alpes: Tour del Mont Blanc, Chamonix-Zermatt, Tour del Monte Rosa, Tour Del Thabor, Trekking del Lavaredo, Diagonal de Les Ecrins. Caminos Naturales: rutas de primavera. Camino Lebaniego Castellano.

  • Revista Desnivel nº371

    En este número: LIBERACIÓN EN LA TORRE CENTRAL DEL PAINE ‘El Regalo deMwono’, (8a); LA OTRA PATAGONIA Valle del Turbio; ESQUÍ FIN DE TEMPORADA Vuelta al Aneto; INTENTO INVERNAL Everest extremo; MATERIAL Tiendas 4 estaciones; TÉCNICA Del roco a la roca; LITERATURA Steve House, Más allá de la montaña; SEGURIDAD Análisis de accidentes; HIELO Izas, Gavarnie y Fuenfría

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Libro

  • Niños jugando en un rocódromo. ¿Jugamos? La mejor manera de empezar a escalar

    ¿Eres profesor de la E.S.O? ¿Entrenador juvenil? Si trabajas con jóvenes y quieres iniciarlos en la escalada, este es tu libro. 60 juegos de iniciación que se pueden realizar con el material de uso frecuente en los centros educativos.

  • Ilustración del libro 'Una gran ascensión' ‘Una gran ascensión’: la montaña para niños

    Cae la noche y se van a la cama: “Os contaré un historia mientras os ponéis el pijama”. (Si sois de los que leen a sus hijos antes de dormir, os interesa el cuento de los animales que se organizan para poner en marcha su primera expedición).

  • Steve House. Steve House: “Soy un punk con crampones. Vivo para escalar”

    Reinhold Messner dice que Steve House está entre los mejores alpinistas del mundo. Para conseguirlo, decidió seguir un camino que muchos cuestionaban con preguntas insolentes: “¿Qué vas a hacer cuando seas viejo y tengas las rodillas machacadas? ¿Estás ahorrando para tu jubilación?”

  • Portada del libro:  La Torre. Una crónica de la escalada y la controversia en el Cerro Torre, por Kelly Cordes Una crónica de la escalada y la controversia en el Cerro Torre

    No hay tantas montañas que puedan contarnos la historia del alpinismo y su evolución en sí mismas. No hay tantas montañas que nos hablen de nuestro impacto en la historia o que nos hagan preguntarnos ¿qué es lo más importante la cumbre o la escalada? No hay tantas montañas que entre su hielo y su roca encierren una polémica que dura casi cincuenta años.

  • Portada del libro 'Una aproximación' por Josep Maria Cuenca. Finalista del Premio Desnivel de Literatura 2016 Josep Maria Cuenca: "Arriesgarse por lo que uno quiere me parece la mejor manera posible de vivir"

    Esta novela, finalista del Premio Desnivel de Literatura 2016 y prologada por Juanjo San Sebastián, tiene entre sus múltiples riquezas que es una historia de personas, de amistad y de un momento social de cambio en el mundo de la montaña y la escalada.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com