Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
Publicidad
USO CRECIENTE

Helicópteros y Everest, una relación compleja

La montaña más alta del mundo vive desde hace años una dicotomía compleja sobre el creciente uso de los helicópteros. Repasamos la cuestión a raíz de lo ocurrido el pasado fin de semana, cuando Carlos Rubio fue evacuado desde el C2 (6.400 m).

Isaac Fernández/DESNIVEL - Miércoles, 25 de Enero de 2017 - Actualizado a las 16:00h.

Un helicóptero sobrevuela la Cascada de Hielo en los alrededores del campo base el Everest la temporada 2011.
Un helicóptero sobrevuela la Cascada de Hielo en los alrededores del campo base el Everest la temporada 2011. (Darío Rodríguez/DESNIVEL)

Galería Noticia

  • Un helicóptero sobrevuela la Cascada de Hielo en los alrededores del campo base el Everest la temporada 2011. Un helicóptero sobrevuela la Cascada de Hielo en los alrededores del campo base el Everest la temporada 2011.
  • El helicóptero evacua a Carlos Rubio del C2 del Everest invernal (2017) El helicóptero evacua a Carlos Rubio del C2 del Everest invernal (2017)
  • Labores de rescate de los helicópteros enviados al CB del Everest tras la avalancha Labores de rescate de los helicópteros enviados al CB del Everest tras la avalancha
  • Entrando a Beck Weathers en el helicóptero que aterrizó a medio camino entre campo I y II del Everest. Entrando a Beck Weathers en el helicóptero que aterrizó a medio camino entre campo I y II del Everest.
  • Helicóptero de rescate en el Everest tras la avalancha Helicóptero de rescate en el Everest tras la avalancha
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Se ha hablado mucho acerca de la utilización de los helicópteros en el Everest. La montaña más alta del planeta es un escenario muy concurrido, un foco de atención destacado y un banco de pruebas privilegiado. Muchas opiniones ha habido a favor de incrementar la presencia de los aparatos en el Everest, mientras otras muchas se elevaban en contra de ello.

El pasado fin de semana, este debate incorporaba un nuevo capítulo con la evacuación de Carlos Rubio desde el campo 2 (6.400 m) de la ruta normal por la cara sur. Una operación revestida de total normalidad y que no ha levantado apenas comentarios, más allá de la lógica preocupación por el estado de salud del alpinista madrileño. Una normalidad ganada en pocos años, pues vale la pena recordar que sólo una década atrás el récord de altura para un rescate en el Everest se situaba poco más allá de los 6.000 metros, entre el C1 y el C2, realizado por el piloto nepalí Madan Khatri Chhetri para evacuar a Beck Weathers y el nepalí Makulu Gau en 1996.

Aterrizaje en la cima

La evolución histórica de los vuelos en helicóptero en el Everest se ha acelerado notablemente en los últimos años. A pesar de que el récord de altura en un vuelo en helicóptero se sitúa en los 12.442 metros desde 1972 (Jean Boulet a mandos del prototipo SA-315 Lama), los aparatos 'normales' no pueden ni tan siquiera soñar en alcanzar la mitad de esa altura.

El 14 de mayo de 2005 es una fecha clave en la historia de la relación entre el Everest y los helicópteros. Ese día, el silencio del techo del mundo se vio roto a las 7:08 horas de la mañana cuando un Eurocopter AS350 B3 sin modificar se posó en los 8.848 metros de su cima durante más de dos minutos. El aparato había despegado desde la base de Lukla (2.866 m) pilotado por el piloto de pruebas Didier Delsalle. Por si había dudas, al día siguiente, repitió la hazaña.

Rescates, transportes y ayuda a ascensiones

Esa ascensión hasta la cumbre en helicóptero fue el preludio de lo que ocurriría unos años más adelante. El 21 de mayo de 2013, el helicóptero de Simone Moro pilotado por Maurizio Folini logró llevar a cabo otro hito de gran relevancia, efectuando un rescate en longline de un alpinista canadiense por encima de la Banda Amarilla, a unos 7.800 metros de altura. Pocos días antes, el mismo helicóptero ya había batido, al recuperar a un alpinista taiwanés desde los 7.010 m, el citado récord en posesión del equipo suizo formado por Patrick Aufdenblatten y Richard Lehner, que evacuaron a Juanito Oiarzabal, Carlos Pauner y Horia Colibasanu de las cercanías del C4 (6.950 m) del Annapurna en 2010.

En la primavera de 2014, se vivió otro momento histórico para los helicópteros en el Everest. A raíz de la trágica avalancha que acabó con la vida de 16 sherpas en la Cascada de Hielo del Khumbu el 18 de abril, cuando transportaban cargas desde el campo base hasta el C2 a través de este peligroso tramo de la ruta normal del Collado Sur, los helicópteros entraron con fuerza en el debate. No fueron pocas las voces que abogaron porque las cargas hasta el C2 fueran helitransportadas en el futuro, minimizando así el riesgo para los sherpas. Un debate que se encargaron de avivar la Wang Jing y Cleo Weidlich, al hacerse llevar en helicóptero hasta el C2 para iniciar desde allí sus respectivos intentos al Everest y al Lhotse.

Aquel episodio comenzó a forjar una opinión generalizada acerca de la aceptación del uso de los helicópteros para llevar cargas destinadas a equipar la ruta y el C2 del Everest (el año pasado se autorizaron hasta el C1) y en contra de una utilización como servicio de taxi para personas que tuvieran el objetivo de ascender la montaña.

De nuevo en 2015, los helicópteros tuvieron un papel fundamental en el Everest a raíz de otra tragedia, en este caso el terremoto que asoló el Himalaya y que provocó 22 muertos en el campo base del Everest. La situación se volvió crítica para las más de 200 personas que en el momento del seísmo se encontraban por encima del CB y que quedaron aisladas en el C1 y el C2, debido a los derrumbes en la Cascada de Hielo del Khumbu y los riesgos por su consiguiente inestabilidad ante la amenaza de réplicas. Un rápido y eficaz operativo de agencias locales consiguió coordinar la operación de rescate en montaña de mayor envergadura en la historia del Himalaya, evacuando a toda esa gente desde el C1 en un par de días.

El vuelo y las misiones de rescate en altura

Alas en el corazón

por Simone Moro

La pasión por el vuelo y las misiones de rescate en altura reúne el vértigo del vuelo, el reclamo de las cumbres más altas de la Tierra, el desafío personal y el deseo de ayudar a otras personas.

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Expediciones

Ver todo Expediciones

+ Libro

  • Portada del libro:  Seguridad en montaña. Los peligros ocultos. Por José Ignacio Amat El efecto manada: el error de pensar que los peligros no acechan a los grupos

    Está en nuestros genes: cuando las personas estamos acompañadas tenemos la sensación de estar protegidas. Este un sentimiento traicionero, sobre todo en el monte, donde las multitudes pueden hacernos bajar la guardia. Lo explica el libro Seguridad en montaña. Los peligros ocultos.

  • Portada del libro:  Seguridad en montaña. Los peligros ocultos. Por José Ignacio Amat No todo el mundo puede ser Kilian Jornet

    Los expertos en seguridad avisan: está muy bien motivarse con los ídolos de la montaña, pero hasta cierto punto. Detrás del aura de genialidad que les rodea hay años de entrenamiento y experiencia que el aficionado medio no tiene. Imitémosles, pero con cabeza.

  • Cómo plegar la cuerda en modo mochila. Cómo plegar la cuerda en modo mochila

    El plegado y transporte de cuerdas en el mundo del alpinismo y la escalada tiene más relevancia de la que creemos, pues hacerlo bien y con el método adecuado marca la diferencia entre una aproximación cómoda y una tortura. El nuevo manual de Ediciones Desnivel te ayuda.

  • Niños jugando en un rocódromo. ¿Jugamos? La mejor manera de empezar a escalar

    ¿Eres profesor de la E.S.O? ¿Entrenador juvenil? Si trabajas con jóvenes y quieres iniciarlos en la escalada, este es tu libro. 60 juegos de iniciación que se pueden realizar con el material de uso frecuente en los centros educativos.

  • Ilustración del libro 'Una gran ascensión' ‘Una gran ascensión’: la montaña para niños

    Cae la noche y se van a la cama: “Os contaré un historia mientras os ponéis el pijama”. (Si sois de los que leen a sus hijos antes de dormir, os interesa el cuento de los animales que se organizan para poner en marcha su primera expedición).

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com