Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
17 DE FEBRERO DE 1980

Aniversario de la primera invernal al Everest de Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy

Los polacos alcanzaron la cima el 17 de febrero de 1980, hace justo 37 años, y después de sufrir un problema burocrático durante esos días... coincidencias con la expedición de Álex Txikon.

Desnivel.com - Viernes, 17 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 14:20h.

Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy celebran en el campo base su ascensión a la cima del Everest en invierno que alcanzaron el 17 febrero 1980.
Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy celebran en el campo base su ascensión a la cima del Everest en invierno que alcanzaron el 17 febrero 1980.

Galería Noticia

  • Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy celebran en el campo base su ascensión a la cima del Everest en invierno que alcanzaron el 17 febrero 1980. Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy celebran en el campo base su ascensión a la cima del Everest en invierno que alcanzaron el 17 febrero 1980.
  • Leszek Cichy muestra a su regreso cima del Everest (invierno 1980), la nota que dejó en la cima el año anterior el suizo Ray Genet que moriría en el descenso de la cima (2 octubre 1979) Leszek Cichy muestra a su regreso cima del Everest (invierno 1980), la nota que dejó en la cima el año anterior el suizo Ray Genet que moriría en el descenso de la cima (2 octubre 1979)

Hoy se cumplen 37 años de la primera ascensión invernal al Everest, culminada el 17 de febrero de 1980 por los polacos Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy. La efeméride ha cogido a Álex Txikon en Katmandú, en un paréntesis administrativo de su expedición invernal al Everest sin oxígeno causado por las intenciones de su agencia, Seven Summits, de darla por acabada sin que el vasco se haya dado por vencido.

Incidente burocrático en 1980

Una curiosa coincidencia es que también la expedición polaca del invierno de 1979-80 tuvo un incidente burocrático por estas fechas, aunque de naturaleza sensiblemente diferente al de Álex Txikon. Concretamente fue el 15 de febrero de 1980. Aquel día figuraba como el límite de su permiso de ascensión y el líder de la expedición Andrzej Zawada mandó a un porteador que llevara un mensaje a las autoridades solicitando una extensión del permiso.

Aquel porteador, cansado de las privaciones sufridas durante aquella expedición que se instaló en el campo base de la cara sur el 5 de enero, añadió de su cosecha que los polacos solicitaban sólo dos días más, y eso fue lo que otorgaron las autoridades. De esa forma, y en una estrategia contra el reloj, se gestó el último intento a cumbre para el 17 de febrero, que sería el definitivo y que recordaremos a continuación.

Cerca del fin de la expedición

Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy eran los dos alpinistas más jóvenes de aquella expedición, y dos de los que mejor resistieron las duras condiciones de un invierno en el Everest. Para aquel momento, sólo ellos y otros dos compañeros seguían en condiciones de medirse a la montaña. De hecho, lo habían intentado pocos días antes y habían alcanzado el Collado Sur (8.000 m) junto con su compañero Walenty Fiut el 11 de febrero, pero un viento excesivo y un frío atroz los obligó a descender de nuevo tras una noche espantosa en altura.

El 13 de febrero, Andrzej Zawada y Ryszard Szafirski llevaron a cabo un intento heroico que los llevó de nuevo hasta el Collado Sur. El líder de la expedición terminó exhausto, pero esa fue su manera de recuperar la moral del resto de miembros. A continuación, fueron el experimentado Andrzej Heinrich y Passang Sherpa quienes ascendieron hacia los campamentos de altura, aunque terminarían dándose la vuelta a 8.350 m.

La ascensión de Wielicki y Cichy

La última oportunidad, por la inminente finalización del permiso de ascensión, volvió a situar a Krzysztof Wielicki y Leszek Cichy en el Collado Sur el 16 de febrero. Tras pasar una noche a -42ºC y con vientos fuertes, los dos se pusieron en marcha a las 6:50 horas de la mañana del 17 de febrero en dirección a la cima, llevando una pequeña mochila con una botella de oxígeno que apenas sabían usar.

Los dos alpinistas realizaron un esfuerzo enorme, siempre hacia arriba y sin tener muy claro dónde quedaba su objetivo exactamente. "Si no hubiera sido el Everest, si se hubiera tratado de cualquier otra montaña, nos hubiéramos dado la vuelta", asegurarían posteriormente. Sin embargo, no lo hicieron y a las 14:25 horas Leszek Cichy se comunicó por radio con el campo base:

—¿Me oís? ¿Me oís? Cambio.

—Negativo, repite. Repite.

—¡Adivinad dónde estamos!

—¿Dónde estáis? Cambio.

—En la cumbre. En la cumbre.

—¡Hurra, hurra! ¡En la cumbre! ¡Besos! ¡Abrazos! Un récord mundial. Cambio.

Allí arriba dejaron un termómetro de máxima y mínima para atestiguar su paso por la cumbre, y recogieron muestras de piedras y nieve con fines científicos y emprendieron el peligroso descenso. Mientras tanto, la noticia de su cumbre viajaba a Polonia y al resto del mundo.

Un descenso al límite

El objetivo ahora había cambiado y consistía en llegar a su tienda en el Collado Sur antes de que la noche invernal los absorbiera para siempre. En la cima sur comenzaron a notar síntomas de congelación en las extremidades. Las pilas de sus linternas frontales se agotaron pronto, sumiéndoles en la total oscuridad. Los dos amigos se separaron, Leskez Cichy más adelantado y Krzysztof Wielicki perdiendo terreno y desorientándose detrás.

Leszek Cichy consiguió llegar a la tienda del Collado Sur hacia las 20:00 horas. Krzysztof Wielicki lo hizo una hora más tarde, después de deambular por aquella extensión a 8.000 metros buscando su precario refugio, donde su compañero ya calentaba agua. Su principal preocupación eran sus dedos de los pies congelados. No se sacaron las botas en todo el descenso.

Las dos jornadas siguientes fueron perdiendo altura paulatinamente, con los dedos de los pies doloridos por las congelaciones y a ratos arrastrándose sobre la nieve. Finalmente, llegaron al campo base el 19 de febrero, donde el resto de sus compañeros los esperaban.

La etapa dorada del himalayismo polaco:

Escaladores de la libertad

La edad de oro del himalayismo polaco

por Bernadette McDonald

Escaladores de la libertad cuenta la historia de un grupo de extraordinarios alpinistas polacos –Jerzy Kukuczka, Voytek Kurtyka, Wanda Rutkiewicz, Krzysztof Wielicki, Andrzej Zawada, Artur Hajzer…– que emergieron bajo el manto de opresión que siguió a la Segunda Guerra Mundial para convertirse en la vanguardia de la escalada en el Himalaya.

Información relacionada

  • Revista Desnivel nº368

    En este número: FANATISMO EN EL MEDIO OESTE AMERICANO Red River Gorge. KARYOLUNG, NUMBUR Y NYAINQENTANGLA SURESTE Tres primeras en Nepal. LA EXPERIENCIA DEL ALPINISMO David Lama. LA INESCALADA ARISTA SURESTE DEL Annapurna III. SEGURIDAD Manuel Taibo • NUESTRO MUNDO El precio de las cimas en Nepal • OPINIÓN César Pérez de Tudela •ACTUALIDAD Metanoia al Eiger

Volver a portadilla

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Libro

  • Portada del libro "Speed. Las tres grandes paredes norte de los Alpes en tiempo récord" por Ueli Steck Las siete horas que cambiaron la vida de Ueli Steck

    El logro más espectacular de Ueli Steck ha sido su trilogía de ascensiones rápidas en la cara norte del Eiger, las Grandes Jorasses y el Cervino, que en total sumaron 7 horas y 4 minutos. El libro 'Speed' habla de este proyecto y de las sensaciones que lo acompañaron.

  • Portada del libro" Besa o mata. Confesiones de un escalador en serie", por Mark Twight Mark Twight: el alpinista punk sin pelos en la lengua

    Las montañas dejan cicatrices en el cuerpo y en el ego. Mark Twight forzó su límite en vías extremas y plasmó sus sentimientos en artículos que son como heridas abiertas. El libro Besa o mata los recoge.

  • Portada del libro: Entre cero y ocho mil metros, por Kurt Diemberger Más que deporte: los asuntos “imprevistos” de una expedición

    Tras una escalada de éxito hay mucho más que deporte. La relación con los patrocinadores, con los medios de comunicación o incluso con los ofendidos por temas inesperados son escollos que también hay que salvar. No es nuevo: ya le pasó a Kurt Diemberger en 1958 cuando escaló la norte del Eiger.

  • Portada del manual Correr por montaña de Marc Bañuls Cómo combatir los pensamientos negativos durante una carrera

    Ediciones Desnivel publica Correr por montaña. Manual práctico, un libro que ayuda a que nuestras salidas, aunque cansadas, sean enormemente placenteras. Marc Bañuls propone estrategias para entrenar, alimentarse o gestionar los pensamientos negativos que a veces nos frenan.

  • Kurt Diemberger se contempla a sí mismo en el IX Ciclo de Conferencias de Montaña de Tarragona 2016 Celebramos los 85 años de Kurt Diemberger con la reedición de 'Entre cero y ocho mil metros'

    Kurt Diemberger es el único alpinista vivo con dos primeras ascensiones a un ochomil en su currículum. Hoy cumple 85 años y Ediciones Desnivel lo celebra con el anuncio de la próxima reedición del libro Entre cero y ocho mil metros, un clásico de la literatura de montaña.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com