Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
LAS DUDAS QUE PLANEAN SOBRE SU ASCENSIÓN

Luces y sombras del Annapurna de Ueli Steck

En general, la comunidad alpinística mundial no cuestiona la ascensión de Ueli Steck en solitario a la cara sur del Annapurna, aunque la falta de pruebas aportadas por el alpinista suizo ha creado debate. Algunos periodistas especializados están siendo críticos con esta ascensión. Analizamos las claves de esas dudas.

Desnivel.com - Jueves, 3 de Abril de 2014 - Actualizado a las 07:30h.

Ueli Steck en la cara sur del Annapurna.
Ueli Steck en la cara sur del Annapurna. (Colección Ueli Steck)

Galería Noticia

  • Ueli Steck en la cara sur del Annapurna. Ueli Steck en la cara sur del Annapurna.
  • Ueli Steck ante la sur del Annapurna. Ueli Steck ante la sur del Annapurna.
  • Línea de la nueva ruta de Ueli Steck a la cara sur del Annapurna Línea de la nueva ruta de Ueli Steck a la cara sur del Annapurna
  • Ueli Steck en el primer largo de escalada de su ruta en la cara sur del Annapurna Ueli Steck en el primer largo de escalada de su ruta en la cara sur del Annapurna
  • C1 (6.100 m) de Ueli Steck en el Annapurna C1 (6.100 m) de Ueli Steck en el Annapurna
  • Ueli Steck desayuna a 6.100 m en el Annapurna durante su aclimatación Ueli Steck desayuna a 6.100 m en el Annapurna durante su aclimatación
  • Tienda de Ueli Steck en el Annapurna Tienda de Ueli Steck en el Annapurna
  • La cara sur del Annapurna La cara sur del Annapurna
  • Ueli Steck. ISPO2014 Ueli Steck.
  • Los alpinistas premiados con el Piolets D'Or 2014. De izquierda a derecha: Ueli Steck, por su ascensión en solitario a la cara sur del Annapurna; y los canadienses Ian Welsted y Raphael Slawinski por la primera ascensión al K6 Oeste. Los alpinistas premiados con el Piolets D'Or 2014. De izquierda a derecha: Ueli Steck, por su ascensión en solitario a la cara sur del Annapurna; y los canadienses Ian Welsted y Raphael Slawinski por la primera ascensión al K6 Oeste.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Ueli Steck protagonizó el pasado otoño una de las ascensiones más significativas de los últimos años de alpinismo. La conclusión, en solitario, de la histórica ruta de Pierre Béghin y Jean-Christophe Lafaille hasta la cima del Annapurna por su vertiente sur es un hito histórico en el himalayismo. El alpinista suizo ha sido galardonado por ello con el Piolet d'Or 2014, ex aequo con los canadienses de la primera al K6 Oeste, Raphael Slawinski e Ian Welsted.

Pero la impresionante ascensión de Ueli Steck en la cara sur del Annapurna se ve ensombrecida por la ausencia de pruebas fotográficas, de gps o de eventuales testigos. Lo extraordinario del horario realizado por la Máquina Suiza tampoco ayuda a añadir verosimilitud a la actividad. Analizamos a continuación las dudas generadas y las explicaciones de Ueli Steck o de otros personajes de esta historia de luces y sombras.

Vaya por delante que Ueli Steck confesó desde el primer momento que no disponía de pruebas de su ascensión. Eso fue también lo que dijo a los organizadores de los Piolets d'Or cuando le comunicaron que había sido nominado a los premios conocidos como los Oscars del alpinismo. De todos modos, las bases de estos galardones no exigen por ahora la presentación de pruebas de las ascensiones nominadas. Un detalle que podría ser modificado de cara a próximas ediciones. De hecho, ha trascendido que la organización ha recibido varios correos electrónicos listando las incoherencias de la actividad de Ueli Steck.

En declaraciones al periódico Le Monde, que dedicó un extenso artículo al Annapurna de Ueli Steck y esas incoherencias, el alpinista suizo comenta que "lo que sucede es quizás un poco mi culpa. No me gusta alardear, porque escalar montañas no aporta nada a la humanidad. Siempre he hecho lo que me ha parecido bien: doy detalles de mis ascensiones a quien me las pide, y nadie hasta ahora me había reprochado de manera tan virulenta el hecho de no aportar pruebas. No, no tengo foto de la cumbre del Annapurna, ya que perdí mi cámara y un guante durante una pequeña avalancha en la que al principio pensé que iba a morir. Eso no ocurrió y continué subiendo con la adrenalina".

Sin testigos directos

Otra manera de probar una ascensión es recurriendo a testigos directos, es decir, a otro alpinista que haya coincidido en la cumbre con el protagonista, ya sea compañero suyo o perteneciente a otra expedición. En un inicio, el plan de Ueli Steck consistía en intentar la cara sur del Annapurna haciendo cordada con el canadiense Don Bowie, que ya le había acompañado anteriormente en expediciones al Himalaya. Hubiera sido un perfecto testigo, sin embargo, Bowie decidió no acompañar a Steck, ya que no se sentía preparado para afrontar semejante dificultad técnica sin cuerdas. De hecho, y según las declaraciones de Ueli Steck y de sus compañeros de campo base (el propio Don Bowie, los fotógrafos Dan y Janine Patitucci, el cámara Jonah Matthewson y los cocineros nepalís), comenzó a subir sin intención clara de hacer cumbre y se despidió de ellos con un inconcreto "voy a ver".

Ni el fotógrafo ni el cámara documentan desde el campo base su ascensión

Esa falta de concreción en el ataque a cumbre, unida a la ausencia de comunicaciones por radio con el campo base, provocó que sus compañeros tampoco hicieran un seguimiento pormenorizado de sus evoluciones en la montaña, aunque fuera a través de la luz de su frontal. El fotógrafo Dan Patitucci ha tenido que salir al paso de las críticas que le reprochan complicidad pasiva por no haber documentado convenientemente la ascensión. "Desde hacía varios días, el cámara -que venía con Don Bowie y que disponía de un largo teleobjetivo- sufría problemas respiratorios. Se había llevado este material consigo a su tienda de la que no salió la noche de la ascensión. Mi trabajo consistía en fotografiar a la gente, lo que hice en el campo base y hasta pie de vía, donde acompañamos a Ueli. Y si hubiera tenido el material adecuado para testimoniar su progresión por la pared, tampoco lo hubiera utilizado esa noche, ya que nunca he hecho 'time-lapse' y no lo sé hacer. Por otra parte, en ese momento, yo ignoraba como todo el mundo si Ueli ascendía o se había detenido".

¿Horarios inverosímiles?

Otra de las críticas hacia la ascensión de Ueli Steck es la que hace referencia a los horarios extremadamente rápidos que realizó y que algunos consideran imposibles.

Andreas Kubin, periodista especializado alemán, es muy crítico en bergsteigen.com con la ascensión de Ueli, a quien entrevista planteándole todas sus dudas.

También hay que tener en cuenta la trayectoria del alpinista suizo, capaz de batir el récord de la cara norte del Eiger en 2:47 horas, la norte del Cervino (ruta Schmid) en 1:56, la McIntyre-Colton de las Grandes Jorasses in 2:21, la suroeste del Shisha Pangma en 10:30, de subir al Cho Oyu y al Everest también en horarios impresionantes. Dan Patitucci da crédito al suizo: "Vi a qué velocidad comenzó la ruta, y el timing que da es perfectamente plausible".

Más detalles al respecto dan los sherpas de la expedición, entrevistados por Patricia Jolly para Le Monde. El propio Ueli Steck publica en su página web este artículo. Patricia Jolly recoge el testimonio del cocinero Ngima Dawa, quien afirma haber visto varias veces la luz del frontal de Ueli Steck aquella noche: "No teníamos contacto por radio con él, pero desde el campo base, desde que se hizo de noche, podía ver su progresión gracias a su linterna frontal. Hacia las 23:30, cuando me acosté, él estaba justo bajo la cima -Ueli Steck afirma haberla hollado hacia la una de la madrugada-, aunque no puedo estimar exactamente a qué altura. Me volví a levantar a las dos de la madrugada y comprendí que él estaba descendiendo al ver la luz avanzar hacia abajo. Me volví a acostar y después me levanté de nuevo a las 5 de la mañana. Ueli había progresado mucho en su descenso y no le quité los ojos de encima hasta las ocho de la mañana, cuando fui a preparar la comida."

Por su parte, Tenji Sherpa, responsable del campo base de la expedición, se encontraba en el campo base avanzado y comentaba lo siguiente: "Hacia las 18 horas, él despareció durante aproximadamente una hora: es el momento en que se refugió en un agujero antes de continuar. Entonces se vio su linterna frontal. Yo la vi a medianoche unos 200 metros por debajo de la cima. Don y yo, nos acostamos hasta las cuatro más o menos, cuando nos levantamos se le vio ya descendiendo".

Dejar algo en la cima

Otra opción para probar una ascensión de forma inequívoca, y que se realizaba de forma generalizada antiguamente, cuando la fotografía en altura no estaba tan extendida como hoy en día, consiste en dejar algún objeto en la cumbre. Sin embargo, la extrema ligereza con la que Ueli Steck acometió su ascensión a la sur del Annapurna hacen comprensible que, muy posiblemente, no tuviera nada que pudiera dejar, puesto que necesitaba todo el material que llevaba para asegurar un descenso sin contratiempos.

Benoist y Graziani no encuentran huellas, pero no dudan de la ascensión de Ueli

También se ha puesto en entredicho la ascensión de Ueli Steck por el hecho de que Stéphane Benoist y Yannick Graziani, que realizaron la ascensión de la misma vertiente en estilo alpino después del suizo, no encontraran sus huellas en la parte alta de la montaña. Sin embargo, el lapso de una semana que pasó entre una y otra ascensiones hace muy difícil que cualquier rastro se hubiera podido conservar. Los propios alpinistas franceses no tienen ninguna duda de que Steck hizo cumbre. Yannick Graziani apuntaba a Le Monde que en esa semana habían caído unos 60 centímetros de nieve fresca en la zona: "Encontrar una huella de un centímetro y medio o la marca de un golpe de piolet de alguien e una ruta, incluso en los Alpes, es ya extraño. En el Himalaya, es imposible. Yo creo firmemente que Ueli hizo cumbre. Simplemente hace falta que comprenda que, como alpinista profesional, es fundamental que presente pruebas de lo que realiza".

Información relacionada

Volver a portadilla

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Libro

  • Portada del libro "Speed. Las tres grandes paredes norte de los Alpes en tiempo récord" por Ueli Steck Las siete horas que cambiaron la vida de Ueli Steck

    El logro más espectacular de Ueli Steck ha sido su trilogía de ascensiones rápidas en la cara norte del Eiger, las Grandes Jorasses y el Cervino, que en total sumaron 7 horas y 4 minutos. El libro 'Speed' habla de este proyecto y de las sensaciones que lo acompañaron.

  • Portada del libro" Besa o mata. Confesiones de un escalador en serie", por Mark Twight Mark Twight: el alpinista punk sin pelos en la lengua

    Las montañas dejan cicatrices en el cuerpo y en el ego. Mark Twight forzó su límite en vías extremas y plasmó sus sentimientos en artículos que son como heridas abiertas. El libro Besa o mata los recoge.

  • Portada del libro: Entre cero y ocho mil metros, por Kurt Diemberger Más que deporte: los asuntos “imprevistos” de una expedición

    Tras una escalada de éxito hay mucho más que deporte. La relación con los patrocinadores, con los medios de comunicación o incluso con los ofendidos por temas inesperados son escollos que también hay que salvar. No es nuevo: ya le pasó a Kurt Diemberger en 1958 cuando escaló la norte del Eiger.

  • Portada del manual Correr por montaña de Marc Bañuls Cómo combatir los pensamientos negativos durante una carrera

    Ediciones Desnivel publica Correr por montaña. Manual práctico, un libro que ayuda a que nuestras salidas, aunque cansadas, sean enormemente placenteras. Marc Bañuls propone estrategias para entrenar, alimentarse o gestionar los pensamientos negativos que a veces nos frenan.

  • Kurt Diemberger se contempla a sí mismo en el IX Ciclo de Conferencias de Montaña de Tarragona 2016 Celebramos los 85 años de Kurt Diemberger con la reedición de 'Entre cero y ocho mil metros'

    Kurt Diemberger es el único alpinista vivo con dos primeras ascensiones a un ochomil en su currículum. Hoy cumple 85 años y Ediciones Desnivel lo celebra con el anuncio de la próxima reedición del libro Entre cero y ocho mil metros, un clásico de la literatura de montaña.

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com