Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
Publicidad
HABLAMOS CON NACHO ORVIZ, QUE TAMBIÉN VA A POR LOS CATORCE

Ferran Latorre y Nacho Orviz, juntos al Everest sin oxígeno

Hace unos días Ferran Latorre contaba que intentaría acabar los Catorce Ochomiles. Recientemente, también lo ha anunciado el asturiano Nacho Orviz. Para empezar, juntos van a por el Everest como siempre han querido, sin oxígeno y proyectan hacer juntos los ochomiles en los que coinciden.

José L. Mendieta - Miércoles, 4 de Abril de 2012 - Actualizado a las 16:07h.

Nacho Orviz
(Nacho Orviz)

Galería Noticia

Ferran y Nacho ya fueron juntos en el pasado postmonzón al Cho Oyu con resultado desigual, ya que el catalán no hizo cima y el asturiano sí, y ahora han decidido ir al Everest. Lo intentarán sin oxígeno, fieles a su manera de pensar, por la ruta del Collado Norte y Arista Noreste, escalada en 1960 por una expedición china. El 6 de abril vuelan hacia Katmandú y el 10 salen de la capital nepalesa hacia el CB chino. Además del Everest, los dos coinciden en tener pendientes el K2, Lhotse y Gasherbrum 1. Así que el plan perfecto sería, para 2012, escalar el Everest y, si el desgaste lo permite, el K2. De otra manera tal vez intentarían por separado alguna de las montañas que a uno le faltan y el otro tiene. Cuatro en el caso de Ferran: Nanga, Cho Oyu, G2 y Makalu. Y otros tres en el caso de Nacho Orviz: Broad Peak, Manaslu y Kangchenjuga.

Concluidos los diferentes proyectos con Al filo de lo imposible, como los Catorce de Juanito Oiarzabal y los de Edurne Pasaban en los que Ferran Latorre (n. 1970) ha estado trabajando como cámara de altura, el alpinista catalán (Piolet de Oro de la FEDME por su trilogía con Patrick Gabarrou en 1994: Tres Muros en Gavarnie y nuevas vías en las Petites Jorasses y el Monte Rosa) decía en una reciente entrevista: He dejado de ser alpinista para ser himalayista. Así razonaba el proyecto de escalar los ocho ochomiles que le faltan para concluir sus propios Catorce sin oxígeno pero por vías, en principio, normales. Para Ferran, que ha intentado el Everest en cuatro ocasiones, es un hondo deseo lograrlo sin botellas.

Ahora Nacho Orviz (n. 1958), tal vez menos mediático pero igualmente reconocido escalador, exguarda del refugio de Vega Urriello en los años 80, coautor de Ópera vertical y encadenador de tres vías del tirón en la Oeste del Picu en 1984, sigue firme en deportiva donde ha encadenado el mismo grado que Ferran, 8b, y que atesora el Cerro Torre de 1998 como su mejor experiencia alpina (sobre todo por los tres días de tormentoso descenso, más que por las 16 horas de subida) se inicia así en el "profesionalismo". Al menos en el profesionalismo que le permitirá dejar por un tiempo su trabajo de bombero y seguir adelante en el proyecto de los Catorce Ochomiles. Su primer ochomil fue el Gasherbrum 2 con la francesa Chantal Mauduit en 1997. Iban a proseguir escalando juntos al año siguiente en el Nanga Parbat cuando Chantal falleció en el Dhaulagiri. Los demás conseguidos: Makalu en 2004, Dhaulagiri en 2008, Annapurna y Shisha Pangma en 2010, y Cho Oyu en 2011. Le faltan siete.

Hace unos días entrevistábamos a Ferran, ahora hablamos con Nacho Orviz  sobre el proyecto y su manera de ver la escalada y el alpinismo.

Everest sin oxígeno, os mantenéis firmes en vuestras creencias…

De momento no soy hereje, jaja… Me mantengo firme y fiel y Ferran lo mismo, no tenemos la menor duda. No tiene ningún sentido subir a ese monte con una botella encima. Ya es el colmo. La única dificultad que tiene para mí es ésa, subir sin oxígeno. No se trata de una ruta exigente, ni técnica. Aquí el reto es subir sin oxígeno, lo demás está en segundo plano.

¿Vuestra estrategia en la vía?

Fácil, vamos Ferran y yo…

¿No contratais sherpas?

No, vamos en una expedición conjunta con Monte Rosa. Sé que van algunos ecuatorianos y americanos, cinco o seis, hasta el CB y a partir de ahí independientes. Ferran y yo, solos, claro

¿Cómo es que alpinistas con tanta trayectoria como Ferran y tú, en tu caso: Cerro Torre por la Maestri en el 98, coautor de Opera vertical en el Urriello, tres vías en 18 horas en la Oeste en 1982… os planteáis acabar los Catorce por las normales?

En realidad siempre me han gustado las montañas altas y lo simultaneé durante tiempo. Hice escalada deportiva, alpinismo y alguna expedición cuando tenía medios, porque nunca tuve un patrocinador firme como en esta última etapa, sobre todo cuando empecé a colaborar con Al filo de lo imposible. Ferran es ya un profesional pero yo soy bombero y simultaneaba haciendo de todo. Fue a raíz de empezar con Al filo en 2008, cuando estuve con ellos, aunque sin trabajar para ellos, pero les ayudé sin ir oficialmente con ellos. En 2009 me llamaron para ir con Al filo al Cho Oyu con una expedición de discapacitados, en 2010 me llamó Edurne y me fui metiendo en el casi profesionalismo, pero solo casi, y de ahí, al acabar Edurne su proyecto el año pasado, me surgió un patrocinador. Pensé que una vez que llevaba medio camino hecho podía acabarlo teniendo patrocinador.

Lo ideal sería que hubiera patrocinadores para el alpinismo y para todo, pero hoy por hoy ochomiles e himalayismo es lo que más cancha tiene. ¡Aparte que a mí me gustan estas montañas también! La pena es que no lo haya pillado hace 15 años y haberme metido más de lleno, que sería lo que me habría gustado, escalar rutas técnicas, abrir vías… pero dependías del patrocinador y de tener medios y cuando ibas a una montaña de éstas ibas a asegurar, al menos yo lo vi así.  Ahora, es hacer los Catorce si se puede y seguir haciendo montañas de estas.

Ferran, más o menos igual, está en esa tesitura aunque es verdad que está más desvinculado del mundo de la escalada y la roca. Lo dejó más de lado. Pero yo sigo haciendo mucha roca y deportiva, y de todo.

Sí, Ferran decía que ya no era alpinista sino himalayista, no es así en tu caso…

No, lo contrario. Tengo planes para este año ir a Patagonia, Alpes, seguir haciendo alpinismo, hacer rutas técnicas, deportiva, escalar. No me cierro a nada. Es verdad que vas cogiendo años, no tienes el mismo nivel que hace 15 o 20 pero mantengo un buen nivel porque nunca lo he dejado; y siempre me pareció que había que disfrutar con lo que se puede hacer en cada momento. No es que no quiera hacer otra cosa, sino que hago los Catorce porque los patrocinadores, no es que lo pidan, pero casi es lo que quieren y te ves un poco obligado. ¡Pero es que también me gustan las montañas altas!

En 1998 escalaste el Torre por la Maestri…

Sí, con Francisco Blanco y Mikel Berazaluce.

Con los buriles que ya no están, ¿qué opinas sobre la polémica?

Coincido bastante con la opinión de Bridwell (en inglés), tengo una visión muy parecida. Me considero bastante innovador en cuanto a forzar vías, siempre lo hicimos. Siempre fui innovador pero respetuoso a la vez, nunca se me ocurrió quitar un buril ni martillear nada salvo una cosa muy salvaje: un grupo puso una placa con cuatro tornillos en la base de la Oeste. Pero estos temas de los desequipamientos… creo que nadie tiene la varita mágica ni el poder salomónico para erigirse en qué debe haber y no debe haber, quién quita y quién pone. Cuando escalé la Directísima en libre, ¿tenía que haber quitado los buriles…

Publicamos una Tribuna en Desnivel de abril, de Rolando Garibotti, en la que entra en cada una de estos temas y ofrece argumentaciones…

Sí, hay argumentaciones para todo pero ninguna tan total que te dé el permiso para decir: puedo quitar esto. Creo que nadie puede tomarse esas libertades. Alguien hizo una aberración, como Maestri, puede ser, pero ¿esto se arregla con otra aberración, romper los buriles, y además cuando los has usado, cuando has rapelado por las reuniones? Puedo entender la idea de querer dejar la montaña como está pero eso es imposible. Desde el momento en que Maestri hizo aquello, eso ya es historia. Los americanos tiraron la bomba sobre Hiroshima y no se le puede dar la vuelta al pastel. Todo eso es historia.

Me encantó ver que habían subido la arista sureste en buen estilo como dicen ellos… aunque también sería discutible ¿qué es el buen estilo? ¿No utilizar buriles... pero subiste en artificial metiendo clavos o friends!, ¿es el solo integral?, ¿o el de David Lama que subió todo en libre? Para Maestri el suyo sería buen estilo… No es que lo quiera defender pero cuando la escalé me pareció una ruta bonita, elegante que evidentemente tiene esa diagonal de buriles pero también hay que retrotraerse a esos tiempos ¿quién se acercaba al Torre en aquellos años? Cuatro.

No estoy de acuerdo con lo que hicieron los americanos. Puedo estar de acuerdo en el fondo con ellos pero no en la forma. Estoy de acuerdo en que esa ruta se merecía liberarla como se ha hecho en muchos sitios, pero no por eso se han desequipado las rutas. Se abrieron así y se dejaron así. ¿Sabes lo que metió Jardine en la Nose en El Capitán? ¿Y qué vas a hacer?¿Quitarlo todo porque Lynn Hill la liberó y después Tommy Caldwell y dos más?

Quiero volver y escalar una de las variantes o por la Ferrari. Cuando la escalamos Blanco y yo ya hicimos en libre la llegada al compresor, escalas como puedes y los buriles bien nos valieron. Sin ellos no habríamos llegado. La vía estaba así. Escalé en libre ese tramo que era como 6b/6c y es un grado que hacemos bien y ni se me pasó por la cabeza quitar nada. Creo que deberían aprender de quien ha forzado en libre pero no ha quitado nada para anular lo que hizo otro.

Es un avance y una satisfacción subir en libre por donde antes se subió en artificial. Yo lo he hecho en muchos sitios y ha sido una satisfacción para mí pero no con el afán de anular todo lo que hizo uno que subió 30 años antes con los medios que tenía y los conocimientos que tenía.

¿Desde cuándo conoces a Ferran?

Le conocía de antes pero escalar juntos en 2008 en el Dhaula. En 2009 estuve a punto de irme al Kangchen con él y Al filo pero hubo cambios a última hora y me dejaron un poco fuera de juego. En 2009 fui al Cho Oyu con Al filo, y en 2010 volvimos a coincidir en el Annapurna en el proyecto de Edurne donde Ferran se rompió el ligamento cruzado al bajar con los esquís. Yo iba contratado por Edurne, y Ferran por Al filo al cargo de la filmación, y me pidieron que trabajara para ellos trabajando en la filmación. Fue allí donde hicimos buenas migas. El año pasado fuimos al Everest para que Edurne acabara los Catorce sin oxígeno y allí fue donde hicimos planes juntos para ir al Cho Oyu…

Allí en el Cho Oyu cada uno tomó sus propias decisiones…

No es que cada uno tomáramos nuestras propias decisiones. Subimos juntos. Pero yo ya le había dicho a Ferran que, en el momento en que llegara al C2 y durmiera allí, ya daba por hecha la aclimatación porque me aclimato bastante rápido y no quería bajar y volver a subir. Allí,, en el mismo C2 Ferran no sabía si tirar conmigo o bajar para coger más aclimatación. Yo lo tenía muy claro, le dije: "me encuentro muy bien y le voy a pegar porque igual no tenemos más tiempo". No es que tuvieramos diferente planteamiento sino que una vez en el C2 yo me fui para arriba y Ferran dijo que bajaba para descansar y volver a subir. Así fue, yo subí y cuando él lo intentó otra vez pillaron un día malo de mucho aire y (con otro alpinista) se tuvieron que bajar. Pero todo con buena sintonía no porque tuviéramos estrategias diferentes ni fuéramos por separado.

En el Broad en 1996 te ocurrió algo parecido.

El Broad fue el primer ochomil que intenté, con Carlos Soria. Estaba fenomenal en el C2 para ir a cima pero me dolía la cabeza algo, era mi primera expedición. Pensé "bajo y vuelvo a subir". Ni yo ni nadie. Subieron dos ese día y los demas nos quedamos mirando la montaña en el CB. Por eso creo que las oportunidades hay que aprovecharlas cuando vienen porque se pasan y no vuelven.

Pero cada uno tiene que verlo claro en su momento…

Lo tenemos muy claro. Hacemos grupo juntos pero si estamos en buenas condiciones y no hay peligro ni una situación comprometida –ni yo ni él va a dejar al otro en una situación comprometida–, si en una situaciòn normal uno decide subir y otro bajar, no hay problema. Lo tenemos asumido y es una buena forma de hacer equipo, no el amarrarse a si uno sube otro sube y si baja para abajo.

Y el Everest en 2011, visto ahora con distancia, ¿queda la espinita de no haber hecho otro intento?

Un poco justo pra mi entender. El desgaste que habíamos hecho subiendo al Collado Sur y pasar una noche allí nos implicaba descansar otros 3 o 4 días y volver a empezar. Podríamos haberlo hecho con un consenso de todo el equipo sobre todo de Edurne. Pero la Cascada estaba muy peligrosa y a los Icefall doctors les quedaban 3 días y se retiraban, el tema de Juanito no nos lo impedía pero se fueron yendo las ganas. Son veces que ves que es no y es no.

¿Cuáles son los planes para el resto del año?

K2 para el verano, o, en funcion del patrocinador y también como regresemos del Everest, porque después de un Everest sin oxígeno estás cansado, si no voy al K2, en otoño querría ir al Manaslu y Ferran intentaría G1 o Nanga ya que puedes ir en julio y hay un margen de un mes para recuperar. Pero es especulación. A ver si toreamos esto primero y luego ya veremos.

Tienes una niña de tres años, ¿no es ahora más difícil este ritmo?

Ella está acostumbrada, lo tiene asimilado aunque este año igual es más complicado. Como muchos días me voy a trabajar las 24 horas, creo que está acostumbrada. En mi caso, es más complicado. Aunque soy bastante frío y no soy de estos que estan comiendose la cabeza, trato de centrarme en lo que estoy haciendo, eso no quiere decir que sea de piedra, también afecta y lo noto. A ver qué tal lo llevamos.

Entonces tu año perfecto sería Everest, K2 y luego Patagonia.

La verdad me hace tanta ilusión volver a Patagonia como escalar cualquier ochomil, o el Everest. Yo soy un escalador. La escalada para mí es una pasión haga bloque, deportiva, Alpes o Patagonia. Pero Patagonia es especial me haría muchísima ilusión volver.

Y ahora, con los partes de tiempo te aseguras que no pasas tres días de tormenta en el descenso.

Claro, ahora salen del tablón unos chavales, que son unos fenómenos, cuando dan buen tiempo y hacen la actividad. Retrotráete 40 años antes y te vas a pelo, sin parte de tiempo… Patagonia a la carta. ¿Qué tengo de mi nivel, o de las vías que quiero? ¿Qué dan de parte? tengo las espaldas cubiertas. Y el material: piolets, crampones, ropa técnica frente a gente que pasaba temporales con un pantalón de pana y anorak de trapo. Ponte a forzar ahí en una montaña de esas sin friends ni nada. Eso habría que valorarlo también. Ahora se hacen las cosas mejor y más cómodo pero no hay que romper lo que se hacía antaño.

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Libro

  • Cómo plegar la cuerda en modo mochila. Cómo plegar la cuerda en modo mochila

    El plegado y transporte de cuerdas en el mundo del alpinismo y la escalada tiene más relevancia de la que creemos, pues hacerlo bien y con el método adecuado marca la diferencia entre una aproximación cómoda y una tortura. El nuevo manual de Ediciones Desnivel te ayuda.

  • Niños jugando en un rocódromo. ¿Jugamos? La mejor manera de empezar a escalar

    ¿Eres profesor de la E.S.O? ¿Entrenador juvenil? Si trabajas con jóvenes y quieres iniciarlos en la escalada, este es tu libro. 60 juegos de iniciación que se pueden realizar con el material de uso frecuente en los centros educativos.

  • Ilustración del libro 'Una gran ascensión' ‘Una gran ascensión’: la montaña para niños

    Cae la noche y se van a la cama: “Os contaré un historia mientras os ponéis el pijama”. (Si sois de los que leen a sus hijos antes de dormir, os interesa el cuento de los animales que se organizan para poner en marcha su primera expedición).

  • Steve House. Steve House: “Soy un punk con crampones. Vivo para escalar”

    Reinhold Messner dice que Steve House está entre los mejores alpinistas del mundo. Para conseguirlo, decidió seguir un camino que muchos cuestionaban con preguntas insolentes: “¿Qué vas a hacer cuando seas viejo y tengas las rodillas machacadas? ¿Estás ahorrando para tu jubilación?”

  • Portada del libro:  La Torre. Una crónica de la escalada y la controversia en el Cerro Torre, por Kelly Cordes Una crónica de la escalada y la controversia en el Cerro Torre

    No hay tantas montañas que puedan contarnos la historia del alpinismo y su evolución en sí mismas. No hay tantas montañas que nos hablen de nuestro impacto en la historia o que nos hagan preguntarnos ¿qué es lo más importante la cumbre o la escalada? No hay tantas montañas que entre su hielo y su roca encierren una polémica que dura casi cincuenta años.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com