Buscador
Te encuentras en:
PUNTO DE EQUILIBRIO

Entrevista a Victoria Delgado

Asturiana, jurista, cuarenta años y directora del Parque Nacional de Picos de Europa desde julio de 2000. Su falta de experiencia en la gestión medioambiental y su militancia en el Partido Popular no parecían las mejores credenciales para tan delicado puesto. Pero hoy, después de onces meses al timón de este controvertido parque, Victoria ha conseguido ganarse el respeto de todas las partes implicadas predicando una política de consenso y entendimiento. Y eso, en Picos, es un buen comienzo, el único posible.

Jueves, 23 de Agosto de 2001 - Actualizado a las 12:42h.

Comenta, vota y comparte esta noticia comentarios | votos
Facebook Twitter Mail Imprimir noticia
Victoria Delgado. Foto: Sergio PrietoVictoria Delgado. Foto: Sergio Prieto

Esperó al final de la entrevista para confesar que aceptó la dirección del Parque Nacional de Picos de Europa sin pensárselo dos veces; que le vino de dentro. Sabía que se metía en un buen lío, que le iban a intentar descalificar por desconocer todo sobre política medioambiental, que le iban a recordar una y mil veces sus simpatías políticas… pero la sangre no le dejó opción: su bisabuela había sido amiga íntima de don Pedro Pidal, el aristócrata promotor del Parque Nacional de Covadonga en 1918, y el ofrecimiento le daba la oportunidad de recuperar el sello que su familia tuvo en el pasado. 
Cerca ya de Oviedo, en un bar de carretera, encontramos por casualidad en un periódico una noticia alarmante: el Principado está pensando si impugna el Plan Rector del Parque Nacional de Picos de Europa cuando sea aprobado. Al llegar al despacho y después de los saludos de rigor desplegamos el periódico y enseñamos a Victoria la noticia.

El costoso Plan Rector del Parque Nacional está de nuevo en la cuerda floja…                                                                                                            Pleitos tengas y los ganes. Yo, que soy del ramo, pienso en conciencia que todo el mundo tiene derecho a recurrir los actos que se consideren antijurídicos, pero son los tribunales los que tienen la última palabra. 

En el caso de que el Gobierno de Asturias decida finalmente impugnar el PRUG, ¿quedaría éste en suspenso?
No, salvo que haya un auto de suspensión de la aplicación del Plan Rector.

El Principado se opuso a tu nombramiento, y no parece facilitarte el trabajo. En fin, que en el parque socialistas y populares siguen repartiéndose bofetadas ¿No crees que hubiera sido más efectivo para el parque una dirección independiente? .
Yo soy una funcionaria del Estado y esta es la condición indispensable para ser director de este parque o de cualquier otro de la Red. Yo cumplo este requisito con independencia de mi ideología. Estoy aquí para defender y representar al parque, y eso es lo que estoy haciendo desde julio del año pasado. El hecho de pertenecer a un partido político no interfiere en mi trabajo al frente del Parque Nacional. A pesar de que los políticos tratan de llevarme a su huerto yo mantengo una independencia totalmente probada.

Tu nombramiento sorprendió a muchos porque no tenías vinculación alguna con la protección del medio ambiente 
Mira, en el curso de Técnico especialista en medio ambiente que estoy haciendo en la Universidad Autónoma de Madrid, he aprendido que los espacios naturales protegidos pasan por fases distintas. Hay un primer momento, que creo que es el que tenemos en Picos, en el que tiene que haber un acercamiento del gestor con la población, una labor que yo defino «de apostolado», de acercamiento a la sociedad para que ésta no vea el parque como algo agresivo sino como un motivo de orgullo que tiene, además, muchas ventajas, entre ellas económicas. Cuando me hice cargo de la dirección el parque vivía una época convulsa y necesitaba una «bajada de tensión». En mi primera visita a Cantabria faltó el canto de un duro para que me agredieran. Sinceramente, para ser director de un parque nacional no es preciso ser ingeniero agrónomo o biólogo. Sí hace falta tener un buen equipo detrás y creer en él, y yo creo cada día más; es un trabajo que engancha, no es un trabajo de funcionario de ocho a dos, y yo estoy enamorada y fascinada con él.

El recelo de los paisanos tiene su origen en cuestiones económicas, en una mala información y también en el trato inadecuado de los anteriores altos funcionarios. ¿Cómo piensas acabar con la desconfianza?
No soy de pueblo, pues nací en Oviedo –aunque mis padres son de la Riera, antesala de Picos de Europa–, y sé que a la gente del campo hay que dirigirse llanamente, con franqueza. La relación con la gente que vive de la ganadería y la agricultura dentro del parque nunca debe ser despótica sino cercana, tienen que entenderte, porque si no te entienden no tendrás crédito, y si no aceptan la figura del director es imposible que acepten el parque. Si es que hubo conductas altivas fue un gran error que yo, desde luego, no voy a cometer, porque no soy altiva, aunque sí clara y, según algunos, vehemente.

Después de cinco años sin dirección, sospecho que el Parque Nacional habrá generado muchos vicios de funcionamiento. ¿Cuáles son los problemas más graves que encontraste?
Yo trabajaba en la Confederación Hidrográfica del Norte, una administración perfectamente jerarquizada, donde todos conocen su papel y nadie va por libre. Por eso me impactó bastante que aquí no se diera a la organización la importancia que debe tener. Encontré que la gente iba demasiado por libre, y un parque nacional que no tiene una sólida estructura administrativa proyecta hacia el exterior una imagen caótica. 

Una falta de estructura que favoreció la existencia de casos como el del director adjunto Miguel Menéndez, sentenciado recientemente por un caso de estafa.
Este caso es la consecuencia de la falta de solidez administrativa. La Administración no es una empresa privada, a veces es lenta, pero esa lentitud da garantías. Los funcionarios no podemos hacer lo que nos de la gana porque estamos sometidos a una disciplina. En este caso en particular no creo que haya habido mala intención por parte del director adjunto, sino, sencillamente, pasotismo administrativo.

Los pueblos del Parque siempre han sido fuente de fricciones, y muchos apuestan por sacarlos. ¿Cuál es tu opinión?
Evidentemente tener núcleos dentro del parque causa problemas, tanto a los que viven dentro como a los gestores, pero la ley está ahí, hay que cumplirla y se hará de la forma más equilibrada posible. Sin duda es un reto; el tiempo dirá si es posible que el parque de Picos sea una excepción dentro de la Red Estatal de Parques Nacionales. Yo me esforzaré para que haya un equilibrio entre la conservación de la naturaleza y el desarrollo económico de sus habitantes.

El PRUG parece ser la llave del futuro del parque. Tu nombramiento y la aprobación de este plan que llevaba años dormitando vinieron casi de la mano. ¿Cuánto se debe a tu intervención?
Quiero volver a algo que ya dije: lo primero que hice –sin que nadie me dijera que tenía que hacerlo– fue encontrarme con todas las partes: comité de empresa, pueblos, ganaderos… y el plan rector fue producto de un alto grado de consenso –con independecia de las lecturas políticas que hubo y que no vamos a negar–. Fueron, si mal no recuerdo, 24 votos a favor y 9 en contra. Hubo grupos que tenían que haber votado que sí y que votaron que no, y representantes en el Patronato que, teóricamente, tendrían que haber votado que no y votaron que sí. Particularmente estoy muy satisfecha del resultado de la votación.

El milagro fue conseguir que el alcalde de Cabrales, uno de los enemigos más acérrimos del Parque, diera su visto bueno al PRUG. ¿Qué le has prometido?
¡Está todo el mundo obsesionado con este asunto! El alcalde de Cabrales es una persona con mucha inteligencia natural; es un asturiano aguerrido, una persona llana y franca, y yo –que también lo soy– puedo decir que mi granito de arena consistió en convencerle de que el parque no tiene vuelta atrás y que lo que ha que hacer es ir hacia delante. ¿Que el Plan Rector no es el mejor? Pues probablemente no, pero ahí está; podremos pulirlo con el tiempo, pero necesitamos ese instrumento para avanzar, para acabar con la inseguridad que había tanto en los habitantes como en los gestores. Yo no puedo hacer promesas ya que por encima del director está la Comisión Mixta que es la que toma las decisiones, y, naturalmente, las directrices del Ministerio de Medio Ambiente.

Por cierto, ¿hay fecha para que el PRUG pase por el Consejo de Ministros?
Creo que en un par de meses estará listo.

Y en este tiempo ¿qué sucederá?
Los acuerdos tomados por la Comisión Mixta, formada por los representantes de la Administración central y de las comunidades, en este caso, Asturias, Castilla y León y Cantabria, son vinculantes para todas las partes.

El parque de Picos es también único en cuanto a que participan tres comunidades autónomas. ¿Qué diferencias más sustantivas hay entre ellas en la concepción del Parque Nacional?
Yo diría que la Comunidad Autónoma más reticente y combativa es la de Castilla y León. Salvo problemas puntuales, Asturias tiene bastante asumido el parque, igual que Cantabria, pero a Castilla y León le falta mucha labor de apostolado.

De hecho, sobrevive un parque regional en Castilla y León inscrito en el nacional, y hay casos de enfrentamientos entre guardas de ambos. ¿Hasta cuándo puede soportarse una situación así?
El parque regional es una salvaguarda de terrenos pre-parque. Si todos tenemos claro nuestras respectivas competencias, la existencia del parque regional puede resultar beneficiosa. Pero hay que hacer un esfuerzo por delimitar esas competencias y desarrollar la colaboración entre administraciones.

Foto: Sergio PrietoFoto: Sergio Prieto

Algunos asturianos opinan que el Principado no es tratado con la ecuanimidad que exige su «aporte» territorial al parque. ¿Tienen razones para pensarlo?
¡Claro!, pero si vas a Castilla y León oirás que los asturianos nos llevamos todo porque tenemos las mayores infraestructuras, porque ellos son los pobres del parque, etcétera. La decisión de permitir la caza en la parte leonesa y prohibirla en las otras dos comunidades del parque es producto de un delicado proceso de negociación. En Castilla y León la caza está muy arraigada, y decidimos establecer una moratoria para que ese tránsito del todo a la nada no fuera traumático y penetrara en la mentalidad de los residentes locales.

¿Pero la intención del Parque Nacional es erradicar la caza a medio plazo?
Total y absolutamente. Cuando entre en vigor el PRUG, progresivamente se van a ir reduciendo los permisos de caza, y al término de seis años –periodo de vigencia del Plan– no se cazará.

Ayuntamientos, ganaderos… y ahora es la iglesia la que, por el asunto de la carretera a Covadonga, se manifiesta contra el parque ¿Tiene algún amigo el parque?
La gente tiene que saber que el parque no solo no produce perjuicios sino que conlleva beneficios económicos y sociales. La gente tiene que saber que la restauración de una casa puede ser subvencionada por el parque al cien por cien.

¿Esto significa que ha habido una desinformación consciente para poner a la población en contra del parque?
Eso existió y es fundamental romper mitos. En mi primera visita a Tielve lo primero que escuché fue que el Parque Nacional había introducido lobos en Picos y que tiró culebras desde helicópteros, bueno unas historias… Hay que ir deshaciendo esos mitos y explicarles que sí, que hay lobos, y que hay daños también, pero que la ganadería no se maneja como hace 15 o 20 años. No tengo datos ahora, pero no creo que haya muchas familias en Picos de Europa que tengan como única actividad la ganadería. El ganadero tiene derecho a que los daños producidos por el lobo le sean reparados y rápidamente, pero también tiene la obligación de profesionalizarse; no vale con dejar las ovejas y las vacas en la montaña y desentenderse de ellas.

Cinco pueblos enclavados en el parque recibirán 130 millones de pesetas para promocionar el desarrollo sostenible, se han aprobado 100 millones para mejorar caminos, y las subvenciones del Parque Nacional lo ponen a la cabeza de la Red estatal. ¿Esperaba el Gobierno a tener la dirección de Picos para inyectar dinero?
Es que el PRUG aprobado exige una inyección de dinero que hasta ahora, por no tener una norma adecuada, no pudo tener, y no porque haya una directora –entre comillas– consolidada. Es cierto que da menos problemas un parque con un director, pero los conflictos no venían porque no hubiera director –que, por otra parte, lo hubo, estuvo Jesús Casas, pero era un dirección desde Madrid, y desde Madrid esto no se puede dirigir, ni se dirige desde Oviedo–. Fundamentalmente es gracias al Plan Rector que haya inversiones, y el Estado va a tener que dedicar mucho más dinero. 

Tu llegada coincidió con la terminación del polémico funicular de Bulnes. ¿Entre los que quieren un uso indiscriminado y los que reclaman la utilización exclusiva por los vecinos, dónde se sitúa el parque?
El día que subí por primera vez a Bulnes –era un 3 de agosto, y las obras del funicular estaban paradas por orden del Principado– dije que si bien el funicular se concibió para suprimir el aislamiento de Bulnes, una inversión de tal calibre sólo para trece o catorce vecinos no tenía sentido. Y me remito al PRUG donde se limita el número de viajeros claramente.

¿De qué número estamos hablando?
Son 28 pasajeros por viaje con una frecuencia de 30 minutos desde las nueve de la mañana a ocho de la tarde, aunque se ha previsto la posibilidad de que los vecinos puedan usarlo fuera de ese horario en caso de emergencia. El Plan Rector es muy claro, y no hay otra interpretación posible. Yo, sinceramente, pienso que si se hace una buena regulación no tendrá el impacto que algunos sectores, en concreto el representado por Avelino Cárcaba, teme. 

Es decir, se va a respetar el límite fijado en el PRUG
Sí, sí, absolutamente. 

Un poco de política ficción. ¿Te opondrías al túnel si se comenzara ahora?
El poder decisorio del parque lo tiene la Comisión Mixta. Es decir, no hubiera dependido de mí. Lo que sí puedo decir –con todos mis respetos a mis predecesores– y como licenciada en Derecho que soy, es que las cosas hay que hacerlas con todas la de la ley.

¿Quién gestionará el funicular?
En la última Comisión Mixta, del 14 de febrero, se acordó que la gestión del funicular debe ser de la Comisión, aún cuando la titularidad del funicular es del Principado de Asturias que es quien lo ha pagado.

El Colectivo Montañero de Defensa de los Picos de Europa dice que el Estudio de Impacto Estructural que ha hecho el Principado es un documento fantasma, y que no se han podido presentar alegaciones.
El Plan Rector, que Avelino Cárcava conoce bien por ser del Patronato, establece el número de viajeros salvo que el Estudio de Impacto Estructural aconseje o determine un número menor. Es decir, cuando se votó el PRUG ya se sabía que había un estudio en marcha. Por otra parte, jurídicamente no sé qué es un estudio de impacto estructural, sí sé lo que es un estudio de impacto ambiental porque está reglado. De todas formas desconozco a día de hoy el contenido de ese estudio, lo que sé de él lo sé por la prensa. 

El próximo 12 de mayo te vas a reunir con otros directores de parques nacionales y federaciones de montaña. (*)
Esta reunión forma parte de una ronda que se inició en Canarias en 1999. Después ha habido encuentros en Sierra Nevada y Aigües Tortes y ahora en Picos se pretende culminar un documento que se inició en Canarias. Es un documento con las aportaciones de las federaciones de montaña de Canarias, Andalucía, Cataluña y de las tres comunidades que participan en Picos de Europa, y la propia Federación Española, y habrá que elevarlo a la dirección del Organismo Autónomo de Parques Nacionales.

El motivo de estos encuentros es llegar a un acuerdo entre deportistas y administraciones sobre señalización y refugios, principalmente. ¿Los refugios de Picos causan desvelos al Parque?
No. En principio no hay ningún problema. Es más, tengo una excelente relación den la Federación Asturiana de Montañismo y en la propuesta de señalización del Parque añadí la necesidad de señalizar los GR y los PR. Además ¡es que no puede haber problemas de este tipo en un parque de montaña! 

Entre las organizaciones proteccionistas que quieren un turismo no invasivo y los pueblos, que prefieren un turismo sin cortapisas. ¿Qué modelo está dispuesto a aceptar el Parque? 
El modelo del equilibrio. En el equilibrio está la virtud. Tiene que existir un equilibrio entre la conservación de la naturaleza y el desarrollo sostenible y ponderado de la economía de los Picos. El lema de la reunión de parques nacionales del mundo que se va a celebrar en Durbam el año que viene es «Beneficios más allá de los límites», es decir, el modelo Yellowstone está caduco. Los parques nacionales no son museos; representan un ecosistema, pero un ecosistema vivo donde hay gente, y si hay gente, hay intereses.

Además del funicular, de la ampliación de la carretera a los lagos, y de la falta de organización a la que aludiste ya ¿qué otras cuestiones urge resolver?
El problema de Picos de Europa es un problema de educación ambiental de la población. Eso no se logra en poco tiempo. Si los propios vecinos no saben querer a su tierra, por mucho que se empeñe la Administración, por mucho dinero que se inyecte, no se llegará a ningún lugar.

Volver a portadilla

En Desnivel.com te ofrecemos gratuitamente la mejor información de montaña y escalada, actualizada diariamente y abierta a todos los que nos visitáis. Puedes contribuir al mantenimiento de este medio usando la Librería Desnivel para tus compras habituales de libros y guías o subscribiéndote a nuestras revistas (también te las ofrecemos en formato digital). Gracias por vuestro apoyo.
Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información
Cargando comentarios...

Gracias por su comentario

Haz tu comentario

Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es único responsable de sus comentarios.
  • Desnivel se reserva el derecho a eliminarlos. 
Escribe tu comentario Número de caracteres (500/500)

Comentar sin registrarme

Este usuario ya existe. Prueba con otro.

Usuario disponible

Comprobando usuario...

Código de seguridad

Usuario registrado ¿Olvidaste tu contraseña?

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Literatura de montaña

  • Transalpina en BTT Enrique Antequera Te ofrecemos toda la información para que no tengas excusa a la hora de afrontar...
  • Mujer mariposa mujer tortuga Pati Blasco Este libro es una recopilación de textos del blog de la autora y también de...
Publicidad

+ Personajes [no usar]

Ver todo Personajes [no usar]
Publicidad
Publicidad
Siguenos en: | Twitter | Facebook | Youtube | RSS |


© Ediciones Desnivel SL.,
Work
Calle San Victorino, 8
28025 Madrid -
Tfno.
Work Suscripciones 91 360 22 69 - Centralita 91 360 22 42
© Librería Desnivel,
Work
C/Plaza Matute 6
28012 Madrid -
Tfno.
Work 91 369 42 90
- Abrimos las 24h en www.libreriadesnivel.com