Saltar el menú e ir al contenido

Buscador
Te encuentras en:
EXCURSIONISMO

Las raquetas de nieve, cada vez más utilizadas

Información clave sobre cómo utilizarlas

Las raquetas de nieve (snowshoeing en la jerga anglosajona) son el deporte de invierno que más adeptos ha ganado en los últimos años. El motivo parece lógico: aunque existe una técnica, las raquetas no requieren de un aprendizaje previo para realizar de entrada, alguna excursión fácil.

Miércoles, 26 de Enero de 2011 - Actualizado a las 12:18h.

Comenta, vota y comparte esta noticia comentarios | votos
Facebook Twitter Mail Imprimir noticia
Raqueta TSL que necesita un calzado especial.
Raqueta TSL que necesita un calzado especial.

Galería Noticia

  • Raqueta TSL que necesita un calzado especial. Raqueta TSL que necesita un calzado especial.
  • Son necesarios crampones y piolet aunque se lleven raquetas. Son necesarios crampones y piolet aunque se lleven raquetas.
  • Raqueta modelo Inook E-Move. Raqueta modelo Inook E-Move.
  • Raqueta modelo Inook Oxi. Raqueta modelo Inook Oxi.
  • Raqueta modelo Salewa Tacul. Raqueta modelo Salewa Tacul.
  • Raqueta modelo Altus Sallent. Raqueta modelo Altus Sallent.
  • Raqueta modelo Altus Lanuza. Raqueta modelo Altus Lanuza.
  • Raqueta modelo Balda Lys. Raqueta modelo Balda Lys.
  • Raqueta modelo Camp Snow Cube. Raqueta modelo Camp Snow Cube.
  • Raqueta modelo TSL 438 Acces. Raqueta modelo TSL 438 Acces.
  • Raqueta modelo TSL Freeze. Raqueta modelo TSL Freeze.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

DÓNDE Y CÓMO HAY QUE USARLAS
Una estación de esquí, un refugio o un albergue en el que se puedan alquilar raquetas pueden ser espléndidos lugares donde iniciarse en esta práctica. Las zonas de relieve más suave, por ejemplo los extremos occidental y oriental del Pirineo, son el terreno que mejor se adapta a las características de la progresión con raquetas.

A la hora de elegir un modelo específico, hay que tener en cuenta que cada raqueta está especialmente pensada para su utilización en función de la orografía, del tipo de nieve y de las necesidades para las que va a ser utilizada. Así, hay dos tipos de raquetas: unas aptas para diferentes tipos de terreno y otras que sirven exclusivamente para pequeños paseos en zonas poco accidentadas.

Es preciso remarcar que, cuando el terreno se inclina, las raquetas tienen limitaciones en nieve endurecida y no sirven para superficies heladas. Su uso incorrecto puede conducirnos a situaciones de auténtico peligro. Las puntas metálicas que incorporan las raquetas no sustituyen a los crampones clásicos.

ESCOGER LAS BOTAS EN FUNCIÓN DEL TIPO DE FIJACIÓN
En un principio, sirve cualquier bota que incorpore una membrana impermeable y transpirable siempre que permita la adaptación de crampones. Pero en salidas de más de un día son más recomendables las rígidas de cuero hidrófugo. No obstante, para realizar travesías lo mejor son las botas de plástico con botín interior, pues mantienen los pies calientes y secos. Para la competición, existen unas zapatillas automáticas con polaina integrada.

Sea como sea, el sistema de fijación que incorpora la raqueta, condicionará el tipo de calzado que podremos utilizar. Estas fijaciones se clasifican en los siguientes tipos:

Universal: es la atadura por medio de correas que incorporan la mayoría de modelos. La gran ventaja de la fijación universal es que permite la utilización de cualquier tipo de bota.

Automática: Este sistema, además de ser de manejo más rápido, es más seguro, ya que, gracias a una mordaza trasera, la bota permanece unida a la fijación sin riesgo a que se salga de la raqueta. Precisa de unas de tipo cramponable, con rebordes en la puntera y el talón. 

<<Step-in>>: Esta fijación integrada para calzado automático ha revolucionado el trail running sobre nieve. Permite eliminar la placa de sujeción y las bandas de anclaje de la raqueta, ya que la misma suela realiza esta función, con la consiguiente reducción de peso. El anclaje es rápido y la sujeción del pie perfecta, gracias a los dos pivotes laterales de la raqueta.

También existe la posibilidad de insertar un eje en el interior de la suela de unas zapatillas deportivas. Lógicamente, no es necesario que éstas sean nuevas. Desde hace un año algunas tiendas ya ofrecen este servicio.

ELEGIR LAS RAQUETAS
Los factores más importantes a la hora de escoger unas raquetas son: su flotación, articulación y tracción.También hay que tener en cuenta que deben adaptarse a nuestro peso con mochila. Si no, o nos hundiremos demasiado en la nieve o nos veremos obligados a andar con las piernas demasiado abiertas por haber escogido unas raquetas excesivamente grandes.

Así, por ejemplo, un modelo puede presentar una versión para usuarios de 30 a 80 kg y otra para usuarios de 50 a 120 kg. En este sentido, algunos modelos incorporan un innovador sistema que permite ampliar la superficie de la raqueta, adaptándose así a un gran rango de usuarios. Igualmente, otros permiten modificar su superficie mediante una espátula extraíble. Lógicamente, otro factor determinante es el precio, que oscila aproximadamente entre 40 y 200€.

En la actualidad, los diferentes tipos de raquetas se clasifican básicamente en tres grupos:

De paseo: Son las que menos se hunden en la nieve pero en cambio, resultan incómodas e incluso peligrosas en nieves endurecidas, ya que no suelen incorporar crampones. Sirven para hacer excursiones por pistas forestales, fondos de valles y terrenos suaves. La mayoría tienen forma de gota de agua y en algunas sobresale una cola estabilizadora que hace las veces de timón.

Son las más económicas. En este grupo también habría que incluir algunas raquetas de estructura tubular de aluminio, aunque no todas tengan esta utilidad. Generalmente, el uso de estas raquetas conocidas como canadienses tiene poco sentido fuera de las grandes extensiones llanas de nieve profunda.

Técnicas o de montaña: Se hunden algo más que las de paseo. Sin embargo, son más efectivas a la hora de traccionar y permiten la progresión en muchos tipos de terreno. Tienen la espátula elevada para evitar enganchones en la nieve.

Salvo los modelos técnicos de marco de aluminio, la mayoría tienen talle de avispa. Es decir, se estrechan en la parte central para evitar que pisemos una raqueta con la otra y hacer el paso más natural. Incorporan puntas metálicas a modo de crampones fijos bajo el bastidor y una uña delantera móvil. Algunas marcas disponen de recambios. Estas puntas impiden resbalar en la nieve endurecida y, al mismo tiempo, permiten patinar sobre la nieve blanda.

Algunos modelos, en lugar de puntas metálicas, incorporan perfiles dentados o grips. En otros, existe la posibilidad de acoplar cuchillas de aluminio similares a las que se utilizan en los esquís de travesía. Asimismo, para hacer frente a las pendientes inclinadas, hay modelos que consiguen un buen agarre gracias a un marco de aluminio con perfil en forma de T.

Es importante escoger un modelo que incorpore alza para reducir el efecto de pendiente y relajar las pantorrillas en las subidas. Las hay de una o dos posiciones y algunas incluso se pueden levantar haciendo presión con la punta del bastón, sin necesidad de agacharse. Existen modelos para mujer que tienen en cuenta sus especificidades morfológicas. Sin lugar a dudas, las raquetas técnicas son las más polivalentes.

De competición o de «running»: Son más ligeras y alargadas, para no interferir en el movimiento normal de la carrera. Están concebidas para correr sobre nieve compactada, ya que son demasiado pequeñas para abrir huella. Precisan de calzado automático o de la adaptación de unas zapatillas deportivas. En contrapartida, favorecen al máximo la rotación. Aun así, son poco recomendables fuera de la competición.

 


 


 

Dónde y cómo usar las raquetas según el sargento del GRAE de los bomberos de la Generalitat.

Los Bomberos de la Generalitat de Catalunya alertaron hace un par de años de que el mal uso que algunos aficionados hacen de las raquetas de nieve podía resultar peligroso. Por esta razón, Joan Borràs Ripollès, sargento de la Unidad Técnica del Grupo de Actuaciones Especiales de Montaña, nos informa sobre dónde y cómo hay que usarlas.

¿Se producen muchos accidentes a causa del uso incorrecto de las raquetas?

Sería erróneo decir que sí, porque en realidad no existe una gran accidentabilidad asociada al uso de raquetas de nieve. Sabemos que son muchos los pequeños incidentes que se producen en la montaña,

pero la mayoría quedan en lo que llamamos, “la anécdota del día”. Ahora bien, sí podemos afirmar que cuando nos llega una alerta de socorro relacionada con esta actividad, suele ser un accidente de cierta gravedad. El caso más común es el de una o más personas que resbalan en una pendiente de nieve dura o helada e impactan durante su recorrido contra alguna superficie.

¿Se necesita una formación específica para hacer raquetas?

Desde nuestro punto de vista, la formación asociada a cualquier actividad de montaña es garantía del uso correcto de los materiales, las técnicas y el conocimiento de los riesgos inherentes a los escenarios donde realizamos una actividad. Las raquetas de nieve incorporan unas puntas metálicas bajo el bastidor y, en algunos modelos, incluso pueden acoplarse cuchillas.

¿Consideráis que estos sistemas sustituyen a los crampones?

Existe una gran cantidad de modelos con diseños, calidades y configuraciones diferenciadas, que hacen que difícilmente se pueda saber cuáles son los límites de uso de estos materiales; a esto hay que añadir la pericia y habilidad de los usuarios. De todas formas, esto no hace que se recomiende

prescindir de los crampones, un material que consideramos imprescindible.

Por tanto, ¿es posible hacer excursiones de cualquier grado de dificultad técnica con raquetas?

No, las raquetas dejan de ser efectivas en fuertes pendientes, nieves duras o heladas…, por citar algunos ejemplos en los que cabría no usarlas. De todas formas el sentido común y el correcto uso nos harán ver cuáles son sus límites.

¿Es recomendable que un raquetista asista a cursos de material invernal?

Por supuesto, toda aquella formación que complemente nuestra actividad es recomendable. Un usuario de raquetas de nieve necesita conocer el uso de gran parte de los materiales y las técnicas asociadas a la montaña invernal: crampones, piolet,

bastones, ARVA….

¿En qué tipo de salidas hay que incluir en el equipo ARVA, pala y sonda?

En todas las asociadas a un entorno nevado. Se trata de un material de seguridad y autorrescate que permite una primera e importantísima actuación.

¿Qué recomendaciones daríais a los raquetistas

respecto a los aludes?

Formación e información. Adquirir una buena cultura referente a los riesgos en la montaña es importante. Los aludes son un riesgo asociado a la nieve que hace falta conocer. También es muy importante informarse y planificar correctamente

nuestras actividades. Los boletines meteorológicos

y los que nos indican el estado y evolución del manto nival son de consulta obligada.

A causa de los aludes, ¿en cuántos rescates

ha participado el cuerpo de bomberos de la Generalitat?

Podríamos decir que la media de actuaciones GRAE por aludes ronda la docena anual. Como se puede observar, no se trata de una emergencia muy frecuente, aunque quisiera destacar que los accidentes producidos por aludes suelen tener consecuencias dramáticas.

¿Algún otro consejo para alguien que quiera iniciarse en las raquetas?

Tan sólo recordar que una buena planificación de metas y objetivos es necesaria para realizar cualquier actividad en montaña. Adecuar las salidas a nuestro nivel físico y técnico, a los materiales de que disponemos y, cómo no, al riesgo asociado

al entorno, es garantía de éxito.

MUESTRARIO. RAQUETAS DE NIEVE

TSL FREEZE

Soporte de plástico en forma de talle de avispa

para facilitar la marcha. Fijación universal regulable (tallas 30 a 40) sin alza y con cierre de velcro. Uña delantera y seis puntas de acero en la base. Modelo para uso de los más jóvenes.

Peso: 800 g par.

PVP recomendado: 69 euros.

TSL 438 ACCES

Modelo para expertos. Lleva un sistema que hace más cómoda la bajada (« Up & Down »). Forma en talle de avispa para una marcha natural y cómoda. Agarre muy bueno en nieves duras gracias a su garra delantera y las 16 puntas metálicas que lleva en el contorno.

Peso: 1.930 g par.

PVP recomendado: 189 euros.

CAMP SNOW CUBE

Cuerpo extensible (para aumentar la superficie y

servir a un gran rango de usuarios) fabricado con

propileno y poliamida. Atadura universal y regulable. Alza con varias posiciones. Uña delantera y seis cuchillas distribuidas a lo largo de toda la base. Hay una versión ligera.

Peso: 2.400 g y 2.000 respectivamente.

PVP recomendado: 124 euros.

BALDA LYS

Estructura monocasco de plástico de corte simétrico

con perfil lateral inclinado que asegura sujeción.

Seis puntas de acero tratado y uña de 3 puntas en la fijación. Fijación universal regulable (hay versiones con fijación automática) con alza.

Peso: 1.800 g par.

PVP recomendado: 93 euros.

ALTUS LANUZA

Estructura tubular de aluminio anonizado con timón para ofrecer estabilidad. Soporte de Hypalon resistente hasta los - 40°C. Fijación Micrométrico

válida para todo tipo de bota con alza. Uñas metálicas en la base. Recomendado para usuarios de hasta 80 kg.

Peso: 2.320 g par.

PVP recomendado: 125 euros.

ALTUS SALLENT

Estructura tubular de aluminio anonizado con timón para ofrecer estabilidad. Soporte de Hypalon resistente hasta los - 40°C. Fijación Micrométrico

válida para todo tipo de bota con alza. Uñas metálicas en la base. Recomendado para usuarios de hasta 114 kg.

Peso: 2.480 g par.

PVP recomendado: 132 euros.

SALEWA TACUL

Monocasco de plástico resistente al frío y los golpes. Fijación universal con cierre micrométrico

regulable par tallas de la 36 a la 46. Uña de acero

en la fijación más seis puntas de acero para agarre

en nieves duras. Hay una versión para mujeres, un poco más ligeras.

Peso: 2.220 y 2.120 g par respectivamente.

PVP recomendado: 130 euros.

INOOK OXI

Raqueta de uso deportivo con una punta especialmente

diseñada para romper la nieve y evacuarla por la popa. Fijación universal con cierre micrométrico y sistema rápido de bloqueo. Este es uno de los modelos más ligeros del mercado. Para usuarios de entre 50 y 110 kg.

Peso: 1.120 g par.

PVP recomendado: 128 euros.

INOOK E-MOVE

Lo último de la casa francesa. Monocasco asimétrico

y sistema doble de fijación para facilitar el paso natural. Atadura universal con sistema rápido de bloqueo. Hay dos versiones: una para usuarios de hasta 110 kg y otro para aficionados de entre 40 y 80 kg.

Peso: 1.750 g par.

PVP recomendado: 165 euros.

Volver a portadilla

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información
Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Literatura de montaña

  • Horologium Rosa Agudo A veces el tiempo no puede borrar las heridas del pasado. Un accidente de coche...
  • Mientras haya luz Eduard Sallent El verano de 1997 marca el inicio de una expedición soñada largo tiempo por cinco...
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |

  • desnivel
  • escalar
  • grandes espacios
  • outdoor

© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com