Saltar el menú e ir al contenido

Te encuentras en:
Publicidad
PATAGONIA CHILENA

Travesía al Hielo Patagónico Norte

Jose Mijares y JA. Fernández cruzan el Campo de Hielo Norte (Chile) en dirección este-oeste. Una travesía con autonomía total.

Miércoles, 13 de Diciembre de 2006 - Actualizado a las 12:55h.

Fueron 23 largos días, los que duró la travesía de Jose Mijares y Jose Antonio Fernández Segura por tierras chilenas, caracterizadas por sus grandes tesoros como son el Campo de Hielo Norte y Sur. Estos se consideran los más cercanos al ecuador y, después de la Antártica y Groenlandia, las extensiones de hielo más grandes del planeta con un total de 20.000 km2. En esta ocasión, el objetivo de estos dos españoles fue el Campo de Hielo Norte, también conocido como Patagónico Norte, con una amplitud de 4.500 km2 y una longitud norte-sur de 100 km y 50 de este a oeste.

La curiosidad de descubrir una nueva tierra, ocupada por escasas expediciones hasta el momento, fue uno de los alicientes que motivaron a estos dos escaladores a realizar esta travesía. Además, el hecho de que en ella se encuentre la montaña más alta de la Patagonia, el Cerro San Valentín de 3.950 metros de altura. 

A su llegada a Chile, el primer punto de referencia para los españoles fue el Instituto Geográfico Militar, para obtener la información necesaria para el viaje, aunque no fue muy provechosa. Por ello, una segunda visita obligada fue a Pablo Besser, uno de los escaladores que mejor conocen las tierras patagónicas y que hace tan sólo unos meses, en septiembre de este año, realizó la primera travesía invernal norte-sur. 

Comienzan la travesía

Con un plazo máximo de 25 días para realizar el recorrido, la primera decisión fue por qué lado partir, el norte-sur, el del Cerro San Valentín o el este-oeste, aunque con la seguridad de querer entrar al hielo desde el Lago Leonés, por el noroeste. Finalmente, se decantaron por el lado este-oeste. Tras unas horas de vuelo y de trayecto en carretera, un paseo en caballos les acercó hacia el Lago Leonés, su punto de partida, que cruzaron en zodiac. "Desde el lago, empezamos a portear hasta el campo 1 a 1.100 metros a través de un bosque precioso". Para poder entrar en el Campo del Hielo, tuvieron que superar un collado de 2.200 metros y descender a una altura media de 1.500 metros.

"A José Antonio Fernández y a mí, cruzar el collado y pisar el Campo de Hielo con todo el equipo nos costó 18 días, la mitad de los cuáles, los pasamos solos y encerrados en la tienda". Muchos días que retrasaron su travesía por el lado este-oeste. Uno de los días, un grupo de italianos les acompañaron en su travesía pero la climatología adversa del lugar, les hizo posponer su viaje. Sin embargo, el mal tiempo no fue un impedimento para Segura y Mijares que decidieron continuar por la parte más llana del Campo de Hielo, que acaba abriéndose al mar, en un total de 10 kilómetros con demasiados resaltes y grietas. "Para poder seguir, avanzamos hacia el Nunatak - isla de roca en mitad del hielo-, y entramos al glaciar San Rafael por el costado derecho". Esto le obligó a despojarse de sus pulkas y parte del material para liberar algo de peso.

Avance lento pero seguro

Trazo de la travesía tradicional al Campo de Hielo Norte. Segura y Mijares la realizaron de este a oeste.<br>Foto: Jose MijaresTrazo de la travesía tradicional al Campo de Hielo Norte. Segura y Mijares la realizaron de este a oeste.
Foto: Jose Mijares

Aunque se les hacía difícil seguir adelante, estos dos expedicionarios decidieron seguir la línea que divide roca y hielo para poder alcanzar el mar. Esto les obligó a subir al bosque más de 300 metros para bajar de nuevo al hielo, consiguiendo así, librar algo más de 100 metros horizontales. "Esas subidas con 30 kilos a la espalda, echando mano a espinosos arbustos, eran matadoras. Además, en el glaciar íbamos encontrando agujeros que dejaban ver el curso de pequeños ríos y grietas, cada vez mayores. Todo ello nos obligó a negociar cada metro de los últimos cinco kilómetros".

Pero al final, todos los esfuerzos se vieron compensados cuando pudieron recrearse con la vista del lugar, a sus espaldas el glaciar San Rafael y el mar, a sus pies.  A partir de ahí, la vuelta a casa. "Para salir de San Rafael -un lugar carente de cualquier infraestructura- subimos a un barco de turista que nos llevó hasta Puerto Chacabuco.

Estos nos fueron las únicas expediciones del lugar, ya que según habían podido saber los españoles, Reinhold Messner estaba haciendo esa misma travesía, que según había declarado en una entrevista previamente, suponía para él hacer un big wall horizontal. Sin embargo, estos dos escaladores afirmaron que "a Messner... nunca le vimos". "Los italianos por su parte salieron 2 días más tarde y alcanzamos a verlos en Coyhaique"

Ésta ha sido, sin duda, una travesía muy importante para José Antonio Fernández Segura y José Mijares que se quedará en su mente y sus retinas como un buen recuerdo. Seguro que tras esta aventura, reafirman lo dicho por Eric Shipton, "Esta es una de las regiones más encantadoras de la Tierra, si bien reclama de sus aficionados una cierta dosis de estoicismo", protagonista de la primera travesía diagonal al lugar en 1963.

Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (1500/1500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

publicidad

Publicidad
Publicidad
Publicidad

+ Expediciones

Ver todo Expediciones

+ Libro

  • Portada del libro:  Seguridad en montaña. Los peligros ocultos. Por José Ignacio Amat El efecto manada: el error de pensar que los peligros no acechan a los grupos

    Está en nuestros genes: cuando las personas estamos acompañadas tenemos la sensación de estar protegidas. Este un sentimiento traicionero, sobre todo en el monte, donde las multitudes pueden hacernos bajar la guardia. Lo explica el libro Seguridad en montaña. Los peligros ocultos.

  • Portada del libro:  Seguridad en montaña. Los peligros ocultos. Por José Ignacio Amat No todo el mundo puede ser Kilian Jornet

    Los expertos en seguridad avisan: está muy bien motivarse con los ídolos de la montaña, pero hasta cierto punto. Detrás del aura de genialidad que les rodea hay años de entrenamiento y experiencia que el aficionado medio no tiene. Imitémosles, pero con cabeza.

  • Cómo plegar la cuerda en modo mochila. Cómo plegar la cuerda en modo mochila

    El plegado y transporte de cuerdas en el mundo del alpinismo y la escalada tiene más relevancia de la que creemos, pues hacerlo bien y con el método adecuado marca la diferencia entre una aproximación cómoda y una tortura. El nuevo manual de Ediciones Desnivel te ayuda.

  • Niños jugando en un rocódromo. ¿Jugamos? La mejor manera de empezar a escalar

    ¿Eres profesor de la E.S.O? ¿Entrenador juvenil? Si trabajas con jóvenes y quieres iniciarlos en la escalada, este es tu libro. 60 juegos de iniciación que se pueden realizar con el material de uso frecuente en los centros educativos.

  • Ilustración del libro 'Una gran ascensión' ‘Una gran ascensión’: la montaña para niños

    Cae la noche y se van a la cama: “Os contaré un historia mientras os ponéis el pijama”. (Si sois de los que leen a sus hijos antes de dormir, os interesa el cuento de los animales que se organizan para poner en marcha su primera expedición).

Ver todo Libro
En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com